La Ley del Movimiento, en las Cortes. 
 Doce artículos se aprobaron ayer     
 
 Pueblo.    14/06/1967.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 57. 

La ley del Movímiénto», en las Cortes

DOCE ARTÍCULOS SE APROBARON AYER

• El 29 bis fue el mas debatido (Dos votos en contra)

Rumor: El día 23, Pleno para aprobar las leyes de Líbertad Religiosa, Representación Familiar y Movimiento

El secretado general del Movimiento será ministro del Gobierno

EN la sesión de la mañana de ayer, la Comisión de Leyes Fundamentales de las Cortes aprobó, desde esa hora hasta la una de te tarde, los artículos 21, 22, 23 y 24 de la ley del Movimiento y cíe su Consejo Nacional. Según informamos en nuestras últimas ediciones de ayer, el contenido de esos artículos se refiere a la inmunidad, ¡a libertad de expresión y la prohibición de que un consejero sea, detenido sin autorización del presidente del Consejo Nacional fartículo 21); al régimen de trabajo del Consejo, en Pleno y en Comisión Permanente, así rfbíno por medio de ponencias para el trato de temas específicos (artículo 22); a la constitución dé la permanente fartículo 23), y a sus funciones (articulo 24).

ROBINA: LUZ VERDE PARA LA PRENSA

A la una de la tarde, luego de un breve descanso, se reanudó la sesión, y el señor Robina, alcalde de Llerena, pidió la inclusión de un nuevo artículo en la ley que diga qué la Prensa tendrá entrada a las comisiones del Pleno del Consejo Nacional. La ponencia no acepta este nuevo artículo, por considerar que es cuestión de reglamento, aunque sí acepta una sugestión formulada por varios procuradores en el sentido de que el Pleno pueda ser convocado por el vicepresidente. El artículo queda aprobado por unanimidad, con este texto:

UNANIMIDAD EN EL 25 Y EL 25 BIS

«Art. 25, I. El Pleno podrá ser convocado por el presidente y, en su caso y por su delegación, por el vicepresidente. Procederá en todo caso su convocatoria cuando lo solicite del presidente un número de consejeros no interior a un tercio del total de los componentes del Consejo.

u. El Pleno celebrará cuando menos tres periodos ordinarios de sesiones al año, que se abríran con un informe político del Gobierno.

III. La comisión permanente se reuanirá cuantas veces sea necesario, y podrá ser convocado por el presidente o, por su delegación, per el Vicepresidente.»

El articulo 25 bis, introducido por la ponencia, se aprueba tambien con el siguiente texto:

«Art. 25 bis. Los miembros del Gobierno podrán asistir a las sesiones plenarias del Consejo. Asimismo, podrán intervenir en ellas con la venia de la presidencia.»

EL ARTICULO 26, PODADO

Al articulo 26, la ponencia admite suprimir una Erase, de acuerdo con la propuesta del señor Díaz Llanos, y tamtáérs por unanimidad, queda aprobado así:

«Art. 26. I. Los actos del Consejo revestirán la fOrma de acuerdos, dictámenes, Informes, memorias, moeiones y propuestas, según ták casos.

II. Los acuerden del Pleno y de la Comisión Permanénte se tomarán por mayoría de votos de los Místenles, salvo cuando las leyes o el reglamenta del consejo exijan quorum especial de cia o votación.

En todo caso para la validez de los dos será necesaria la asistencía de la mitad más uno de sus componentes.»

NUEVA REDACCIÓN PARA EL 27

Se aborda entonces el articulo 27. El señor Villegas, apoyado por varios procuradores, pide se desarrolle" también en este articulo el apartado b) del artículo 60 de la Ley Orgánica del Estado, con Jo que no está de acuerdo la ponencia. Se generaliza la discusión, intervienen varios procuradores, y, por fin, la ponencia acepta hacer una nueva redaccion que. será sometida por la tarde a la comisión de leyes ftiíttlarnentales. A las dos y cuarto, el presidente suspendió la sesión.

