Autor: A. J. G. M.. 
   Vivos debates sobre el proyecto de ley del movimiento     
 
 Ya.    01/06/1967.  Página: 11-14. Páginas: 4. Párrafos: 73. 

VIVOS DEBATES SOBRE EL PROYECTO DE LEY DEL MOVIMIENTO

A las once de la mañana comenzó BUS sesione» la Comisión dn Leyes Fundamentales y Presidencia del Gobierno, que estudia el proyecto de ley orgánica del Movimiento y su Consejo Nacional.

En la primera sesión, que terminó a tas tres meaos veinte de la tarde, intervinieron los siguientes procuradores:

Don Jorge Vigón Suerodíaz, ex ministro de Obras Públicas, pidió que el proyecto de ley sea devuelto al Gobierno.

Don Luis Sánchez Agesta, catedrático de la Universidad de Madrid, argumentó contra el t¿xto del proyecto del Movimiento y propuso que se denomine ley Orgánica del Consejo Nacional del Movimiento.

Don Florentino Pérez Embid alegó que toda adición a una ley fundamental que venga a restringir el uícanca de sus preceptos puede ser calificado de contrafuero.

Don Manuel Rivas Guadilla, decano del Colegio de Abogados ñf Guadalajara, pidió que el proyecto se limite a ¡a ejecución de las normas contenidas en la ley Orgánica del Estado y a determinar la forma de elección de los consejeros nacionales.

Don Lucas Oriol Urquijo propuso que se desglose el proyecto en dos temarios: la elección de consejeros y duración de su mandato (artículos 11 a 19) y el resto. También pidió que no se discutan ahora los artículos 1.º a 10 (el Movimiento Nacional, Jefatura Nacional del Movimiento) y 20 al final (funciones del Consejo Nacional), y que se devuelva al presidente He las Cortes para que el Consejo Nacional pueda emitir su dictamen político.

Don Jesús Fueyo Alvarez contsstó, en nombre de la ponencia, a todos los oradores que le precedieron, rebatiendo sus argumentos.

El general Vigón pide que el proyecto sea devuelto al Gobierno

ADVIERTE CUATRO INFRACCIONES DE LAS LEYES FUNDAMENTALES

¿Qué intervención ha tenido el pueblo, al través de la familia, el municipio y el sindicato, en ía

designación de los miembros de ios consejos locales y provinciales?

Abierta la sesión por el presidente. señor Bau, éste concedió la palabra al ex ministro don Jorge Vigón, que propuso a la Comisión y pidió a la ^residencia que se ponga a votación nominal una propuesta que formuló así:

"Que, con todos los respetos debidos, sea devuelto este proyecto de ley al Gobierno, con el ruego de que, tras nuevo estudio, pueda, ser enviado a estas Cortes un texto distinto en el que se eviten todas las infracciones de leyes fundamentales señaladas en el presente y se dé cumplimiento al artícelo 28 de la ley Orgánica^SeT Estado^U| Mrjuicio ée disposición, aistuíia t •• g ü 1 „ Tal asociaciones en que puedan agruparse los españoles qne comal,*oen con el Movimiento N*ck>-;N* de acuerdo con la le* ge

lAaoclaolones vigente."

* SU 1>OSICIOJÍ AKWB KL ÍSSOTECTO »E LEY

M señor Vigón dijo que Iba a precisar su posición ante el proyecto de ley que se debate. Afirmó eu profunda, convicción de que el Movimiento Nacional, definido en la ley Orgánico del Estado debe ser fomentado y ha de cuidarse de su permanencia y perfeccionamiento. En segundo lugar, es no ya una convicción m i a—continuó diciendo—, sino imperativo de Ja propia ley Orgánica del Estado muy gustosamente acatada, que han de ser establecidas en una ley Orgánica las normas que regulen el Consejo Nacional, Y, por último, pienso que, como muy recientemente proclamó el Jefe del listado, la futura história de España está esrrada al acceso de los partidos políticos. Coa esto q.^1* ft´á *ufieienternente *"•" áésle un punto de vista político, a caí este proyecto de ley apenas me producá inquietud. Me preocupa, en cambio, me inquieta poderosamente y me inspira muy razonables temores, si ¡o miro como pieza de una estructura institucional. Tenemos nosotros el deber de crear un instrumento político que sirva a los españoles de .hoy y a los de mañana, y faltaremos a nuestro deber si de nuestras manos sale una creación aparatosa, pero con unas líneas de fracturas tan marcadas y profundas que se le pusde augurar una caducidad irremediable en plazo breve y una inutilización total _y de lamentables consecuencias, sin fácil corrección.

Bastará señalar cuatro líneas de fracturas:

1." La ley Orgánica del Estado no prevé, entre los órganos del Estado, el Movimiento. Si lo hubiera previsto figuraría en algún título. Pero no lo hace.

