Autor: Gundín, José Antonio. 
 Confirmado el nombramiento de monseñor Amigo como arzobispo de Sevilla. 
 Soy una persona que quiere entenderse con todo el mundo     
 
 ABC.    26/05/1982.  Página: 48. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

MIÉRCOLES 26-5-82

Confirmado el nombramiento de monseñor Amigo como arzobispo de Sevilla

«Soy una persona que quiere entenderse con todo el mundo»

MADRID (José Antonio A. Gundin). «Soy una persona que quiere entenderse con todo

el mundo.» Debajo de su nombre, al lado su nuevo e importante cargo, éste es el

título de presentación a sus estrenados diocesanos de monseñor Carlos Amigo

Vallejo, nuevo arzobispo de Sevilla, según confirmó oficialmente ayer (a

Nunciatura, papal. Monseñor Amigo ha querido, de este modo, solventar de una vez

por todas esa pregunta siempre repetida y molesta: ¿es de derechas o de

izquierdas? «Soy un obispo de diálogo, que cree en la comunicación con las

personas.» Ahora, en estos momentos, el nuevo arzobispo de Sevilla está atareado

en hacer sus paquetes, en Tánger, para trasladarse a la más importante sede

episcopal del sur de España. «Me recibirán bien, ya lo verán ustedes», añade el

obispo con el optimismo de quien no ignora el futuro.

«No soy independiente: Estoy comprometido con lo fe en Dios y lo

realidad de los hombres»

Hace algunos meses, cuando el nombramiento del nuevo arzobispo de Sevilla era

comentario obligado de los «especialistas», se decía que «habría sorpresa». Y,

en efecto, la ha habido. El sucesor de Bueno Monreal procede de una

archidiócesis con no más de cuarenta sacerdotes y un puñado de miles de

católicos; cualquier similitud con Sevilla.es o pura coincidencia o mero

ejercicio etnológico, por aquello de que tangerinos y sevillanos algo puedan

tener en común. Además, se da-el hecho, un tanto provocador, de la edad de

monseñor Amigo: cuarenta y ocho años.

«Sí, es cierto que las archidiócesis de Tánger y Sevilla tienen pocas

características en común —confirma monseñor Amigó—. La primera está formada por

fieles de diversas nacionalidades, por una población mayoritaria-mente

musulmana, por grupos israelíes y creyentes en otras religiones, o sencillamente

cristianos no católicos. Esta pluralidad, sin embargo, me ha dado un cierto

sentido de la comunicación, del pluralismo y de la necesidad de estar en

contacto permanente con las personas, que me ayudará mucho en la diócesis de

Sevilla. Yo creo, en efecto, en el diálogo y en la relación interpersonal.»

«MI ÚNICO PLAN: SERVIR A LA IGLESIA»

—¿No le asusta su propia juventud?

—En cierta medida sí. Si pensara solamente en mí, creo que me asustaría y

estaría apabullado. Pero una diócesis .no es solamente el obispo: son los

sacerdotes, los religiosos, el cabildo, los vicarios... El obispo no ésta solo.

—¿Confía en que todos estos miembros de la diócesis le acojan como usted desea?

—Me ayudarán, no-tengo dudas, y confío que todos los fieles de Sevilla me acojan

coníme a mis deseos, y estos deseos no son talés que, dos: servir y ayudar.

´Monseñor Amigo, es honesto reconocerlo, que solamente una idea aproximada de lo

que es Sevilla. «He estado allí en algunas ocasiones; me he procurado informar

por mi cuenta y, bueno, no-puede decirse que por mí mismo, o directamente, posea

un esquema completo de la diócesis.»

—¿Ha hecho ya algún plan para su nueva sede?

—No, por supuesto que no. El único plan qué tengo es el de servir a. la Iglesia.

No tengo ¡deas preconcebidas ni plan alguno: sería desconocer lo. que es un

obispo.