LA SESIÓN DE LA TARDE

Se reanudó a las seis y cuarto, para continuar el estudio del artículo 27, que qued6 pendiente de nueva redacción está mañana. La ponencia, representada esta vez por don Licinío de la Puente, presentó una nueva redacción con la que no estuvo conforme el señor Villegas, quien afirmó que, el que un tercio de consejeros pueda promover el recurso de contrafuero «es concitar una minoría que supondría un riesgo». Se mantiene en el mismo lugar Ja ponencia, y eí artículo se aprueba por unanimidad con el siguiente texto:

Art, 27.—1. Podrán formular propuesta inicial para promover el recurso de contrafuero, en la forma prevista en el apartado a) del artículo 60 de la Ley Orgánica del Estado:

a) Un grupo de consejeros que suponga más del tercio del total de los mii-mJiros del Consejo.

b) La Comisión Permanente del Consejo.

2. Los consejeros nacionales podrán dirigirse a la Comisión Permanente del Consejo y exponer las razones que tengan para suponer que una ley o disposición general del Gobierno vulnera los Principios del Movimiento o Leyes Fundamentales del Reino. La Comisión Permanente decidirá si procede o no tomar «n consideración Ja sugerencia.

• REYES MORALES: «OMBUSMAN»

Se pasa al articulo 28, al que se presentan varias enmiendas. El señor Beyes concibe Ja sección especial del Consejo nacional Como «similar a la institución inglesa "ombúsman", que informa al Parlamento de las quejas fundadas del ciudadano contra la Administración». Pide por ello que dicha sección especial pueda efectuar investigaciones cerca de la Administración y sua organismos autónomos, para obtener una mayor información. El señor Villegas pide, por su parte, que esta sección informe preceptivamente en todos los trámites del recurso de contrafuero. Ninguna cié dichas enmiendas es aceptada por la ponencia.

SÁNCHEZ AGESTA: APELACIÓN ABIERTA AL CONSEJO

El señor Nieto García (don Luis), apoyado después por el señor Sánchez Agesta, pide que «todo español tenga derecho a dirigirse al Consejo Nacional, siempre que se sienta lesionado en sus derechos y ¡ibertades». La ponencia acepta la inclusión dé un segundo párrafo en este sentido y el articulo es aprobado, pendiete de nueva redaccion.

FUEYO: LOS INGOBERNABLES

Se pasa a discutir ei articulo 29, que trata del Reglarnento del Consejo Nacional. El señor Udina sé opone a que su aprobación sea por decreto, y considera preferible que tenga rango de ley y sea aprobado por las Cortes. El señor Martínez Estertielas no está de acuerdo con el señor Udina, pero quiere que se suprima el párrafo «de acuerdo con el Gobierno», petición en la que le apoyan don Miguel Primo (Je Rivera y el señor Gómez de Aranda. El señor Fueyo, en nombre de la ponencia, rechaza ambas enmiendas, pues «hay que evitar que la crítica de la acción del Gobierno se haga en forma que convierta al país en ingobernable». Se aprueba el articulo, con los votos en contra de los señores Primo de Rivera, Martínez Esteruelas y Marcos Chacón, con la redacción siguiente:

Art. 29.—El Consejo Nacional, de acuerdo con el Gobierno, redactará y aprobará su Reglamento, que será elevado a la sanción del Jefe del Estado.

Poco antes de las siete y media, el presidente señor Bau, concedió un descanso de quince minutos.

• SE ACEPTA EL TEXTO DEL 28

A las ocho y diez de la tarde se reanuda la sesión, y la ponencia lee la nueva redacción del artículo 28, aprobado antes del descanso, y que es aceptada por la Comisión:

«Art. 28 Par» el cumplimiento de la función que la Ley Orgánica, del Estado atribuye al Consejo Nacional de velar jpor el ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en las leyes fundamentales, se creará en su seno una Sección especial, presidida por un miembro de la. Comisión Permanente elegido por la misma y de la que formen parte seis consejeros elegidos por el pleno, cuatro de los cuales habrán de tener la condición de letrados.

Todos los españoles podrán dirigirse a esta comisión para pedir el amparo de sus derechos y libertades que consideren lesionados y no estén protegidos por una jurisdicción. Las condiciones de legitimación y los requisitos y trámites partí el ejercido dé este derecho, serán establecidos a propuesta del Consejo Nacional.»

• AMPLIO DEBATE DEL ARTICULO 29

Comienza el debate sobre ei articulo 29 bis, que se refiere a que el secretario general del Movimiento será ministro del Gobierno. El señor Oriol no está conforme con esta implicación del secretario general del « Movimiento-organización» con la Administración del Estado. Tampoco lo está el señor Sánchez Agesta, quien dice que «el Consejo Racional puede ser burlado a través de la relación dei secretario general con el presidente del Gobierno, que es quien lo nombra y puede separarlo de sus funciones». Pide, en definitiva, que sólo se hable del secretario general del Consejo Nacional, «pues en ningún otro artículo de la presente ley se ha hablado del secretario general del Movimiento».