3.* La ley Orgánica se refiere al secretario del Consejo Nacional; pero en ninguna parte da la ley se h;)bla para nada del secretario general del Movimiento Nacional. Por eso, cuando en el artículo 2." del proyecto se habla del secretario general del Movímiento, y en el apartado c) del artículo 9." se confunda el secretarlo general del Consejo Nacional con el secretario general del Movimiento, se incurre en una nueva alteración arbitraria del articulo 22 de la ley Orgánica del Estado. Podría decirse que constituye también una nueva alteración de esta ley.

3." El proyecto habla en su artículo 2.", párrafo d), de los consejos provincia´es y locales como piezas integrantes del Movimiento; pero luego omite decir cuáles sean sn composición y sus funciones. En la disposición transitoria 2.a ocurre algo grave, por lo cual el próximo Consejo Nacional no ajustará su composición lo prevenido en el artículo 8,°, en cumplimiento del artículo 22 de la ley Orgánica del Estado lo que prejuzga, en cierto mo-do, la constitución del próximo Consejo Nacional en forma absolutamente irregular.

4.* El apartado 2.° del artículo 2.° introducido por la ponencia afirma que la composición de los consejos provinciales y locales será fundamentalmente representativa, en la forma qua reglamentariamente se disponga. La materia sería de suficiente entidad como para no remitirla a un reglamento.

E! proyecto de ley qtte estamos considerando ÍTifringe, cuando menos, tres leyes f 11 ivü «menta´»""´ la de Principios, el Fuero Je ios Españoles y la ley Orgánica dej Estado. Y parece un poco inerte que cuando se trata de dar vida a un órgano del Estado como el Consejo Nacional que va a tener, entre otra" misiones—quizá la más importante—, la de promover el recurso de contraíuero, la disposición legal que se proponga crear1 JL constitiva ella misma un elavisimo, - f.adrante y evidente contraíuero.

y servicios del Movimiento que se regulan por el propio Movimiento, y cuyas estructuras y naturaleza no diré que no sabemos, porque es bien patente que son c van a ser ser \as mismas que actualmente están constituidas, con las ampliaciones que se puedan realizar.

ES UN MOVIMIENTO NACIONAL?

i Para eso se ha hecho la ley Orgánica del Estado? i Dónde está la continuidad renovada? El texto que se nos ofrece es un texto de quien tiene mucha fe, una fe, sin duda, rec*.a y honesta, pero ninguna esperanza y que puede matar la esperanza de los demás. ¿Es esto un verdadero Movimiento nacional? ¿O un club de unos cuantos que se sustituyen o suceden en loa cargos entre la indiferencia del pueblo español?

España tendrá que afrontar en años próximos crisis profundas di su estructura constitucional. No creo que sea este raquítico instrumento de un Estado dentro de otro Estado, pero de un Estado cada vez más vacío de aliento y esperanza, cada_ vez más alejado de una participación de todos en l^s decisiones de la autoridad, en ´as tme tas aspiraciones, intereses, preten aiones y justas exigencias de !os españoles tienen cernd>3 los cauces para hacerse oír y participar en la vida política, 3! instrumento más adecuado para esa situación ñor falta de imaKÍna^uín. por falta de generosidad. Por el deseo de mantener una organización y el temor cíe todo lo que signifique novedad1, desarrollo o proErrew estamos jugándonos el destino de España. Yo no tengo apetencias personales, pero siento una tremenda responsabilidad y me gastaría oue todos participasen de ella.

UN MOVIMIENTO ABIERTO A TODOS LOS ESPAÑOLES

Cuál es la solución alternativa? Podría ser—si queréis mantener ese enunciado de una ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional contra !o qno taxativamente prescribe el artículo 28 de la ley Orgánica como ley fundamental—la creación de una compleja trama de asociaciones de base que estuvieran coordinadas por u» sauce representativo en consejos provinciales sobre los que se ejijtiera el Consejo Nacional. Lo digo simplemente como una sugerencia de algo que indicaría apertura, deseo de acoger en la base del Movimiento aspiraciones, intereses y pretensiones del contraste, que encontrarán así canales ascendentes para hacer efectiva esa participación. O podría serlo un Consejo Nacional al que, a través de la Secretaria del Consejo, hubierais dotado de órganos que tuvieran el carácter de estimulo y encauzamiento a que se refiere la ley Orgánica. No tie/j^, desde luego, ese carácter el Movimiento, que con palabras entrecortadas aparece descrito PJÍ eí proyecto y la ponencia. No ^e ve por ninguna parte ese Movimiento, que es comunión de los españoles en unos principios y que está abierto a todos. Es una organización enteca y defensiva.

Por eso, si las ideas no están maduras, la otra solución más razonable, que no trata de desmantelar ni combatir, sino de dar una oportunidad de reflexión y examen sobre nn problema tan delicado y ten trascendente y del que depende en gran parte el porvenir de España, es abtenerse y hacer lo que la ley Orgánica nos dice que hadamos: una ley Orgánica de! Consejo Nacional, abierto a lodos los españoles en la comunión fle unos principios y dejar a este Consejo Nacional, una vez constituido, qua prefigure lo que ha de ser esa organización. Hasta tentó conservemos lo que exista con un espirita abierto de renovación para que en fecha próxima podamos hacer un Movimiento nacional que esté verdaderamente abierto a todos los españoles.

