Autor: Aguilar, Juan de. 
 Consejo de Ministros. 
 Se envía a las Cortes el proyecto de Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional  :   
 Como órgano colegiado del Movimiento, el Consejo presidirá su desarrollo y regulación permanente. 
 Pueblo.    18/03/1967.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

El Consejo Nacional del Movimiento será una Cámara autónoma con importantes funciones

La Familia, el Municipio y el Sindicato tendrán en este organismo doce miembros

Todas las provincias elegirán un consejero por un sistema de candidaturas amplio y abierto

COMO ÓRGANO COLEGIADO DEL MOVIMIENTO, El CONSEJO PRESIDIRÁ SU DESARROLLO Y REGULACIÓN PERMANENTE

No correspondía haber celebrado ayer Consejo de Ministros, de acuerdo con el calendario señalado previamente para esta daae de reuniones del Gobierno, ateo Comisión Delegada de Asuntos Económicos.

Turo, por tanto, carácter de extraordinario, y asi nos lo subrayó a los periodistas el titular de Información y Turismo, don Manuel Fraga tóbame, cuando a las once de la noche nos recibió en su Departamento para ampliarnos la referencia de los asuntos que habían sido tratados. Pero la proximidad de las fiestas de Semana Santa y la urgencia de despachar asuntos de indudable interés, aconsejaron su anticipación en una semana.

El mismo carácter de extraordinario tuvo el asunto principalmente estudiado y debatido por los ministros. El que centró y ocupó la mayor parte del tiempo y del interés de la reunión. Importante, de cara al nuevo orden que va configurándose, fue el acuerdo, adoptado a propuesta de la Presidencia del Gobierno, de remitir a las Cortes el proyecto de Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional.

Antes de entrar de Heno en explicaciones de un tema de tan manifiesta entidad, el sefior Fraga Iribarne hizo referencia a otros acuerdos—muy pocos—aprobados en la misma reunión del Consejo. Por ejemplo, un decreto de Gobernación aclarando, con respecto a la convocatoria de elecciones provinciales, el sistema de fijación de turnos que afecta a la participación progresiva en las Diputaciones de los representantes de la Organización Sindical. Y dos nombramientos: el del rector de la Universidad de Valencia y el del director general de Instrucción Marítima.

Volvió luego el ministro al tema del envío a las Cortes del proyecto de Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional, que completa los anteriormente remitidos sobre libertad en materia religiosa y representación familiar, subrayando que con este proyecto queda completo lo que se refiere al Consejo y a la composición de las Cortes, toda vez que la representación sindical puede ser regulada dentro del mismo sistema que hasta ahora, adaptando la distribución de los puestos a los 150 escaños que ahora se le atribuyen. «Es decir—añadió—, que no creo que se remitan a las Cortes más proyectos de ley, ya que con éstos es posible entrar a funcionar en una nueva legislatura con toda normalidad.»

Poso de relieve el señor Fraga Iribarne cómo la Ley Orgánica del Estado se refiere, en varios de sus artículos, al Movimiento Nacional. «Citemos —dijo—, por ejemplo, el cuarto, que define al Movimiento como la comunión de los españoles en ordenada concurrencia d e criterios, dentro de un orden político abierto a todos, definición que viene a completarse con una serie de alusiones en otros artículos del mismo texto, como el sexto, que dice que el Jefe del Estado ostenta la Jefatura Nacional del Movimiento, o el apartado f) del séptimo que atribuye al Jefe del Estado la facultad de presidir, si lo estima oportuno, las deliberaciones del Consejo Nacional, y el catorce, en su número cinco, estableciendo qne el presidente del Gobierno, en nombre del Jefe del Estado, afierce la Jefatura Nacional del Movimiento o los veintiuno, veintidós y veintitrés que señalan los fines del Consejo, su organización y sus atribuciones.»

También se refirió a otros artículos, en los que se hace la misma referencia al tratar del recurso del contrafuero, atribuyendo al Consejo Nacional la facultad de establecer dicho recurso en determinados casos y supuestos. «Es decir —añadió—, que como ustedes conocen, en multitud de artículos de la misma, la Ley Orgánica del Estado hace referencia al Movimiento Nacional y de manera especial a su Jefatura y su Consejo.»

Partiendo de estas premisas puso de relieve el señor Fraga Iribarne la necesidad de regular en vía complementaria el Movimiento Nacional, y en especial su Consejo, teniendo en cuenta, por una parte, que éste es una de las . principales partes integrantes de las Cortes y, de otra, que se trata de una Cámara autónoma a la que se atribuyen muy importantes facultades. En fin, al Consejo la Ley lo concibe, al lado del Jefe del Estado en su calidad de Jefe Nacional del Movimiento y, por delegación suya, el Presidente del Gobierno, como órgano colegiado de dicho Movimiento que preside su desarrollo y regulación permanente.

