Autor: ;Ydoyaga, Juan Manuel. 
 Van desde la acusación de injerencia hasta la valoración positiva. 
 Opiniones contrapuestas en Euskadi     
 
 Diario 16.    03/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Van desde la acusación de injerencia hasta la valoración positiva

Opiniones contrapuestas en Euskadi

Bilbao:

Juan José ROMANO

Juan Manuel YDOYAGA,

Corresponsales

En tanto algunos partidos se han posicionado positivamente (EE y PCE) y otros

con cierta cautela (PNV), varios, fundamentalmente socialistas. y UCD, se han

pronunciado taxativamente en contra de su contenido, que ha obtenido adjetivos

concretos, que van desde «imprudente e inoportuna», hasta «de injerencia de la

Iglesia en política».

El mismo representante del Gobierno central en la comunidad autonómica vasca,

Marcelino Oreja, señaló a un grupo de periodistas la inoportunidad de esta

carta, que «contiene una actitud beligerante y poco prudente».

Más expreso fue el criterio del presidente de UCD del País Vasco, Jesús María

Vianá que recalcó la falta de oportunidad del ´documento; «porque nuestro único

y principal enemigo es la ETA».

La condena más determinante ha Surgido de los sectores socialistas y

fundamentalmente del portavoz del Parlamento vasco, Ricardo García Damborenea,

que lo ha valorado como «una prueba de la tradicional injerencia de la Iglesia

española en el terreno político con manifestaciones históricas de triste

recuerdo-en nuestro país.

Con extrema cautela se pronunció un portavoz oficial del Partido Nacionalista

Vasco, al señalar que «realmente no hay motivo para alarmarse con el contenido

de la carta pastoral, que suscita unos puntos de . reflexión, se dicen las cosas

claras y su finalidad parece ser la de lanzar un reto de esfuerzo, sacrificio,

trabajo y solidaridad».

Por su parte, Herri Bata-suna no ha entrado en el fondo del contenido de la

carta de los obispos, señalando que «la valoración del documento episcopal

resulta prácticamente imposible porque advertimos en esta carta la ausencia de

una crítica a otros aspectos importantes de la situación vasca, como" son la

falta de libertades sustanciales qué dan origen y provocan, precisamente, las

actitudes que luego se critican en el documento».

Altamente positiva

«Me parece altamente positivo el que en unos momentos en los que hasta algunos

partidos de vocación progresista se autocensuran por miedo, los obispos de la

comunidad autónoma vasca digan con valentía lo que el ciudadano de la calle está

diciendo en voz baja, entronque así con el estado de ánimo y las aspiraciones

del pueblo vasco», señaló el responsable político de EE, Xabier Marquiegui.

En este mismo sentido, y casi con idénticas palabras, se ha pronunciado también

el secretario general del Partido Comunista, Roberto Lerchundi, quien señaló que

«la carta de los obispos refleja los problemas reales que tiene hoy el pueblo

vasco y que coincide con declaraciones hechas hace una semana por mí mismo».

«No obstante, pienso que la Iglesia no tiene por qué dar consejos a" la clase

política, y que hubiera sido oportuno una mención expresa a la Constitución, que

es la que enmarca las libertades que los propios obispos propugnan ahora.»

 

< Volver