EL SEÑOR SÁNCHEZ AGESTA ARGUMENTA CONTRA EL TEXTO DEL PROYECTO:

SI se quiere mantener el nombre, se podría crear una compleja trama de asociaciones débase, que estuvieran coordinadas por un cauce representativo en consejos provinciales sobre los que se eligiera un Consejo Nacional • También cabría limitarse a lo que preceptúa ^la ley Orgánica: a un Consejo Nacional abierto a todos los españoles en la comunión de unos principios y dejar a este C onsejo Nacional que prefigure lo que ha ds ser la organización Interviene después al «´ñor Sánchez Agesta para defender su enmienda al título del proyecto de ley, y propuso el siguiente: "Ley Orgánica del Consejo Nacional del Movimiento", £1 referéndum, que aprobó la ley Orgánica del Estado, dijo, tuvo un especial significado, las atantes blci» ?on cola unte bi« urnas en su deseo de re*-vMf!ar uta ley cu?, ti complejidid i;u;£á no comprendían en toda su extensión, pero qte tenía un aval y UM clara Interpretación en las palabras aon que la pre-w.ifíi a ¡as Cortes el Jefe del Estado ´Un Estado es un slsistema, on equilibrio di fuerzas, den fj j fuera del mismo, sumamente complejo y cambiante. Por eso el espirita de nuestra Cruzada nn ha sido jamás nn espíritu le regresión ni de Inmovilismo político, sino precisamente lo contra rio. Constituimos un Movimiento, y nada sería más contrario a *u razón de ser que pudiera convertirse en inmovilista o retrógrado. Seria la más torpe ocasión perdida de reconquistar y levantar España y el perder su espíritu y pujanza. Creo—continúa el señor Sánchez Agesta—que estas palabras deben servimos de norte a la hora de deducir las consecuencias, modelando tas leyes que deben servir de desarrollo y urtlzular los Instrumentos para >HK> exista ana continuada acción política T que ésta sea respnMíida por el pueblo, qne asegure oí desarrollo histórico y la marcha UN cendente de la Patria. Es nece-

sario desarrollar un sistema político que evite el espirita de regresión y de inmovilismo. Dijo después que el 14 de diciembre de 1966 se anunció a referéndum una ley que el Jefe del Estado señaló como condenación de las actitudes inmovilistas y retrógradas, y el pueblo acudió en masas ingentes a. refrendar con su voto aquella actitud. Aquel día se había ganado el Movimiento masas no hostiles, pero si apáticas e Indiferentes.

NO SE ENCUENTRA EN LA LEY

¿No es éste el Movimiento que queremos, un verdadero Movimiento nacional que esté abierto y en el que participen todos los españoles ´i Yo he buscado ese Movimiento en esta ley, y debo confesar que no lo encuentro. Hallo en ella sólo una regulación del Movimiento y dos o tres preceptos que parecen embrionarios o truncados, que se limitan a consignar, en el plano de la ley, la teoría de la organización actual. Y la organización actual data de 1937 o 1939. Nada se ha añadido, nada se ha variado, como si esta España venturosa fuese la misma España de aquellos años.

Se refiere después a las modificaciones y retoques dados por la ponencia en el texto del proyecto de ley. Dice que la ponencia ha completado notablemente el proyecto en lo que se refiere a la estructura orgánica del Movimiento. Los estatutos del Movimiento, completados y desarrollados en el dictamen, se nos aparecen como vi Estado dentro del Estado.

Señala también que unas estructuras limitadas, condicionadas por su base y sus órganos, reguladas por propio derecho, son una organización paralela a la organización del Estado. Parecen los estatutos de un partido único. Esto es lo que se quiere que aprobemos. Algo que pone alerta una concepción cristiana de la vida, recordando >jne el Concilio ha reprobado las formólas políticas que desvían el ejercicio de la autoridad para ponerlo al servicio de algún grupo; algo en contradicción también con los principios fundamentales del Movimiento, cuando afirman que la doctrina de la Iglesia inspirará nuestra legislación, o cuando proclaman la Igualdad ante la ley de todos los españoles, o cuando declaran fuera de la ley toda organización política al margen de¡ carácter representativo del orden político en que la participación del pueblo no se lleve a cabo a través de la familia, el municipio, el sindicato y demás entidades con representación orgánica que a este fin reconozcan las leyes. Kl juego de e?ta definición de un organismo análogo a un partido que transforma esta ley en sus estatutos fundamentales se ha hecho con habilidad, pero de una manera bien clara. Loa fines del Consejo Nacional se transfieren a una organización territorial que encabeza la Secretaría General de¡ Movimiento, corno llama el dictamen de la ponencia a! secretario general del Consejo. La Secretaría es el órgano que rige esas organizaciones

Dos escolios que hay que salvar: la política sin ideas y el partido úav»

£1 señor Pérez Embid dice también»

Toda adición a una Ley Fundamental que venga a restringir el alcance de sos preceptos puede ser calificada de contrafuero — Propone que la ley se llame del Consejo Nacional y se limite a regular lo que dispone la ley Orgánica

Intervino después don Florentino Pérez Embid. "Estamos—dijo—ante ana ley Inequívocamente política y en 1967. No es posible proyectar con eficacia y permanencia nn sistema institucional con ideas y mentalidad originadas en el partido único. La política de partido único es contraria a la libertad personal, a la persona humana y al pluralismo.

