El Obispado vasco, dispuesto a replicar:. 
 La carta pastoral podría tener una segunda parte, a la vista de las reacciones     
 
 ABC.    04/04/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

SÁBADO 4-4-81 NACIONAL

El Obispado vasco, dispuesto a replicar:

La carta pastoral podría tener una segunda parte, a la vista de las reacciones

El documento pastoral de los obispos vascos «Salvar la libertad para salvar la

paz» podría tener una segunda parte, pues, según «Diarlo Vasco», de San

Sebastián, por los prelados firmantes «harán pública una declaración oficial

conjunta, si lo creen necesario, ante las reacciones provocadas por el

documento, en medios políticos».

«Habría que esperar un poco, para ver cuáles son las críticas fundadas al

documento», ha dicho monseñor José María Setién, obispo de San Sebastián.

La reacción del Gobierno no se ha hecho esperar: ayer, en la reunión celebrada

por la Comisión Delegada de Asuntos Exteriores, presidida-por el señor Calvo-

Sotelo, se dieron al ministro del ramo, señor Pérez-Llorca, las instrucciones

necesarias para que formule, ante la Santa Sede, una queja, en nombre del

Gobierno español, por el documento de los obispos vascos.

«La intención del documento —ha remachado monseñor Setién— era decir.lo que

dice. Que nadie intente buscar un contenido que vaya más allá del que realmente

tiene. Si la carta fuera ambigua, como dicen, no habría "provocado estas

reacciones. No hemos querido atacar a nadie, ni a ningún estamento.

Monseñor Setién negó que el texto de la ´ pastoral vaya a servir de base para

las homilías del domingo próximo. Ya estaba decidido con anterioridad que

versarían sobre el paro.

LAS OPINIONES DE MONSEÑOR LARRAURI

También monseñor Larrauri hizo ayer una serie de declaraciones sobre el

documento pastoral de los obispos vascos. Afirmó que «no ha tenido ningún afán

de injerirse en la política española. Era . un problema —añadió— que lo

nevábamos encima hace tiempo; el viernes de la semana pasada tuvimos una reunión

para tratar otros asuntos; .surgió el tema "y nos pusimos al trabajó sobre él».

«No creo —dijo también— que este documento sea desestabilizador. Necesitamos la

paz y esta paz y esta convivencia la tenemos que buscar en un esfuerzo continuo

y difícil. Creemos que es posible la paz.»

Monseñor Larrauri, obispo de Vitoria, ha dicho:

" :«EI documento se puede leer desde muchas ópticas y quizá desde otras ópticas

distintas a tas nuestras, pueda ser desestabilizador, pero nosotros no hemos

intentado eso. Ni creemos que lo sea. Para mucha, gente es un documento

clarificador, que da paz y, sobre todo, da estímulos para vivir con esperanza.»

LA AUTONOMÍA. Contestando a uno de los alegatos que se han hecho contra el

documento, señaló:

«Nosotros no hemos pretendido defender la autonomía, ni ponerla como primer

punto. La defendemos porque es algo que el pueblo vasc9 ha querido con su libre

elección, pero también estamos preocupados por el futuro de la democracia y por

(a suerte de todos los pueblos de España.»

LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO. «Nosotros —añadió— no vamos en contra de las medidas

que el Gobierno ha podido tomar para erradicar el terrorismo. Si él ías cree

necesarias, enhorabuena, que las ponga. Pero siempre con este-telón de fondo, de

que los derechos de la persona han de ser defendidos... Con la simple lectura

serena del documento se ye que no ha habido ni injerencia, ni malas, ni dobles

intenciones, sino un positivo deseo de contribuir a que haya paz entre nosotros,

pero sin pérdida de la libertad.»

DURA CONDENA DE JIMÉNEZ BLANCO

Entre las críticas más duras que se vienen haciendo al documento de los obispos

vascos pueden situarse las" correspondientes al presidente del Consejo de Estado

y hombre destacado de UCD, Antonio Jiménez Blanco. Entre otras cosas ha dicho:

«Sin perjuicio de reconocer que el documento tiene aspectos positivos, es

evidente que tiene también, aspectos negativos/»

«Los señores obispos —dice también—.olvidan que las decisiones han sido tomadas

por el poder civil y sancionadas por el Gobierno, en el ejercicio de las

facultades que. le confiere la Constitución...»

Para el señor Jiménez Blanco, aunque el documento tenga alguna parte positiva,

«muchas de sus expresiones son absolutamente inaceptables y. el contexto general

es inoportuno.»

LA OPINIÓN DE «DEIA»

En el periódico,«Deia», de Bilbao, órgano oficioso del PNV, el responsable de

opinión, Eugenio Ibarzábal, dice, en un amplio comentario:

«Por desgracia, la jerarquía de la Iglesia no nos tiene excesivamente

acostumbrados a maravillarnos consus dotes de imaginación y valentía

intelectual: En esta ocasión he de decir lo contrario: He agradecido el

documento y me han parecido insoportables algunas de sus críticas... La iglesia

tiene derecho a manifestarse,^ siempre y cuando esté dispuesta a recibir las

críticas al igual que cualquier ciudadano de la calle y sin que a continuación

nos remita la acusación de anticlericalisrno, causa y razón, para algunos, de

todos los´males de ía España moderna...» «En el documento —añade— existe, a mi

entender, una velada crítica a la gestión del Gobierno vasco, del que todos

esperamos y .deseamos una presencia mayor...»

Ibarzábal dice también: «Todos somos, en un grado o en otro —se dice en la

pastoral-responsables de la delicada situación présente. Unq se pregunta: De ser

esto cierto y lo es, ¿dónde; está la autocrítica efectuada por los obispos?;

¿dónde están las responsabilidades Que les afectan?

 

< Volver