Interviene también el señor Udina Martorell. quien llega a la misma conclusión que el señor Sánchez Agesta; pero apoyándose en que la Ley Orgánica del Estado no habla para nada de] ministro secretario general del Movimiento.

Por la ponencia contesta don Jesús Fueyo, en intervención extensa. «La cuestión es delicada y la ponencia ha empleado muchas horas de trabajo en su estudio», comienza declarando, E! dilema está planteado en si el secretario general lo es de la organización del Movimiento en sentido amplio, o lo es del interior del Consejo Nacional.

• FUEYO: EL GOBIERNO Y LOS PRINCIPIOS

«¿Por qué el secretario general forma parte del Gobierno?» —se pregunta el señor Fueyo — . Y responde:

«porque es un problema de frenas y contrapesos; a lo largo de treinta años, la síntesis española ha sido establecer una armonía entre los que dirigían los principios y los que dirigían el Gobierno y. además, porque nos dirigía un hombre que estaba por encima de frenos y contrapesos. El secretario general no es un ministro sin cartera, sino eje de circulación entre Sas posiciones políticas del Gobierno y las de política de principios y de crítica por parte del Consejo Nacional.»

• SERIA UNA CONVOCATORIA A LA BELIGERANCIA

«La ponencia invita a la comisión —prosigue el señor Fueyo—, a que vea si de cara al futuro as positivo abrir una oposición frontal. Yo ase. guro que esa es una convocatoria a la beligerancia.»

Desde el plano del derecho constitucional, el señor Fueyo defiende la postura de la ponencia, en orden a que el secretario general lo es del Movimiento y no del Consejo Nacional. «La vinculación entre el secretario general y el consejo —dice—, no es exahustiva; no hay más que observar el mecanismo de cese.

El secretario general cesa automáticamente al cesar el presidente del Gobierno; b), por iniciativa del presidente del Gobierno y c), a petición propia. En consecuencia, el secretario general no es una figura híbrida, sino equilibrada entre el Consejo Nacional y el Gobierno.»

• SÁNCHEZ AGESTA Y ORIOL PERSISTEN

El señor Sánchez Agesta, insiste en su posición: es preciso que el secretario general siga las orientaciones del Consejo Nacional, tratar de conseguir una síntesis entre el secretario general del Consejo Nacional y el ministro, dependiente del presidente del Gobierno.

Para el señor Oriol, don Lucas, el señor Fueyo «maneja el enmascaramiento de las ideas de un modo magistral», pero no se siente convencido. Insiste: el secretario general no debe pertenecer al Consejo de Ministros. Finalmente, el señor Fueyo, que confiesa que «sus argumentos y su voz están agotados», mantiene el texto del artículo y repite .que no se trata de un paso atráís ni de enmascaramiento algunó.

DOS VOTOS EN CONTRA

Sometido a votación. es aprobado el artículo 29 bis, con dos votos en contra, los de los señores Sánchez Agesta y Martín Artajo, quien explica su voto de la siguiente manera: «No me opongo a qua el secretario general sea ministro, pero no creo que sea, en esta ley donde deba decirse.»

El debatido artículo dice:

«Artículo 29 bis. I. El secretario general del Movimiento será ministro del Gobierno. Su nombramiento se ajustará a lo dispuesto en el articulo 26 de la Ley Orgánica del Estado.

II. El secretario general cesará en su cargo:

a) Al cambiar el presidente del Gobierno.

b) Por iniciativa del presidente del Gobierno, aceptada por el Jefe dol Estado.

c) A petición propia, cuando haya sido aceptada su dimisión por el Jefe del Estado a propuesta del presidente del Gobiernos

Don Joaquín Bau levantó 1a sesión a las nueve y media.

RESUMEN DE LA JORNADA

Una docena de artículos han pasado a engrosar la lista de los ya aprobados, y el final se aproxima. Según se rumoreaba en los pasillos, si el dictamen queda listo el jueves, el día 23 habrá un Pleno de las Cortes para la aprobación de los dictámenes de Libertad Religiosa, Representación Familiar y Movimiento. Y por esas mismas fechas comenzará el estudio del nuevo reglamento de las Cortes.