Señaló también que hay que salvar en esta ley el escollo de la política sin ideas y el escollo del partido único. Esforcémonos para lograr un Estado de derecho con base representativa que encaje la realidad española, no las imaginaciones de hoy y de mañana, sin aparatos ortopédicos. A mi juicio, el actual proyecto de ley no lo hace. Quizá porque su texto actual es el resultado da una contradicción.

Esta ley no está madura, y no basta que pensemos que es para un tiempo corto. Debemos exigir que el texto recoja, las grandes lineas del sistema de mañana. Si no se hace, aprobaríamos un texto casi inútil, que sería barrido dentro de poco. La conciencia pública no respetaría una Jey que durase un año.

Eí Estado nacional no puede estar montado sobre un solo partido, ni los españoles consentirían que un solo partido se apoderase del Estado.

Defendió su enmienda de modificar el título de la ley y dijo que este proyecto deba ser ley orgánica del

Consejo Nacional y dedicarse exclusivamente a regular el citado Consejo,

PRINCIPALES DIFICULTADES

De esle, modo se evitarían las principales dificultades que eí actual proyecto presente y que son las siguientes:

a) La concesión de nn cheque en blanco para ta vida política de España entera, riutíiante la Legalización de unos consejos provinciales y locales que, en su composición actual—y ya habrá tiempo de hablar de esto—, carecen en absoluto de carácter representativo, como se prueba con la sola lectura de la orden del actual ministro secretario general de I de diciembre de 1959. Por añadidura, en el actual proyecto las funciones de tales consejos provinciales y locales quedan en absoluto sin delimitar.

b) Que esos consejos no representativos Intervengan luego en la elección de un consejero nacional, al que se quiere titular "representante" de cada provincia, constituye una verdadera "coitradictio In terminis". por no decirlo en castellano de una manera más enérgica aún.

c) La ley Orgánica del Estado (artículo 4.E) define a la organi z a c i ó n del Movimiento como "abierta a la totalidad de los españoles", mientras qne ahora este proyecto convierte esa frase en "abierto a todos los españoles, previa aceptación expresa de fidelidad c. sos Principios en la forma que reglamentariamente 9» determine", En cambio, no es merám´nte gram-´tioal. La interpolación es un procedimiento viejo, que los historiadores conocernos, bien. Es tanto como decir: todos, pero menos.

Sobre todo, si el Movimiento se estructura de un modo que no abarque a la totalidad de loa españoles y establezca entre eílos categorías políticas, dejaría de ser nacional, para actuar de modo partidista, como un partido, puesto que sólo contaría en su seno cojj una parte de los españoles. ¿Qué harían en este caso los demás? El partido único o impone la dictadura o provoca por sí mismo la existencia de otros partidos en su virulenta hostilidad.

(Continúa en pág. siguiente)

Acotaciones a la sesión

Los señores Fueyo Alvarez y Sánchez Cortés, ambos miemuros de la ponencia del proyecto de ley Orgánica del Movimiento y su Consejo Nacional, reverdecieron un viejo tratamiento parlamentario: Su señoría. Con esta cortesía cZdsiea se dirigían a los procuradores. Marcaban más o menos el tratamiento, según el grado de discrepancia del señor procurador con el proyecto. Lo recargaron con los señores Pérez Embid y Vaina Martorell.

Esta cortesía de la ponencia no fue velo para cubrir descortesías motivadas por pareceres discrepantes con el proyecto de ley. Hay mucho nerviosismo y mucha hipersensibilidad en algunos procuradores de la Comisión y de fuera de la Comisión, que llenan por completo la sala. Con protestas airadas y sonoras se interrumpió a varios enmendantes.

Comentaron las interrupciones cuando hizo uso de la palabra—el primer procurador que habló abierta la sesión—el ex ministro don Jorge Vigón. Se aumentaron ¡as interrupciones durante la, disertación del señor Pérez Embid Con elegancia las justificó por dificultades de expresión de sus pensamientos o porque no le oían bien. y culminaron las interrupciones, apuntadas en varios parlamentos del señor Udina Martorell, cuando éste pronunció una expresión que muchos consideraron hiriente. Hubo golpes sobre las mesas, protestas airadas de señores procuradores puestos en pie, gritos, comentarios poco parlamentarios o de épocas que más vale no recordar. Causa todo de la pasión y de los nervios no controlados. La energía del presidente de la Comisión, don Joaquín Bau, evitó incidentes mayores.

Pero no todo fueron protestas de mal tono. Hubo aplausos, frases de elogio, felicitaciones para la magnífica exposición hecha por el profesor Fueyo Alvarez, para las Intervenciones de los señores Fernández Cuesta (don Raimundo) y Sánchez Cortés.

