La educación familiar es de gran influjo. 
 Buena situación religiosa en la juventud de las Fuerzas Armadas     
 
 ABC.    09/05/1982.  Página: 53. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DOMINGO 9-5-82

La educación familiar es de gran influjo

Buena situación religiosa en la juventud de las Fuerzas Armadas

MADRID. El 76,3 por 100 de los soldados españoles afirman que sus padres les

«enseñaron a rezar», según el «Informe sobre la situación religiosa de la

juventud en las Fuerzas Armadas», publicado por el Vicariato General Castrense.

Según el mismo informe, que recoge la encuesta realizada a 10.875 jóvenes

soldados, el 89,6 por 100 afirma que sus padres les «han dado ejemplo de

sacrificio y honradez»; el 73,8 por 100 está «dispuesto a trabajar y

sacrificarse por una sociedad mejor», y el 69,9 por 100 les «Interesa la persona

de Jesucristo».

Los padres han enseñado a rezar al 76, por 100 de los soldados españoles

En menor porcentaje, el estudio recoge, como otras zonas de afirmación, las

siguientes: «En los momentos difíciles o importantes me acuerdo de Dios», el

67,2 por 100; «Me hubiera gustado estudiar más», el 65,8 por 100; «La fe es

importante para mí», 65 por 100; «Para mí, Dios es, sobre todo, padre de los

hombres», el 62,5 por 100, y «Quiero ser cristiano», el 59,8 por 100.

TRADICIÓN FAMILIAR

Estos datos demuestran, según el estudio, que «es muy importante la presencia de

la tradición familiar, tanto por la aceptación de la imagen de los padres y el

ejemplo que de ellos han recibido como por- la tradición cristiana en la

enseñanza de las oraciones y del modo de ser cristiano».

Tras señalar que «existe una amplia y sincera disposición a trabajar y

sacrificarse por una sociedad mejor», el estudio resalta «el interés por la

persona de Cristo y la imagen de Dios como padre de todos los hombres», e

igualmente se indica que «es ampliamente significativo el hecho de que un alto

porcentaje consideren que la fe es importante para -ellos y que al mismo tiempo

tengan una voluntad decidida de ser cristianos».

VALORACIÓN DE LOS CAMBIOS

Junto a estás «zonas de afirmación», el informe recoge otras de «incertidumbre o

duda», en las que «llama la atención et importante número de jóvenes que no

saben qué decir a la pregunta si después" de la muerte hay otra vida». O

manifiestan dudas «en torno a la presencia viva de Jesús en la Iglesia, a la

divinidad de Jesucristo y a la valoración de los cambios que ha habido en la

Iglesia».

Los porcentajes de estas situaciones de duda son los siguientes: sobre si

después de la muerte hay otra vida, el porcentaje sumado de los que «dudan»,

>´>no saben», «hay algo», asciende al 46 por 100; los mismos tres grupos suman

un 34 por 100 respecto a si la Iglesia actual es la Iglesia ´de Jesucristo, y et

29,2 por 100 respecto a sí los cambios en la Iglesia han sido buenos.

Junto a esto, «es notable! el porcentaje de los que estarían dispuestos "a

sacrificarse por una sociedad mejor—el 73,8 por 100—, aunque de momento no hayan

encontrado los cauces adecuados».

El estudio concluye diciendo que el panorama de la situación religiosa. de estos

jóvenes «manifiesta que existen zonas relativamente indecisas en las creencias

religiosas de la juventud y en las prácticas de las mismas», pero «se observa un

gran influjo de la educación de los valores y formas de vida familiares en la

vida actual´ de los jóvenes y en su proyecto de vida futura».

 

< Volver