(Cifra.)

ALGUNAS Intervenciones

VILLEGAS GIRON

«El consejo, nacional, si alguna misión tiene de caracter permanente, es la de mantener Jos principìos fundamentales. Si a la Comision permanente de las Cortes ise le da la oportunidad de un recvrso de con trafuero, por vité no se le va a dar al Consejo? La misión del consejero debe ser presentar efa denuncia

¡Es acoso más practico que un grupo de consejeros de más de un tercio sea quien lo llaga? Creo que aqui es donde está el peligro. Para aunar ese número de consejeros tiene que haber un movimiento de subversión jurídica contra un hecho que ha sido aprobado gubernamentalménte. Esto, repito, es más peligroío. Dcnde está ta disonancia es en ese tercio exigido, y no en el consejero.

CORREA VEGLISON

«En el articulo se dice que los miembros del Gobierno podrán asistir a las sesiones del Consejo. ¿No se puede pedir que ios miembros del Consejo puedan pedir la presencia de los miembros del Gobierno Recuerdo to que ocurrió en una nación vecina. Los miembros dei Gobierno no aparecían por el Senado. Todo está, acaso, muy delimitado. Cuidado, no vayamos a caer en aquella frase áe Chesterton. después de su visita a un pais de Europa: «Qué maravilloso Sist&ma: lo que no está prohibido es obligatorio".»

UDINA MARTORELL

«¿No serio lógico que el reglamento del Consejo Nacional se tramitase por una propuesta del Consejo al Gobierno y del Gobierno a las Cortes? Si el Consejo Nacional hubiera quedada fundamentado como yo la entendí, y de acuerdo con las enmiendas. yo hubiera hecho más hincapié en que este reglamento tuviese rango de ley.»

ORIOL, DON LUCAS MARÍA

«Para hacer una pregunta: ¿Por qué figura aquí esta disposición sobre el ministro secretario general del Movimiento, figurando en ía ley de Régimen Jurídico de la Administración del Estado? Yo no veo inconveniente en que en la Administración del Estado figure un Ministerio que promueva

Ta jwventud, la educación, las entidades, etcétera. Algunos dicen que fa Secretaria General tiene un estímulo, algo qtte no tienen los demás. No es la Secretaría General el único Ministerio que hace promoción politica,, entendiendo por política la actividad de tó nación.

Los ministros, entiendo, pertenecen de ta maquina de la Administración del Estado. En resumen, mi enmienda era ía Supresion de este artículo: "¿Por qué ha de formar purte de la Administración del Estado si. en realidad, forma parte de una, órgamización llamada Movimiento Nacional"?»

SÁNCHEZ AGESTA

«El probtema es que el Consejo Nacional aparece muy ampliamente diseñado, pero luego sus funciones quedan muy limitadas. ¿Quién va a ejercer esas funciones?

JESÚS FUEYO

tiAmpctrarse ahora, después de ía Ley Orr/ánica del Estado, en ía ley de Régimen Juridico de la Administrancion Central, me parece tratar de cerrar el proceso de desarrollo jurídico constitucional con tina leu tie rango inferior.

En política hay dos formas de equivocarse: una, por exceso de razón, y otra, por exceso de memoria.

El secretario general no es una figura ambigua ni híbrida, es una figura sintética entre la Jefatura del Gobierno, el Consejo Nacional y Ja Jefatura del Estado.»

ORIOL, DON LUCAS MARÍA

«francamente, el señor Fueyo rué ha, desconcertado. Maneja lo que los técnicos en psicología de masas llaman el enmascaramiento de las ideas de un modo magistral. A´o estoy abriendo —c.omo él dice— un portillo a la subversión. Estoy abriendo una puerta a la claridad.»

JESÚS FUEYO

«Yo no he empleado este término "monorravm", aducido por el señor Oriol. Es enteramente suyo. Sí le puedo ofrecer otro: "polimatia". un término que Heráclito utiliza para señalar ios prejuicios que produce a Ja inteligencia el exceso de estudia.»

Trece enmiendas al proyecto de ley sobre Secretos Oficiales

Un total de 13 enmiendas han sido presentadas al proyecto de ley sobre Secretas Oficiales, según se informa en fuentes competentes.

Como se sabe, el plazo de presentación de enmiendas a este proyecto expiré el pasado lunes.

(Europa Presa.)

14 de junio de 1967

PUEBLO

 

< Volver