Autor: Colón, Antonio. 
   Solemne coronación canónica de Nuestra Señora de la Hiniesta en Sevilla  :   
 EL cardenal Bueno Monreal ofició en la ceremonia como legado del Papa. 
 ABC.    24/05/1974.  Página: 45. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SOLEMNE CORONACIÓN CANÓNICA DE NUESTRA SEÑORA DE LA HINIESTA EN SEVILLA

El cardenal Bueno Monreal ofició en la ceremonia como legado del Papa

Sevilla 23. (Crónica de nuestro corresponsal, por télex.) A mediodía de esta

espléndida jornada de la Ascensión ha sido coronada canónicamente en una solemne

ceremonia celebrada en la catedral la imagen de gloria de Nuestra Señora de la

Hiniesta, titular de una popular Cofradía de la Semana Santa sevillana, fundada

a principios del siglo XV. Se trata de una bellísima Imagen de talla, copia fiel

de la primitiva gótica que se veneraba desde tiempo inmemorial en la parroquia

de San Julián y que fue destruida por las llamas en el incendio intencionado de

abril de 1932. Esta imagen fue traída a Sevilla desde Cataluña a fines del siglo

XIV por el caballero Per de Tous, cortesano de Enrique III, y polarizó una de

las más antiguas devociones marainas hispalenses. Su Cofradía es una de las más

populares de la ciudad y a ella están vinculados también ilustres apellidos

sevillanos como los de García de la Borbolla y los de Lúca de Tena.

La imagen de Santa María de la Hiniesta aparecía en un artístico y monumental

altar de plata, levantado en el trascoro de la catedral. En el presbiterio bajo

ocupaban lugares preferentes la Junta de Gobierno de la Hermandad de la

Hiniesta, Cabildo catedral, autoridades sevillanas, presidida por el gobernador

civil, alcalde y capitán general de la II región aérea. Se encontraban también

presentes las esposas de las autoridades y de los miembros de la Junta de

Gobierno de la Hiniesta, luciendo la clásica mantilla española.

Ofició de pontifical como legado de Su Santidad Pablo VI el cardenal arzobispo

doctor Bueno Monreal que concelebró la misa con el canónigo doctor Domínguez

Becerra y varios párrocos y sacerdotes sevillanos. En la homilía, el cardenal

arzobispo se refirió a la intensa labor catequística y asistencial de la

Cofradía de la Hiniesta y coordinó con bellas palabras la festividad del día con

la ceremonia que se celebraba, relacionándolas con la etapa actual de la

Iglesia, que calificó de lozana plenitud.

AI término de la misa se dio lectura al breve de Juan XXIII de 1959, por el que

se concedía la coronación canónica a la venerada imagen, acto que llevó a cabo

seguidamente el cardenal-arzobispo, actuando de padrinos el alcalde de la

ciudad, don Juan Fernández Rodríguez García del Busto, y su esposa, doña Isabel

Argüeso. El momento resultó muy emocionante, subrayado por el fervor de los

miles de sevillanos asistentes que llenaban las amplias naves del trascoro

catedralicio y el repique general de las campanas de la Giralda, a las que

contestaron las de todos los templos hispalenses. La corona de líneas góticas es

una obra de arte de la joyería barcelonesa y fue donada en su día para este fin

por el ilustre cofrade, ya fallecido, don Eladio García de la Borbolla y San

Juan. Finalizó la solemne ceremonia con la lectura de un mensaje pontificio y la

bendición papal impartida por el cardenal arzobispo. A la ceremonia de la

coronación de Santa María de la Hiniesta ha presidido una serie de actos, entre

los que han destacado una semana mariológica y un triduo en la catedral, en el

que predicaron los obispos de Córdoba, Canarias y auxiliar de Sevilla. La imagen

de Nuestra Señora de la Hiniesta será llevada en procesión a su templo de San

Julián en la tarde del próximo sábado. A su paso por el Ayuntamiento, y en un

solemne acto, el alcalde ofrendará a la imagen el bastón de mando de la

Alcaldía, ya que la Virgen de la Hiniesta es Patrona del municipio de Sevilla,

patronato que en siglos pasados se consideraba extensivo a toda la ciudad.

Antonio COLON.

 

< Volver