El prelado de Oviedo llama la atención sobre la gravedad del odio     
 
 ABC.    19/01/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL PRELADO DE OVIEDO LLAMA

LA ATENCIÓN SOBRE LA GRAVEDAD DEL ODIO

Oviedo, 18. (Efe.) «La muerte, causada a una persona como medio para imponer una

solución es la mayor violencia posible infringida a una persona con propósito de

eliminarla para que no moleste o para atemorizar a sus allegados o

correligionarios.»

Así escribe el arzobispo de Oviedo, monseñor Díaz Merchán, en un documento que

publica el boletín del Arzobispado y en el que analiza diversas premisas para la

paz.

«Parece mentira —afirma— que alguien sea capaz de matar a un semejante para

conseguir una meta personal, económica o social. Sin embargo, las páginas de los

periódicos nos traen con mucha frecuencia en los sucesos o en las noticias

políticas la muerte de personas a manos de sus enemigos.

Hay quienes matan por celos, o por intereses económicos, o por ideales

políticos. Hay sin duda también muchas muertes violentas en el mundo que no

llegan, a los medios de comunicación social. La tragedia de Cain se repite con

demasiada frecuencia, amenazando la paz y la convivencia de los que somos

hermanos y deberíamos tratarnos como hermanós.

El prelado termina llamando la atención sobre la gravedad del odio, «raíz de la

agresión a los hermanos, que los deshace por la maledicencia y que a veces puede

llevarnos a violencias que jamas pasaron por nuestra imaginación».

 

< Volver