El Gobierno mantiene su firme protesta ante el Vaticano. 
 Díaz Merchán disculpa a los obispos vascos     
 
 Diario 16.    04/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El Gobierno mantiene su firme protesta ante el Vaticano

Díaz Merchán disculpa a los obispos vascos

El Gobierno español mantiene firme protesta ante las autoridades eclesiásticas

de la Santa Sede por la pastoral de los obispos vascos en relación con la

situación política en sus respectivas provincias. El embajador español en el

Vaticano, José Joaquín Puig de la Bellacasa, viajó ayer a Madrid para, recibir

.instrucciones. Mientras tanto, los firmantes de la polémica pastoral restaron

importancia al documento, al igual que el presidente de la Conferencia Episcopal

Española, Gabino Díaz Merchán, que, tras entrevistarse ayer con el Papa en Roma,

disculpó a los prelados.

Madrid — El recién elegido presidente de la Conferencia Episcopal Española,

arzobispo Gabino Díaz. Merchán, restó importancia ayer al documento suscrito por

los obispos vascos que cuestionaba, en cierto modo, las iniciativas adoptadas

por el Gobierno, con el apoyo de la oposición, en la lucha antiterrorista.

En ´declaraciones al corresponsal de DIARIO 16 en Roma, Santiago Fernández

Ardanaz, el maximo jerarca de la Iglesia española comentó, después de la

audiencia con el Papa Juan Pablo II, que el documento «es ante todo ético.-

pastoral, evangélico, positivo, muy" profundo y calibrado».

Sí a los temas políticos

Díaz Merchán se mostró favorable al derecho de los obispos a hablar dé los

problemas que afektan á su comunidad. «Muchos piensan que los obispos no pueden

tocar estos temas porque son exclusivos de los políticos. El obispo puede tocar

los problemas políticos como todos los humanos desde una óptica ético-pastoral.

Los obispos vascos no han hecho sino valorar los problemas de sus diócesis. Los

obispos condenan el terrorismo de ETA y sólo se refieren hipotéticamente a una

posible actuación del Ejército, condenable al margen de las instituciones

democráticas y los derechos humanos. Repito, para mí, los obispos vascos quieren

apoyar el futuro democrático de España y lo dicen claramente.»

Los prelados de Vitoria y San Sebastián,, moseñores José María Larrauri y

Setién, hicieron ayer declaraciones sobre el tema, mientras que el de Bilbao,

monseñor Larrera, prefirió guardar el más riguroso de los silencios.

El obispo de Vitoria manifestó a Radio Nacional que la pastoral colectiva de los

prelados vascos no ha tenido ningún afán de injerirse en la política española.

Muchas ópticas

Añadió que ha sido un problema «que lo llevábamos ya encima hace tiempo, hace

unas semanas, y que el viernes Be la semana pasada tuvimos una reunión en la que

íbamos a tratar otros asuntos y surgió este problema y nos pusimos al trabajo

sobre él». • Monseñor Larrauri señaló que «no cree que este documehto sea

desestabilizador».

Añadió que «nosotros no vamos en contra de las medidas que el Gobierno ha podido

tomar para erradicar el terrorismo. Si él las cree necesarias, enhorabuena, que

las ponga. Pero siempre con este telón de fondo de que los derechos de la

persona han de ser defendidos».

No buscar tres pies

Por su parte; el obispo de San Sebastián, monseñor Setién, declaró «que nadie

intente buscar en el documento : un contenido más allá del que realmente tiene»,

a propósito de la polémica suscitada tras la difusión de la carta pastoral.

«Los que dicen que es inoportuno —añadió—, que indiquen dónde está la

inoportunidad. Alguna razón habrá para decir eso. La declaración se ha hecho sin

ningún planteamiento especial de oportunidad.»

Respecto a las críticas de ambigüedad, señaló que «si fuera ambigéa no hubiera

provocado estas reacciones». Afirmó también que en la pastoral «no hemos querido

atacar á nadie ni a ningún estamento.

No estamos en contra de nadie. Lo único que hemos querido es plantear unos

puntos de reflexión».

 

< Volver