Prosiguió diciendo el ministro que el proyecto de L e y que ahora se remite a las Cortes, para que por éstas se discuta y mejore en lo que sea posible, prevé, acomodado al espíritu y la letra de la Ley Orgánica del Estado, anas lineas maestras de desarrollo de estas disposiciones de la Ley, en base a un proceso gradual de perfeccionamiento y reforma. Se recoge y regula todo lo relativo a la Jefatura Nacional.del Movimiento, qne el Caudillo conserva, pero que hay que puntualizar, en una nueva fase, para cuando se cumplan las previsiones de la Ley de Sucesión y se desarrolla, de forma muy especial, todo lo relativo al Consejo Nacional.

Dijo más adelante que el Consejo Nacional tiene una parte nombrada por el Jefe del Estado que, cuando se cumplan las previsiones sucesorias, pasará a constituir como la solera de este organismo, aun cuando en esta parte el proyecto no entra, por entenderse que está perfectamente delimitada por la Ley Orgánica. Aparte de estos representantes, se prevén otros doce miembros representantes de las estructuras básicas de la sociedad, que son: la Familia, el Municipio y el Sindicato, y, por último, se completará con un consejero elegido por cada provincia.

Declarado, e 1 Movimiento por la Ley Orgánica como algo abierto a todos los españoles, con acceso a todos sus órganos, es lógico que la Ley, al tratar de la elección de este último grupo de consejeros, puntualice que han de representar a toda la comunidad nacional, por lo cual establece un sufragio de segundo grado por compromisarios, en el que participarán todos los Ayuntamientos, como auténticos representantes de esa comunidad, concediendo asimismo participación a los Consejos Locales del Movimiento. «Todas estas consideraciones —añadió— hacen que se establezca un sistema de candidaturas muy amplio y abierto.»

Llevaba ya dicho todo esto cuando, de repente, el tono del ministro adquirió severos acentos admonitorios. «Quiero hacer un aparte — dijo— al llegar a este punto, para hacer una observación que estimo necesaria. Quiero referirme al resumen que ha publicado parte de la Prensa, facilitado por una agencia informativa, de un supuesto borrador en relación con este asunto. No quiero opinar oficialmente sobre esto, puesto que se ha abierto un expediente, del que resultará lo que corresponda, pero sí tengo que decir, con toda claridad, que cualquiera que sea el origen del documento en cuestión y cualquiera que sea la posibilidad de que corresponda a una fase muy anterior de elaboración en alguno de los órganos que intervino en ella, no corresponde a ninguno de los proyectos que ha conocido últimamente el Gobierno. Por tal razón, su publicación puede considerarse como poco responsable y los comentarios que se han hecho no tienen ninguna base.»

Continuó diciendo el señor Fraga Iribarne que la publicación de ese tipo de documentos, que probablemente recoja una fase anterior en alguno de los órganos consultivos, sólo sirve para crear un clima cíe confusión en la opinión pública, por lo que no puede admitirse la excusa de que las fases por las que pasan todos los proyectos interesan al público, pues éstas tienen un proceso confidencial. «Repito

—y el acento del ministro fue rotundo— que ese documento nada tiene que ver con lo que el Gobierno ha estudiado, y estimo que de los comentarios que se hagan no puede deducirse ninguna comparación entre dicha información y el proyecto que el Gobierno envía ahora a las Cortes. Comentarios, por otra parte, que considero no deberían hacerse hasta que, dentro de unos días, muy pocos, se publique su texto íntegro en el "Boletín Oficial de las Cortes".»

Respecto a los demás órganos del Movimiento a los que se refiere la ley, como son la Secretaria General, los consejos provinciales y locales y los restantes de él dependientes, dijo el señor Fraga Iribaime que sigue en vigor la reglamentación actual, aunque expresamente se prevé un proceso gradual de perfeccionamiento y reforma.

Terminó el ministro su conversación con los periodistas haciendo hincapié en el carácter prudente y gradual del proyecto de ley al que se había referido tan ampliamente, así como en el especial desarrollo del Consejo Nacional, la absoluta garantía de total apertura a todos los españoles de estos órganos del Movimiento y el carácter especialmente representativo que se da al Consejo en todas sus fases. «Lo que el Gobierno trata —concluyó— es de llevar adelante el mandato señalado en la Ley Orgánica Bel Estado y en esto está volcando sus mejores esfuerzos.»

Juan de AGUILAR REFERENCIA DE LO TRATADO EN EL CONSEJO

• PRESIDENCIA DEL

• GOBIERNO.—Acuerdo por el que se remite a las Cortes un proyecto de Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional.

• GOBERNACIÓN. Decreto por el que se aclara el de 16 de febrero de 1967, de convocatoria de e1ecciones provinciales.

• EDUCACIÓN Y CIENCIA.—Decreto por el que se nombra rector de la Universidad de Valencia a don Juan José Barcia Goyanes. Decreto sobre atribuciones profesionales de los aparejadores y peritos titulados por planes de estudios derivados de la ley de 20 de julio de 1957.

• COMERCIO.—Decreto por el que se nombra director general de Instrucción Marítima a don José Ramón Caamaño Fernández.

 

< Volver