Consejo de Ministros en El Pardo. 
 El Proyecto de Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional a las Cortes     
 
   18/03/1967.  Página: 3-4. Páginas: 2. Párrafos: 30. 

El Proyecto de ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo nacional, a las Cortes

En el palacio de El Pardo, cerca de las diez de la noche, termi-16 ayer, bajo la presidencia de su Excelencia el Jefe del Estado, un importante Consejo de Ministros, que había despertado cierta expectación en los círculos políticos. La importancia de este Consejo se vio confirmada a las once, en el ministerio de Información y Turismo, por las manifestaciones de su titular, don Manuel Fraga Iribarne, a los periodistas españoles.

El ministro, acompañado, como siempre er estas reuniones, por el director general de Prensa, don Manuel Jiménez Quílez, y el director de la Oficina de Información Dip1omática, don Adolfo Martín Gamero, aludió brevemente a la escueta referencia oficial de lo tratado en el Consejo, y a continuación, al anunciar lo más relevante de la sesión plenaria del Gobierno, habló así:

"Y con esto paso a referirme al tema principal al que hemos dedicado la mayor parte de nuestro trabajo, que es el acuerdo por el que se remite a las Cortes el proyecto de Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional.

Remitido el proyecto de ley sobre libertad en materia religiosa y el de epresentación de las familias, ahora se envía este proyecto de Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional.

Con este proyecto queda completo lo que se refiere al Consejo y a la composición de las Cortes, toda vez que la representación sindical puede ser regulada dentro del mismo sistema que hasta ahora, adaptando la distribución de los puestos a los 150 escaños que ahora se le atribuyen.

DEFINICIÓN DEL MOVIMIENTO

Pasando al proyecto que ahora nos ocupa, la Ley Orgánica del Estado se refiere en diversos artículos al Movimiento Nacional, y así en el artículo cuarto define al Movimiento Nacional como la comunión de los españoles en los principios a que se refiere el artículo tercero, informa el orden político abierto a la totalidad de los españoles, y para el mejor servicio de la Patria promueve la vida política en régimen de ordenada concurrencia de criterios.

Esta definición del Movimiento Nacional es completada con una serie de alusiones en otros artículos. Así el sexto dice que el Jefe del Estado ostenta la Jefatura Nacional del Movimiento y cuida de la más exacta observancia de los principios del mismo y demás leyes fundamentales; en el apartado f) del artículo séptimo se atribuye al Jefe del Estado la facultad de presidir, si lo estima oportuno, las deliberaciones del Consejo del Reino y del Consejo Nacional; el artículo 14, en su número quinto, establece que el presidente del Gobierno, en nombre del Jefe del Estado, ejerce la Jefatura Nacional del Movimiento, asistido del Consejo Nacional y del secretario general; el título cuarto del Consejo Nacional, en su artículo 21, señala los fines del Consejo Nacional. El 22 hace referencia a la organización del mismo, y el 23 señala las atribuciones del Consejo Nacional.

Hay otros artículos en los que existen estas referencias fundamentalmente al tratar del recurso de contrafuero, en los artículos 59 y siguientes. Se atribuye al Consejo Nacional la facultad de establecer este recurso en determinados casos y supuestos.

LINEAS DE DESARROLLO

En definitiva, en multitud de artículos, la Ley Orgánica se refiere al Movimiento, destacando especialmente ´ Jefatura y su Consejo Nacional.

Era, por lo tanto, necesario re-, guiar en vía complementaria el Movimiento Nacional y de modo especial su Consejo Nacional, toda vez que éste es uno de los principales elementos que integran las Cortes. Por otra parte, es una Cámara autónoma a la que se atribuyen importantes facultades y, por último, la ley lo concibe al lado de la Jefatura Nacional que ostenta el Jefe del Estado y, por delegación suya, el jefe del Gobierno, como órgano colegiado del Movimiento que preside su desarrollo y regulación permanente.

Recogieudo el espíritu y la letra de la Ley Orgánica, la ley que ahora se envía a las Cortes y que las Cortes discutirán y mejorarán, prevé unas líneas maestras de desarrollo de estas disposiciones de la ley en base a un proceso gradual de perfeccionamiento y reforma. De modo que en lo que no está especialmente dispuesto por esta ley, se mantienen las disposiciones en vigor hasta que el Consejo Nacional vaya proponiendo su perfeccionamiento y reforma; se recoge y puntualiza todo lo relativo a la Jefatura Nacional del Movimiento que el Caudillo conserva, pero que hay que puntualizar en una nueva fase para cuando se cumplan las previsiones de la ley de Sucesión, y se desarrolla de modo muy especia] todo lo relativo al Consejo Nacional.