«MI NOMBRAMIENTO NO ES CASUAL»

No es exagerado afirmar de monseñor Amigo que conoce con más finura la situación

de la Iglesia española y de sus obispos que su nueva diócesis. Es comprensible.

En los últimos años el arzobispo de Tánger era invariablemente invitado a las

reuniones del Pleno

Datos biográficos

Monseñor Carlos´ Amigo Vallejo nació en Medina de Rioseco (Valiadolid) el 23 de

agosto de 1934.

Estudió en Valladolid el Ba.chillerato y el primer curso de Medicina, hasta que

en 1954 ingresó en la Orden: de San Francisco, iniciando el noviciado en |á.

provincia .franciscana de. Santiago de Compostela. Allí estudió Filosofía y

Teología y, en 1960, se trasladó a Roma para cursar estudios superiores de

Filosofía en el Pontificio Ateneo Antoniano durante dos años.

A su vuelta a España cursa un año de Psicología Aplicada y pasa a dirigir,,

durante tres años, un colegio franciscano en Zamora. Más tarde es vicario

provincial y ministro provincial de la Orden. Él 28.de abril de 1974 es nombrado

arzobispo de Tánger, cargo que desempeñaba en este´ momento de ser nombrado

arzobispo de Sevilla."

episcopal en representación de la Iglesia católica del norte de África. Pero es

que, además, monseñor Amigó jamás ha perdido el contacto con la realidad de este

país y de esta Iglesia, a los que siempre se ha sentido íntimamente vinculado.

El mismo lo admite. «Este nombramiento m(o no ha sido casual ni fortuito. No

cabe duda que han pedido informes a los obispos´ españoles y que han procurado

documentarse bien sobre mi persona... Con ello quiero decir que no soy un

desconocido para los obispos de España. La impresión que de ellos tengo es

sinceramente buena. Y debo confesar que cuando fui invitado por vez primera* a

las reuniones de la Conferencia Episcopal quedé sorprendido por la proximidad y

comprensión que reinaba entre todos...»

"-¿Y la Iglesia española? ¿Qué piensa de esta Iglesia que unos la creen

involucionista, otros mediocre y algunos indescifrable? ¿No le preocupa entrar

de lleno en una Iglesia de estas características?

—Yo pienso que la Iglesia es algo vivo, algo que está en continua evolución, que

no puede ser inmóvil... Es cierto que esa evolución no es siempre lineal, qué

tienen sus vueltas y revueltas. Sí, tal vez la Iglesia española haya perdido

garra y esté a medio gas. Pero en ciertos aspectos ha ganado vitalidad. En

conclusión, creo que en algunos sectores la Iglesia en España ha perdido cierto

arrojo, pero lo ha ganado en otros. Y creo que todo ello es positivo, porque una

Iglesia inmóvil es una Iglesia muerta.

UN OBISPO DE LA «TERCERA VIA»

No es fácil, como se deduce de su propia palabra, «encasillar» a las primeras de

cambio al nuevo arzobispo de Sevilla. El es un .ecléctico por formación y

madurez, y no ignora que el movimiento se demuestra andando. Sin duda, ta Santa

Sede ha encontrado en monseñor Amigo un excelente comodín para Sevilla: en unos

momentos como los actuales, en los que cualquier decisión o nombramiento son

analizados con lupa, dar con un sucesor de Bueno Monreal no era tarea "para

iniciados... Todo esto se lo comento al interesado. Se ríe con ganas y contesta:

«Mira que si después no contento ni a derechas ni a izquierdas...» Tras una

pausa, monseñor Amigo conviene en que «es normal que se piense todo eso, en que

me han escogido porque no soy ni de un lado ni de otro... Pero ya que me pides

una autodefinición diré que soy una persona que quiere entenderse con todo el

mundo. Esto no quiere decir que sea independiente: no lo soy; estoy comprometido

con la fe en Dios y con la realidad de los hombres.»

 

< Volver