Autor: J. R. R.. 
 A los nuevos gobernadores civiles. 
 "No se puede ser leal a algo, si no se es leal a todo"     
 
 Nuevo Diario.    26/11/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

A los nuevos gobernadores civiles

«No se puede ser leal a algo, si no se es leal a todo»

MADRID. (Por J. R. R.)

Han jurado sus cargos los nuevos gobernadores civiles nombrados recienemente. Los actos se han celebrado primeramente en el Ministerio de la Gobernación y luego en el Consejo Nacional.

Una nota a Va que de ninguna manera hubiera querido referirme, pero que no bay más remedio por lo curiosa, es que mientras los gobeóuaidores juraron en Gobermación con trajes oscuros y camisas blancas, minutos después aparecían en el Consejo Nacional con sus camisas azules.

DISCURSOS

El ministro de la Gobernación tuvo páirafos sustanciosos afl dirigirse a loe nuevos gobernadores. Merece la pena resaltar el momento en que se refirió a los tres hitos que marcan de manera indeleble la vida de la nación:

"El dieciocho de judio de mil novecientos tneirtta y seis, base y sostén de todo lo que ha sido nuestra política posterior. Adecuado a las circunstanciáis del tiempo actual, ha de ser sustentación de todo cuanto queremos y anhelamos; ej catorce de diciembre de mil novecientos sesenta y seis, en que se planeó y se aprobó con una mayoría abrumadora la ley Orgánica del Estado, que entraña el ordenamiento jurídico del país, y ei veintidós de junio del présente año, en que se determina Ja forma en que se ha de llevar a cabo la sucesión, cuanído este hecho se produjere. Lealtades que fonmají una auténtica pina, ea la cual no se puede ser teal « algo sin ser leal a todo."

MOVIMIENTO

El señor Fernández Miranda dijo que prefirió llevar al Consejo el acto de juramento por un claro e inequívoco significado institucional, ya que la Secretaría General (donde tradicionalmmte se celebraban estos actos) es el órgano ejecutivo de los acuerdo? del Consejo Nacional.

Al referirse a la lealtad, que es fundamento de nuestro trabajo y nuestro servicio, dijo el ministro secretario general del Movimiento que glosando las palabras de Garicano Goñi quería ser específicamente claro e inequívoco. Y agregó:

"Nuestra lealtad, la lealtad de nuestro trabajo y nuestro servicio tiene cuatro expresiones nítidas y claras: lealtad a España, lealtad al 18 de julio, en cuanto éste representa la voluntad inexorable del pueblo español de encontrar nuestro definitivo camino de convivencia, de grandeza, en la paz y en la libertad.

Lealtad al Caudillo, al jeíe nacional, al jefe vitalicio de nuestro Movimiento y fundador de nuestro Movimiento y fundador de nuestro nuevo Estado, encarnación de la ejemplaridad al servicio de la patria. Y lealtad al Príncipe de España, en quien esa vo. luntad de continuidad se especifica. El Príncipe que ante las Cortes, el 23 de julio, dijo de modo inequívoco que recibía de manos de S. E. el Generalísimo Franco la legitimidad surgida del 18 de julio.

Esas cuatro lealtades no son más que la lealtad que nace de la pasión por España, que Os va a inspirar en vuestro trabajo y en vuestro servicio. Empleo aquí estos términos de trabajo y servicio en el sentido exacto en que los emplean núestras Leyes Fundamentales cuando la Declaración I de Fuero del Trabajo nos dice que el trabajo es el titule más noble de jerarquía y honor, y cuando dice que el servicio no es otra cosa que el trabajo que se presta con heroísmo, desinterés y abnegación, con la decisión de contribuir al bien superior que España representa. Creemos en vuestra intelivountad de entrega, vuestra capacidad.

Estamos seguros de vuestro servicio y de vuestro trabajo, y, como siempre, con palabra entrañable, esta esperanza la expresamos en nuestro grito, en el grito de nuestra pasión por Españar, en el "¡Arriba España!"

 

< Volver