Consejo Nacional que tiene una parte nombrada por el Jefe del Estado, que al cumplirse las previsiones sucesorias pasarán a ser la solera del Consejo. La ley tiene poco que decir, pues está delimitada esta parte de la constitución del Consejo Nacional por la Ley Orgánica. Luego se prevén doce miembros representantes de las estructuras básicas de la comunidad nacional: familia, Corporaciones locales y Sindicatos. Y, por último, el Consejo estará constituido por un consejero elegido por cada provincia;

ÓRGANOS ABIERTOS A TODOS LOS ESPAÑOLES

La ley en este punto, siguiendo, el desarrollo de la Ley Orgánica, que declara el Movimiento como algo abierto a todos los españoles, tiene especial cuidado en recordar que todos los órganos del Movimiento están abiertos a todos los españoles, y precisamente por eso, al llegar a la elección de este grupo de consejeros, desea que representen a toda la comunidad nacional, razón por la cual establece un sufragio de segundo grado por compromisarios, en el cual participan los Ayuntamientos como representantes de toda la comunidad nacional. También participan los Consejos Locales del Movimiento. El procedimiento de candidatura es muy amplio y abierto y mantiene este carácter de enorme apertura y represe ntatividad.

INFORMACIÓN IRRESPONSABLE

Quiero hacer una observación. Ayer se ha publicado, facilitado por una Agencia, un resumen de un supuesto borrador en relación con este asunto.

No quiero opinar oficialmente sobre esto, esto que se ha abierto un expediente, del que resultará lo que corresponda; pero sí tengo que decir con toda claridad que cualquiera que sea el origen de este documento y cualquiera que sea la posibilidad de que corresponda a una fase muy anterior de elaboración en algunos de los órganos que intervino en ella, ese documento no es ninguno de los proyectos que ha conocido el Gobierno en los últimos días, y su publicación debe considerarse como poco responsable y los comentarios que se han hecho no tienen ninguna base.

Es muy probable que ese documento quizá recoja una fase anterior en alguno de los órganos consultivos, pero la publicación de ese tipo de documentos no puede considerarse responsable, porque contribuye a llevar la confusión a la opinión. Y no puedo aceptar la excusa de que las fases por la que pasan todos los proyectos interesan al público, pues estas fases tienen un proceso confidencial.

CONSEJO DE MINISTROS

Repito que ese documento no tiene nada que ver con lo que ha sido sometida al Gobierno y estimo que de los comentarios que se hagan no debe deducirse ninguna comparación entre esta información y el proyecto del Gobierno, y que no debieran hacerse hasta que dentro de unos días se publique el texto en el "Boletín Oficial de las Cortes".

CARÁCTER PRUDENTE Y GRADUAL

Esto me parece ser lo más esencial, porque en cuanto a los demás órganos a que se refiere la ley, que son la Secretaría General, los Consejos Provinciales y Locales y todas las demás organizaciones, sigue en vigor la reglamentación actual, pero expresamente se prevé un proceso gradual de perfeccionamiento y reforma.

Subrayo el carácter prudente y gradual del proyecto de ley; el especiaL desarrollo de todo lo que se refiere al Concejo Nacional para que «1 mismo pueda empezar a funcionar inmediatamente; el carácter de absoluta apertura a todos los españoles de todos estos órganos y organizadores del Movimiento; el carácter representativo que se da al Consejo Nacional en todas sus fases, y la conveniencia de esperar para formar criterio a que este proyecto se publique en el "Boletín Oficial de las Cortes", evitando la confusión informativa de que en estos días hemos tenido un ejemplo poco oportuno."

LOS ACUERDOS DEL CONSEJO

Presidencia del Gobierno—Acuerdo por el que, se remite a las Cortes un proyecto de Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional.

Gobernación.—Decreto por el que se aclara el de 16 de febrero de 1967, de convocatoria de elecciones provinciales.

Educación y Ciencia.—Decreto por el que se nombra rector de la Universidad de Valencia a don Juaa José Barcia Goyanes.

Decreto sobre atribuciones pro fesipnales de los aparejadores y peritos titulados por planes de estudios derivados de la ley de 20 de julio de 1957.

Comercio.—Decreto por el que se nombra director general de Instrucción Marítima a don José Ramón Caamaño Fernández.

 

< Volver