Ningún cristiano podrá hacer de su adhesión política algo absoluto  :   
 Documento del Consejo Presbiteral de la archidiócesis de Valencia sobre Los cristianos y la política. 
 Ya.    23/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

"Ningún cristiano podrá hacer de su adhesión política algo absoluto"

Documento del Consejo Presbiteral de la archídiócesis de Valencia sobre «Los

cristianos y la política»

VALENCIA. (Cifra.)—"El _cristiano, admitiendo la autonomía de lo político, tiene

que reconocer 61 dominio de Jesús sobre toda realidad y la impregnación de su fe

en todo quehacer humano. De ahí deriva la posibilidad de la peculiar iluminación

y talante cristiano ante lo poético", afirma un documento aprobado por el

Consejo Presbiteral de la archídiócesis de Valencia que publica el "Boletín

Diocesano" bajo el titulo "Los cristianos y la política".

El documento señala la obligación de los cristianos de participar en la acción

política y la imposibilidad de opciones incompatibles con su condición

cristiana. Para un trabajo "de clarificación y educación", el documento recuerda

que la decisión política del cristiano habría de atenerse a estos criterios:

1. Ningún partido puede ser presentado como partido confesional cristiano ni

legitimar su programa con la garantía de una aprobación eclesiástica, "pues

nadie debe pretender que su opción sea da única válida según el Evangelio" (C.

Permanente, 2, 1).

2. La fe vivida en comunidad debe marcar las exigencias que un cristiano

debe llevar a la política: defensa de los derechos de la persona humana,

participación de todos, libertad, justicia y progresiva igualdad, así como,

en nuestro caso, la defensa de la personalidad y peculiaridad del pueblo

valenciano.

3. El cristiano no podrá optar por aquellos partidos políticos

cuya ideología, programa o funcionamiento global se muestren

incompatibles con la fe cristiana.

4. Ningún cristiano podrá hacer de su adhesión política algo

absoluto, sino algo funcional y contingente, en orden a

finalidades últimas que trascienden los concretos programas de cualquier

partido.

5. Todos los cristianos deberán mantener un clima de diálogo y respeto

con los que tengan opciones distintas, estando dispuestos-a ser interpelados por

los demás, sobre todo en el seno de la comunidad cristiana y e" relación

con las instancias evangélicas.

 

< Volver