El señor Reyes Morales, por las palabras pronunciadas por el general don Jorge Vigón, dijo que habían sido andanadas de artillero contra el proyecto de ley. Hubo de rectificarle el interesado: "Nada de andanadas de artillero; he hablado como procurador". Y es que el espíritu bélico flota un poco en el aire de la sala. El mismo señor Reyes Morales—que se dedicó a combatir a enmendantes contrarios al proyecto—calificó los argumentos expuestos por el señor Udina Martorell como "damero maldito".

El señor Rivas Guadilla vino enfermo a defender su enmienda. Anda con gripe, cosa que comprobamos todos. Pero el deber de procurador le ha hecho levantarse de la, cama y venir a la Comisión. Por esta razón fue breve. El costipado nn permite largos parlamentos.

En el estudio del proyecto de libertad religiosa se utilizaban los mismos textos conciliares para defender el proyecto o para criticarlo. Ahora se utilizan los artículos de la ley Orgánica del Estado. Para ponerlos a favor o en contra de un argumento basta leer el principio, la mitad o el final del artículo. No "hubo procurador ni ponente que no utilizase el refuerzo argumental de la ley Orgánica. El señor Pérez Embid, que habló flemático, sin alterarse, confesó que no se hacía muchas ilusiones sobre el destino que podía correr su enmienda. Y advirtió: "Estamos todos en la Comisión ante el riesgo de obtener una victoria pírrica".

El señor Fueyo Alvarez se extrañaba de que habiéndose dicho que la ley sería de escasa duración en el tiempo, se levantasen tantas censuras. ¿Si la. ley va a durar unos meses solamente por qué estas críticas?

Dejemos a los meses que cumplan su sino.

Ilusión quebrada de muchos procuradores. Confiaban en que se levantase la sesión antes de las ocho de la tarde. Interesaba ver el encuentro España-Turquía. No lúe posible, porque, como alguien argumentó, en España no vivimos en un régimen dn partidos.

A. J. G. M.

COMISIÓN de las CORTES

"Debería ser ley Orgánica del Consejo Nacional" (señor Rivas Guadilla)

(Viene de la página anterior)

Interviene después el señor Rivas Guadilla: Estima que deben suprimirse del proyecto los artículos que son reproducción de la ley Orgánica del Estado. Estima también que el proyecto deberá limitarse a la ejecución de las normas contenidas en la- ley Orgánica del Estado, principalmente por su ur gencia, a determinar la forma de elección de los consejeros nación» les. Por ello, la denominación del proyecto debería ser ley Orgánica del Consejo Nacional.

Don Lucas Oriol pide que sólo se discutan los artículos 11 al 19

El señor Oriol Urquijo (don Lucas) formula la siguiente propuesta: que se desglose el proyecto de ley en dos temarios: el incluido en los artículos 11 a 19 (elección de consejeros y duración de su mandato) y el incluido en los demás artículos. Que no se entre ahora a discutir los artículos 1 al 10 (el Mo-

vimiento Nacional, Jefatura Nació nal del Movimiento) y 20 al final (funciones del Consejo Nacional), sino que se devuelva al presidente de las Cortes para que el Cons.v Nacional pueda emitir su dictarní . político y que se discutan sólo aho ra los artículos 11 a 19 del proyecto.

"El proyecto de ley no es una improvisación ni una inmadurez política", dice el señor Fueyo Alvarez

Contestó en nombre de la ponencia

Contesta a todos los que han intervenido en nombre de la ponencia el señor Fueyo Alvarez. Refiriéndose al señor Vigón dice que la enmienda a la totalidad hay que hacerla reglamentariamente. Al contestar al señor Sánchez Agesta, expone que-el título de la ley es nn Indicador de normas en el rango jurídico; el que exista o no adecuación es un problema de técnica de creación jurídica; es problema jurídico, no anticonstitucional. En la ley Orgánica del Estado hay tres artículos que hacen referencia a la ley Orgánica del Movimiento Nacional. Dice también que en el proyecto no hay discriminaciones del concepto de Movimiento Nacional.

El Movimiento tiene dos órganos cjaros, no dlscut´Wasí la Jefatura Nacional y-él Consejo -Nacional, órgano, colegiado $?} ´. Movimiento. CohféstarHla al señor Perez Embid, manifiesta que el proyecto de ley, consecuencia de un proceso institucional del régimen, es un intento de superar los partidos políticos y el peligro de un solo partido

El proyecto de ley ni es una improvisación ni una inmadurez política. Es el esfuerzo más serio del régimen para buscar el destino de una nación. Llega en el momento oportuno y con una intención superadora tanto de la idea del partido único como de la idea de los partidos políticos.

¿España ha sido en estos treinta años un partido único? Dos características esenciales do ´•imposición definen el partido único. Primero, por premisa minoritaria y excluyente, y esto no ba pasado en España. Segundo, por las r. iaciones del partido con el Estado. En España todavía no se ha dado la relación de un partido que controle al Estado, sino del Estado que controle al partido. Y esta definición no es mía, es de los juristas de Ginebra.

