No le dejó participar en la procesión del Corpus de Toledo. 
 Don Marcelo vetó a Fernández Ordóñez     
 
 Diario 16.    19/06/1981.  Páginas: 2. Párrafos: 8. 

MADRID, VIERNES 19 JUNIO 1981

No le dejó participar en la procesión del Corpus de Toledo

DON MARCELO VETO A FERNANDEZ ORDOÑEZ

El ministro de Justicia presenció la procesión desde un balcón del Gobierno

Civil

Madrid - El cardenal primado de España y arzobispo de Toledo, Marcelo González

Martin, conocido por sus posturas integristas dentro de la Conferencia Episcopal

Española, vetó al ministro de Justicia, Francisco Fernández Ordóñez, para

presidir la procesión del Corpus Christi toledana, celebrada ayer.

Tradicionalmente el desfile procesional del Corpus en Toledo es presidido por el

titular del Departamento ministerial que se encarga de las relaciones del

Gobierno con la Iglesia católica. El veto al ministro se debe al hecho de que

Francisco Fernández Ordóñez es el autor de la ley del Divorcio.

DIARIO 16 se puso en contacto esta mañana con el secretario del cardenal Marcelo

para ratificar la noticia del veto al ministro. El secretario del cardenal se

limitó a decir —entre risas— que don Marcelo no se podía poner al teléfono.

Preguntado si había algún motivo especial para que don Marcelo González Martín

no pudiera contestar a la pregunta de DIARIO 16, el secretario volvió a repetir

que «el cardenal no se pondrá al teléfono». Ante la insistencia de este

periódico y solicitando que le fuera trasladada la pregunta al cardenal en el

sentido de por qué se había vetado a Fernández Ordóñez en la presidencia de la

procesión, el secretario respondió rotundamente: «Nunca le trasladaré esa

pregunta.» (Sigue en última página.)

Don Marcelo, intransigente hasta con Calvo-Sotelo

El ministro de Justicia se limitó ayer a presenciar la procesión desde un balcón

del Gobierno Civil de Toledo. Los gobernadores civil y militar tampoco

estuvieron presentes en el acto religioso,

El cardenal primado de Toledo indicó días pasados al Gobierno que no deseaba que

el actual ministro de Justicia presidiera los actos religiosos del Corpus

toledano, como venía siendo tradicional hasta ahora. La gestión fue encomendada

al gobernador civil de Toledo, Fernando Montero y Casado de Atnezúa, quien

trasladó a Fernández Ordóñez el

deseo del cardenal de que no compareciera a los actos religiosos «el autor de

una ley anticristiana como es la ley del Divorcio».

El presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, se ofreció a acudir a la

procesión para que no fuera e) ministro de Justicia la única representación

gubernamental, pero este ofrecimiento fue rechazado nuevamente por el cardenal

Marcelo, que no quiso de ninguna manera que asistiera Fernández Ordóñez.

Calvo-Sotelo, ante esta negativa, faltó a los actos religiosos, aprovechando la

coincidencia de la despedida al rey Jaled.

 

< Volver