El Vaticano puede silenciar el asunto. 
 No se esperan medidas contra los obispos     
 
 Diario 16.    09/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El Vaticano puede silenciar el asunto

No se esperan medidas contra los obispos

Pamplona — Diez vicarios episcopales fueron consultados por los obispos vascos

antes de elaborar la polémica pastoral «Salvar la libertad para salvar la paz»,

según informaron a la agencia Ani fuentes de crédito.

Dichos sacerdotes comunicaron a los obispos su deseo de que se publicara un

documento sobre la situación que atraviesa el País Vasco, A continuación se

elaboró la pastoral, cuyos cerebros fueron los obispos Juan María Uñarte y José

María Setién. En una segunda reunión, a la que asistieron varios sacerdotes y al

parecer el arzobispo de Pamplona, José María Cirarda, se estudió el borrador.

Finalmente, el tercer y último caso consistió en un «larguísimo encuentro» entre

los obispos vascos para matizar frases.

A pesar de lo que se había dicho a cerca de la publicación de un nuevo documento

o nota aclarativa de los obispos, fuentes próximas a estos desmienten eala

posibilidad, pues los prelados vascos insisten en que «se lea a fondo el

documento».

Por otra parte, se ha sabido en medios gubernamentales que la preocupación y

nerviosismo a raíz de la publicación de la pastoral partió del ministro de

Defensa, señor Oliart. El Gobierno estaba dividido respecto a la forma de

actuar, y, mientras Oliart dramatizaba el asunto, Rosón era partidario de

quitarle importancia. Ante la división de los ministros, Calvo-Sotelo optó por

llamar al nuncio monseñor Innocenti.

La amigable conversación entablada en Roma entre el embajador cerca de la Santa

Sede, Puig de la Bella Casa, y el sustituto de Secretaría de Estado, monseñor

Martínez Sámalo, parece haber cancelado el problema cordialmente, sin que se

esperen medidas del Vaticano con los obispos vascos.

 

< Volver