Al señor Rivas Guadilla respon de que el Consejo Nacional ha trabajado en. comisiones, durante varios años, en esta ley que ahora se discute. Al señor Oriol Urquijo (don Lucas), dice que la Comisión no se siente ca.paci*.ada para calificar los vicios de procedimiento en la tramitación de esta ley.

DIjoT también el seiíe- «ÚOI^MMMBP

MTCB, ***tttoa**s* & w-IIHhüss hechas a la Secretaria General del Movimiento, que las tres últimas Secretarías—regidas por los señores Fernández Cuesta, Arrese y Solís—han hecho un proceso contitucional que nos libera de esos terrores que algunos predican para cuando nos fal*.e la persona de Jefe del Estado. A Franco le sus tituirán las instituciones.

A las tres menos veinte de la tarde el señor Bau suspendió -ts-sesión, para continuarla a las cinco y media.

SESIÓN DE LA TARDE

Profunda desviación del proyecto con relación a la ley Orgánica del Estado, dijo el señor Udina Martorell

En la sesión de la tarde de la Comisión de Leyes Fundamentales y Presidencia del Gobierno, qtté estudia el proyecto de ley Orgánica del Movimiento y su Consejo Nacional, intervinieron los procuradores señor marqués de la, Encomienda, don Santiago Udina Martorell, subsecretario del ministerio de Obras Públicas; el ex ministro don Raimundo Fernández Cuesta, don Roberto Reyes Morales y don Juan Sánchez Cortés.

A las seis y diez de la tarde se reanudó la sesión. Interviene el señor Fernández Daza. Solicita se traiga una ley electoral para el Consejo Nacional del Movimiento que contenga algunas normas relacionadas con el Consejo Nacional para que éste, renovado, pueda hacer la propuesta de normas para su desarrollo.

EL SESOK UDINA MARTORELL DEFIENDE UNA ENMIENDA

Le sigue en el uso de la palabra el señor Udina Martorell. Su intervención fue interrumpida en diversos pasajes con comentarios de censura. Entre otras cosas, dijo que si del título del proyecto de ley, cuyo cambio propone, pasamos al ámbito y contenido del informe del proyecto, se advierte mayormente 1» profunda desviación del mismo con relación a la ley Orgánica del Estado, de carácter fundamental, que constituye el marco irrebatible de nuestras posibilidades legislativas.

El título del proyecto y el ámbito y contenido del mismo, ser gtin el informe de la ponencia, traspasan el marco de la ley Orgánica del Estado y constituyen hasta el presente un Intento, nn acto de contrafuero previsto por su artículo 59.

Hablar de ley Orgánica del Movimiento supone configurar ésta como una entidad política, lo cual ni está en la del Estado ni es congruente con los Principios de la ley de 17 de mayo de 1958. Es ilegal toda organización política aje na a la única representatividad rp conocida por los mismos.

El Consejo Nacional, como la Je fatura del Estado, la regencia o la corona, son Instituciones y órgane-del Estado; el Movimiento Naciónal no lo es.

Resulta así, dijo más adelante que el Intento de configurar el Movimiento como organización mar ginal del principio básico representativo no sólo constituye intento de contrafuero y sería desviación de poder de las Cortea, sino que cae bajo un ámbito distinto del propio de nuestro sistema político, establecido por las Leyes

(Continúa en pág. siguiente)

COMISIÓN de las CORTES

(Viene de la pág. anterior)

Fundamentales. Tan distinto, que nos asemejaría, además, a experiencias superada» &n Occidente y sólo

vigentes en los sistemas de inspiración marxista.

VALORES POSITIVOS DEL MOVIMIENTO

Yo sostengo—sostiene la enmienda cíe que soy primer firmante por la singular deferencia de los ilustres procuradores que la. honran y avalan ^Protestas en la Comisión por estas palabras, que aluden a dos arzobispos)—que tantos valores positivos como acompañan al Movimiento a lo largo de estos treinta años deben mantener su vigencia. Tx> esencial del mismo ha quedado incorporado al ámbiío del pueblo español, unido «n la comunión de sus principios; al concepto de la nación, como unidad de destino, y a la realidad1 del Estado, corno suprema institución de la comunidad nacional con soberanía una e indivisible, no susceptible de delegación ni cesión. Pero queda el complejo meritísimo de sus entidades y servicios: la Sección Femenina, en primerisimo, excepcional tugar; la Organización Juvenil, la Vieja Guardia, los ex combatientes, Jas hermandades cíe ex cautivos, la obra de Auxilio Social, la Organización Sindical—aunque ésta sea tema de otro futuro proyecto—, la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes y otras más.

