Autor: Garmat, Luis. 
 Iglesia: Los Cristianos por el Socialismo. 
 Alientan a la izquierda, practicando el evangelio  :   
 Tras la celebración de su tercer congreso en Madrid, se muestran contrarios a la neutralidad eclesiástica. 
 Pueblo.    22/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

IGLESIA: LOS "CRISTIANOS POR EL SOCIALISMO"

ALIENTAN A LA IZQUIERDA, PRACTICANDO EL EVANGELIO

Tras la celebración de su tercer congreso en Madrid, se muestran contrarios a

la neutralidad eclesiástica

MADRID. (PUEBLO, por Luis GARMAT.) Queremos que queden tres cosas bien claras:

defendemos el pluralismo político en el seno de la Iglesia; nadie tiene derecho

a monopolizar la fe, y nosotros no formamos ningún partido político.» De no

constituirlo, como en efecto señala el movimiento Cristianos por el Socialismo

(C. P. S.), al menos constituye una especie de : platajunta» cristiana integrada

por hombres que, procedentes del cristianismo, militan en los partidos de

izquierda conocidos. Hay representantes del P. C. E., de la Federación de

Partidos Socialistas, del P. S. O. E. e incluso de otros situados, según la

actual nomenclatura política, más a la izquierda que la facción carrillista.

Miembros de la coordinadora del grupo, concretamente José A. García y Juan

García Nieto, presentaron ayer tarde a los medios informativos las conclusiones

del tercer congreso´ que el grupo ha celebrado en Madrid, sin permisibilidad

gubernativa, durante el último fin de semana.

Antes de dar a conocer dichas conclusiones, los re presentantes destacaron la

salida a la luz pública del congreso del C. P. S. desde que el movimiento

surgiera en Chile en 1972, destacando su bidimensión religiosa, su defensa de

los militantes de izquierda cristianos, su concepto de la antineutralidad

político religiosa, su defensa de las clases oprimidas en aplicación de las

normas ortodoxas más puramente evangélicas y su apetencia por un estado laico en

el que las reglas del divorcio o el aborto, por ejemplo, las establezca la

propia realidad de] entorno.

EL TERCER CONGRESO. Una vez que Juan García Nieto presentara, a puerta cerrada,

una memoria informe sobre las actividades del grupo desde 1973 a 1977, se

procedió al trabajo de comisiones recogidas en tres capítulos. En el primero se

mostró la aportación de C. P. S. en la construcción de una Iglesia al servicio

del pueblo. La segunda analizó la postura del grupo ante el momento político, y

la última trató de la razón de ser de C. P. S. .

En el segundo día, y ante la prohibición para celebrar el acto público de

clausura en la Universidad Complutense, la asamblea aceptó una invitación para

celebrar dicho acto en la parroquia de Nuestra Señora de la Montaña, de

Moratalaz. En el acto, al que asistieron unas seiscientas personas,

representantes de diversas provincias españolas,, participaron, entre otros,

Reyes Mate, G. Girardi, Mariano Gamo. María Angeles Torderá y Alfonso Carlos

Comín. Al final se entonó «La Internacional», cantada en las respectivas lenguas

de los asistentes, y presididos por una ikurriña vasca, una senyera catalana,

bandera andaluza y el pendón morado de Castilla, junto con la bandera roja, que

colgó a los pies del crucifijo.

CONCLUSIONES DEL CONGRESO

• La vocación de C. P. S. a ser un movimiento cristiano en el seno de la

Iglesia, como una voz y eco de las luchas de nuestros pueblos por su plena

liberación.

• La estrategia de C.P.S. por colaborar y participar con todas las.

tendendias populares de la Iglesia para que ésta se libere de todo

vinculo con los poderosos y se dote de auténticos instrumentos democráticos en

su seno.

• Continuar la tarea de reflexión en todas sus dimensiones sobre lo

que significa hoy la militancia ´ de los cristianos en los partidos de

izquierda de inspiración marxista (socialistas y comunistas), intentando

superar las c o n t r a d lociones históricas e ideológicas entre marxismo y

cristianismo.

• Ofrecer un espacio de libertad cristiana para todos aquellos que no están en

la Iglesia, quieran encontrar un sitio de reflexión y experiencia religiosa a

partir de su militancia política marxista.

• C. P. S. se reafirma en su vocación de búsqueda de nuevas formas de

vivencia de fe y credibilidad cristiana a partir de la experiencia de lucha

política. Especial, atención hat merecido, el análisis de lo que hoy significa

para el cristiano el paso de´ una lectura idealista de la Biblia a una-lectura

materialista de la misma.

Ante el actual momento político se ha valorado el pluralismo de hecho de los

cristianos a militar, según su propio criterio, en todos los partidos, afirmando

que C. P. S. (que no es un partido político) invita a todos los cristianos que

apoyen a los partidos y organizaciones de izquierda en al actual momento

político, sean cuales´ fueren las diversas posiciones que adopten ante la

perspectiva electoral.

 

< Volver