Religión. El cardenal Tarancón ataca a los exclusivismos. 
 Algunos confuden el amor a la patria con una ideología determinada     
 
 ABC.    20/06/1981.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Religión

El cárdenal Tarancón ataca a los «exclusivismos»

«Algunos confunden el amor a la Patria con una ideología determinada»

MADRID. Bajo el título «Los exclusivismos» el arzobispo de Madrid, cardenal

Tarancón, escribe en su habitual «Carta cristiana» una larga crítica contra

quienes se alzan en representantes exclusivos de la verdad, sea ésta de índole

religiosa o política. En un momento de su carta, el cardenal Tarancón señala que

«algunos confunden, él amor a la Patria con la realización de su propia

tendencia política, social o religiosa. Y consideran como antiespañoles a

quienes mantienen posturas distintas.

Siguiendo el mismo hilo conductor de la pasada semana —en la que hablaba del

llamado «involucionismo», lo que tiene de verdad y de falso—, el arzobispo de

Madrid escribe que «todavía quedan "epígonos" del pasado, es verdad. Y siguen

apareciendo, de vez en cuando, posiciones irreconciliables, posturas

exclusivistas que ponen en peligro la convivencia pacífica y la concordancia

mutua-en cuestiones, básicas, porque esos grupos se consideran en posesión de tá

verdad´absoluta —de toda la verdad— y rechazan a los que no piensan como ellos,

considerándolos como «enemigos».

CUANDO SE DICE QUE «EL PAPA ESTA MAL INFORMADO»

Al descender al terreno religioso, el cardenal Tarancón recuerda que «la fe en

Cristo es el denominador común de todos los católicos. Pero algunos reducen esa

fe a una manera concreta de vivir el cristianismo. Y consideran como malos

católicos —como enemigos— a los que no aceptan esas formas que pudieran tener su

razón en otras circunstancias, pero que no se adaptan a las necesidades y

exigencias del mundo actual». «Y como ese exclusivismo patriótico ó religioso

despierta recuerdos en mucha gente sencilla puede, fácilmente, contrarrestar y

hasta poner en peligro el progreso que indudablemente se ha conseguido.»

Más adelante, el cardenal Tarancón critica a quienes dicen que «el Papa está mal

informado» para no hacer caso a su magisterio y a aquellos otros que se

enfrentan a los obispos con toda clase de excusas.

 

< Volver