Religión. El cardenal Tarancón habla de involucionismo. 
 El progreso político y social de nuestro pueblo es irreversible     
 
 ABC.    06/06/1981.  Página: 34. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El cardenal Tarancón habla del «involucionismo»

«El progreso político y social de nuestro pueblo es Irreversible»

MADRID. «Creo sinceramente que el progreso político y social que se han

conseguido en nuestro pueblo no puede volverse atrás. La Inmensa mayoría de los

hombres y mujeres de España, conscientes de su responsabilidad política y social

no renunciaría fácilmente a la participación activa en los asuntos públicos que

.las nuevas formas le han conseguido.» Este largo párrafo pertenece a una

pastoral del cardenal Tarancón, titulada «Una clarificación necesaria», que

trata sobre la tan traída y llevada «involución» en lo religioso y en lo

político.

En lo que respecta al campo religioso, el cardenal Tarancón escribe que «la

nueva andadura de la Iglesia y las nuevas formas de vida y de actuación

cristiana promovidas por el Concilio son irreversibles». Y tras sentar estas

premisas, el arzobispo de Madrid puntualiza a algunos «progresismos» de última

hora, con los que no está de acuerdo. «Porque el Papa Juan Pablo II —comienza

diciendo a modo de ejemplo— subraya ciertas verdades fundamentales de fe o de

moral que algunos, inclusos cristianos, tenía medio olvidadas, le llaman

«involucionista»: le ponen la etiqueta, hoy peyorativa, de «conservador».

«DESENCANTO Y CONFUSIÓN PELIGROSOS»

Más adelante, el .cardenal Tarancón deja constancia de que en los órdenes

religiosos y sociales- se ha/avanzado mucho en los últimos años. «Pero —señala

para ambos casos— "se han producido experiencias extrañas" y "se ha producido un

desencanto y hasta una confusión que puede poner en peligro la misma

convivencia.» Ante este hecho, «algunos tienen siempre preparada la acusación de

"involucionismo" o de "añoranza del pasado", cuando personas responsables

quieren poner un poco de luz y de concierto... Y como parece, que sea un pecado

o un crimen político e) talante conservador... reaccionan

airadamente cuando alguien quiera llamar la atención sobre temas sustanciales

que están en peligro.»

Tras estas consideraciones, el cardenal Tarancón concluye que es necesaria una

clarificación en «el orden de los principios y de las prácticas pastorales» y es

justo «exigir una reflexión serena, basada en el sentido común, para no

desorbitar las "libertades" que se predican como si fueran ilimitadas». En ambos

casos, no se trata ni de «oponerse a la renovación iniciada en la Iglesia» ni

«añorar situaciones pasadas», «sino asegurar el progreso futuro para que sea

estable y redunde en bien de todos los ciudadanos».

DÍAZ MERCHAN: «PERVIVE CIERTO ANTICLERICALISMO»

El presidente de la Conferencia Episcopal española ha declarado a un diario

asturiano, poco antes de salir hacia Roma, que «sigue apareciendo un cierto

anticlericalismo en la sociedad española. Yo diría que es una constante en la

vida de este país. Es muy frecuente la postura anticlerical, como también !o es

la contraria. En España —es un dicho muy conocido— hay personas que siempre van

o delante de un cura llevando una vela, o detrás del cura dándole un zurriagazo.

Una cosa u otra, pero siempre alrededor del cura».

 

< Volver