¿Quién ha dicho que haya que borrar del mapa de nuestra contemporaneidad y de nuestro futuro esta floración maravillosa, da tanto esfuerzo escondido, de tantas generosidades y oblaciones, de tanta eficacia? No seré yo quien lo diga ni la enmienda que deflendo. L,as organizaciones filiales del Movimiento, esas antes nombradas y otras más que caben, cumplen fines específlcps y pueden y deben concurrir, inspiradas como hasta hoy en los Principios del Movimiento—vanguardia inasequible al desaliento, vela y custodia de un patrimonio incorporado a la historia nacional—, a vertebrar la sociedad española. Pero, en todo caso, filiales, sin confusión con el Movimiento en sí, alentadoras del mismo y no dominadas por burocracias o jerarquías oligárquicas.

Más adelante dijo que con la excepción en 1» prensa d* la Secretaría. General del Movimiento,

empeñada en resolver las cuestiones políticas con soluciones físicas hasta hoy ínalcanzadas, & inmovilización del Movimiento, esa prensa que tiene, sin duda, del contraste de pareceres «1 mismo concepto—en ente caso, certero—del ministerio de Industria en el

El referéndum ha sido una sanción y confirmación del régimen existente (don Raimundo Fernández Cuesta)

Jnterviene seguidamente el señor Fernández Cuesta (don Raimundo). Quiero que de aqol aalgamos convencidos, no vencidos. Hay que recordar que el 18- de julio, en que -a produjo el Alzamiento dal pueblo español, hubo das aspectos: uno negativo y otro positivo. El negativo, unánime, de poner término a la situación caótica de España. El positivo, el espíritu de lo que habría que hacer políticamente. En este punto comenzaron las discrepancias. José Antonio creó la Falange; Franco, «1 Movimiento que une a Falange Española y al Tradicionalismo, incorporando la» directrices de F. E. T. y de las J. O. N. S. 53 proyecto de ley que nos ocupa no hace otra cosa que desarrollar el Movimiento y es cuando surgen las críticas. Todas las críticas que van a la ley se dirigen a Falange porque se la acusa de ser un partido único y de mantener un Estado monopolista.

SANCIÓN Y CONFIRMACION DEL REGIMEN

¿Es justo? Si hubo una fracción política que más haya cedido en favor del Movimiento, ha «ido la Falange a la que se le acusa de totalitaria y de partido único. Cuando José Antonio Fundó la Falange ía definió como un antipartido, un Movimiento. L>o repitió siempre. Se está criticando al Movimiento con argumentos de tipo democrático para dejarlo reducido a una entelequia inútil, para impedir su desarrollo. El referéndum ha sancionado el régimen político anterior, no uno nuevo. Todo lo sustancial sigue. El referéndum ha sido una sanción y confirmación del régimen existente en España desde hace treinta años, ha sido un cheque en blanco a Franco. Hay que hablar Claramente: ¿estamos sí o no con ´este sistema político? Si es qua debemos ir a uno nuevo, acepto las enmiendas deíendidas boy aquí. Si debemos seguir con el mismo sistema, sobran esas enmiendas

Rebate loa argumentos expuestos en contra del proyecto de ley y pide mantener el título del proyecto. En el Movimiento, dice, estamos todos; los recelos son Injustificados y con ellos no hacemos tnás que despertar recelos y tirar piedras contra el propio tejado.

El señor Beyes Morales, que ínter viene después, argumenta en defensa del proyecto de ley y rebate las enmiendas contrarias al mismo.

1 a ponencia tiene mentalmente Sánchez

Por ¿a ponencia habla el señor Sánchez Cortés. Se define como un hombre del Movimiento porque es •un hombre del 18 de julio. EMce que no pertenece a Falange porque jamás se ha afiliado a nada. La ponencia, Integrada por hombres de distinta significación, ha pretendido hacer un dictamen de buena voluntad; se aceptaron enmiendas esenciales, sin perder de >-ista ia linea establecida por el Gobierno. La ponencia tiene un es´••ihi fundamentalmente abierto. un espíritu funda-abierto (señor Cortés)

El proyecto supon* el fantasma de un partido único? Es una imputación muy fuerte el pensar que patrocinamos un partido único. No comprende las calificaciones de ilegalidad y de anticonstitucionalldad del proyecto que se kan hecho. Contesta a las intervenciones de los señores Fernández Daza y Udina Martorell. Dice que no puede haber contrafuerq contra algo que no es norma jurídica todavía. E3

(Continúa en pág. siguiente)

contraste de metales preciosos—sólo son contrastables los metales que responden a una definición previa—, con la excepción de esa prensa, todas las opiniones favorables que mereció la ley Orgánica del Estado, antes de su aprobación clamorosa por el país, se han manifestado contrarias al título, ámbito y contenido de este proyecto España dio una muestra de cordura colectiva e! 14 de diciembre; porque la ley era sabia y prudente. ¡Como que nos la trajo Franco personalmente, fresca todavía en las banderas blancas de paz de las cuartillas la tinta de su pluma!

El informe de la ponencia nos presenta un texto de ley que la nación habría de recibir con tacha de inconstitucionalidad o contrafuero. jCJué garantía le vamos a dar ante el pueblo a esta institución del contrafuero, tan certeramente incorporada al sistema constitucional español, si !a propia ley reguladora del órgano llamado a recursarlo tiene ella misma esa tacha fundamental?

