Autor: Gutiérrez, José Luis. 
   Curas, otra vez     
 
 Diario 16.    25/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

GRITOS Y SUSURROS

José Luis Gutiérrez

Curas, otra vez

EN alguna ocasión ya he escrito algo de esto, lectores, pero hoy; hay que volver

a insistir. Me refiero a los curas, a la Iglesia española. Eso sí que es un

partido serio, con un delegado local en cada pueblo, una sede de sillería y los

militantes cada domingo, acudiendo disciplinados, a pagar religiosamente la

cuota semanal y a repetir los estatutos, un librito que llaman Biblia, bastante

leído por cierto. Partido serio la Iglesia, que en lugar de hacer mítines montan

congresos eucarísticos, enseñan la Custodia mientras las masas repiten: «Aquí-

se-ve-la-fuerza-de-la-fe» (católica). Y así sucesivamente.

Porque los curas son como los geólogos, que trabajan con el( millón de años como

unidad de tiempo, de modo que con veinte siglos de historia están prácticamente

empezando. Asi que los demás partidos, pobrecitos, no han hecho otra cosa que

copiar. Ni soviets, ni politburós, ni secretariados, ni comités federales, ni

nada. ¿Qué son todos ellos al lado del XXXV Plenario de la Conferencia Episcopal

española, que acaba ds reunirse en Madrid?

Allí llegaron los 70 obispos, con un frufrú de manteos y sotanas como los curas

de «La regenta», oliendo a expliego, incienso y santidad.

Pues bien, el Plenario de.Ios obispos, que prevísiblemente estará reunido hasta

el próximo sábado, es un encuentro muy interesante porque de él saldrán diversos

documentos o «papeles» para iluminar a fieles, políticos y electores. Casi nada.

¿Y cómo están aquí y ahora los obispos ? Pues preocupados, como todo el mundo. Y

lo que más les preocupa, recogiendo las vibraciones de las diócesis de la

periferia, es, sin lugar a dudas, el paro. De modo que del papel que elaboren es

posible que surja un leñazo apostólico a la CEOE —sin nombraría, claro, que

también son hijos de Dios— y a la llamada «gran derecha» para que asuman su

parte de responsabilidad, con actitud solidaria, en la resolución de tan

angustioso asunto, y que no lo están haciendo. Por cierto, que la CEOE está

batiendo todos los récords de prepotencia y soberbia políticas/Ahora quieren que

el Gobierno les consulte antes de tomar decisiones. Pero, bueno, Ferrer, ¿quién

se creen ustedes que son?

OTRA de las cuestiones que posiblemente desvelarán en sus documentos los obispos

—ya apuntada en la primera comunicación del presidente Díaz Merchán- es la idea

de que la Iglesia no apoya a ningún grupo político. Por lo visto, algunos,

obispos están molestos por el uso subliminal que ÁP y algunos miembros de la

plataforma moderada están haciendo de un pretendido apoyo de la Iglesia a sus

proyectos políticos.

En este sentido, ciertos miembros del Episcopado español consideran negativa la

ausencia de contactos entre la Iglesia y los grupos políticos, principalmente

los de la izquierda, porque la derecha la tienen todo el día metida en las

capillas, comulgando y llenando los cepillos. Otras iglesias en otros países

resuelven esta falta de comunicación con «lobbies» integrados por teólogos y

profesores, que se convierten en lugar de encuentro y centro de debates en los

que se revisan y analizan, a nivel de pensamiento, las grandes cuestiones

políticas. La Iglesia española es consciente —en una gran parte de sus obispos—

de esta incomunicación, pero aún no han encontrado el camino para

instrumentalizar dichos contactos.

Y es posible que, asimismo, los obispos digan algo sobre el «regreso de la

intolerancia», también sin señalar, según los cánones. Porque cuando llegaron a

Madrid, el pasado fin de semana, quedaron «impresionados» —según uno de ellos—

con el festival callejero organizado por los chicos del 20-N. Seguiremos

hablando de curas...

 

< Volver