El Movimiento, dijo más adelante, vuelve a cerrarse, manteniendo sus juntas de mando, que no otra cosa son los consejos provinciales y locales, instrumentos que convierten al Movimiento en mordaza de la opinión-

TUMULTO EN EL SALÓN

(Estas últimas palabras del se ñor Udina Martorell producen tumulto y protestas en el salón d« sesiones.

Se oyen voces y gritos, golpes sobre las mesas. Procuradores puestos en pie increpan al señor Udina. Se protesta por las palabras ante el presidente, señor Bau. Este agita ¡a campanilla una y otra vez para hacerse oír.)

Hecho el silencio, habló en tono enérgico el señor Bau para llamar al orden a los procuradores, y amenazó con levantar la sesión. La presidencia—dijo—ampara el derecho de todos; el gritar no es la fórmula para emitir un juicio o una protesta. La razón que podían haber tenido los procuradores que alborotaron la perdieron con su conducta. Anunció con cumplir el reglamento, haciendo salir de la sala a los procuradores que na formen parte de la Comisión ni sean enmendante». La presidencia —añadió—está dispuesta a evitar expresiones ofensivas. Pide al señor Udina (tea comedido en sos palabras, y >l» MTÍ* un acierto ¥M todo «oñeepto que pued» no cluyé el señor Bau—más en 1>> que no» une que en lo que nos separa.

El señor Udina retírfi la expresión que había producido el tumulto.

Servicio Iberoamericano de Cooperación Social

Recomienda su institución el I Congreso Iberoamericano de Promoción Profesional de la Mano de Obra

MADRID, 31. (Cifra.) — "El I Congreso Iberoamericano de Promoción Profesional de la Mano de Obra ha recomendado crear el Servicio Iberoamericano de Cooperación social, con la participación y para beneficio de los países de Iberoamérica y de España, que actuará en función dn los planes nacionales y regionales de desarrollo económico y social.

Solicitar del Gobierno de España que por medio del ministro de Trabajo, y con carácter urgente, orga-

Comisión de las Cortes

(Viene de la pág. anterior)

Consejo Nacional no es totalmente un óz´gano del Estado; tiene una parte como guardián de los principios, pero por encima de todo es una Cámara de carácter político. El Movimiento es una comunión abierta a todos los españoles. PRINCIPIOS BÁSICOS Si queremos hacer una convivencia tenemos que ceder en aras de otras cosas que tenemos que recibir. Si queremos convivir, tendrá que ser con aceptación de unos principios bástaos fundamentales. Considero básica la unidad. Estos treinta años de vida española han sido de unidad, y la patrocino para todos los sectores porque es necesario que vayamos elaborando pensamiento en común. El proyecto de ley es claro. Continuidad y evolución es lo que venimos diciendo en estos últimos años, pero parece que hay disparidad en el grado de la evolución. Después de Franco han de quedar las instituciones. T en cuanto al monopolio, sería interesante traer aquí la lista de los setenta ministros que han formado parte de los Gobiernos de Franco, para comprobar la ideología política de cada uno de los ministros y conocer asi .en y\é manos ¿stuvo el ^BI^BBPB ffB^iSHp ib fcatfeír" eafifa*1 do en el Juego decir, porque no resulta el juego como uno pensó, "yo me voy y ahí queda eso". El juego, una vez entrado en él, se acepta con todas sus consecuencias. Y, por favor, que no ee hable más de dos Españas.

El señor Sánchez Cortés terminó leyendo párrafos del discurso del Papa en Fátima referentes a la responsabilidad da los hombres.

A las nueve y cinco cte la noche el señor Bau levantó la sesión, para continuarla a las diez y media de la mañana de hoy. de Torrejón de Ardoz, que han permanecido durante tres días en diferentes lugares asturianos dedicados a la pesca deportiva nice y ponga en funcionamiento el indicado servicio, con sede en Madrid, y con la colaboración de los Gobiernos e instituciones oficiales y privadas de Iberoamérica aquí representados o que luego se adhieran a estas recomendaciones.

El mencionado servicio deberá mantener una estrecha colaboración con los organismos internacionales, con los Iberoamericanos y los españoles, a fin de evitar duplicidad de esfuerzos en el desarrrollo de sus programas y de que las diferentes esferas de acción, propias de esos organismos, sean respetadas y se logre su ínterrelación."

Eliminación de petróleo derramado en el puerto Ceuta

Se aprovechan las medidas preparadas para la "marea negra"

CEUTA, 31. (Cifra.)—"Está perfectamente localizada y su situación es dentro de los estrictos límites del puerto", han declarado hoy en círculos oficiales al referirse a la cantidad de petróleo que se derramó al producirse la rotura de una manga en un petrolero que descargaba en el muelle ceutí. Por parte.de las autoridades de Marina se está procediendo a la realización de los trabajos de eliminación de dicha cantidad limitada de petróleo aprovechando la gran ex-rcriencia obtenida y las medidas preparadas con motivo de la eliminación de la "marea negra".

 

< Volver