Cardenal Enrique y Tarancón. 
 "Pedir ´indulto´ en vez de ´amnistía´ no es una cobardía del Episcopado"     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CARDENAL ENRIQUE Y TARANCON:

«Pedir "indulto" en vez de "amnistía" no es una cobardía del Episcopado»

MADRID, 7.

(INFORMACIONES.)

TENGO que aclarar que Justicia y Paz no es la única institución que se ha

dirigido al presidente de la Conferencia Episcopal para sumarse a los deseos de

«clemencia y equidad», que ha formulado el Santo Padre con motivo del Año

Santo. Las formulaciones son distintas y de todas ellas he dado cuenta a la

Comisión Permanente del Episcopado en la reunión de los pasados 16-18 de

enero. Como es lógico, los obispos examinarán dichas peticiones, y puesto que

había de ser la jerarquía eclesiástica, según deseo de todos los peticionarios,

la que debía interpretar ante los poderes civiles dichas súplicas, reflexionaron

sobre lo que debía ser asumido desde el Evangelio y respondía mas fielmente al

espíritu del deseo formulado por el Santo Padre en este Año Santo. Respondo,

pues, más concretamente diciendo que yo he recibido un mandato de la Comisión

Permanente, con el cual entiende ella acoger suficientemente los ruegos

formulados por diversas instituciones, entre ellas los de Justicia y Paz. Por

otra parte, la Conferencia Episcopal había tratado ya este tema en la última

asamblea plenaria, y la Comisión Permanente conocía la opinión de la mayoría del

Episcopado sobre este asunto.» Esto declara el cardenal Enrique y Tarancón al

semanario diocesano Iglesia en Madrid». Declara también el cardenal que los

obispos evitan la palabra amnistía debido «sencillamente al legítimo deseo de

hablar con la mayor claidad y exactitud, para eludir las encontradas

Interpretacioles que siempre se originan cuando se utilizan palabras que

prácticamente son ambiguas. Querámoslo o no, la palabra amnistía ha venido

usándose en los últimos tiempos entre nosotros no sólo con diversas

significaciones, sino con fines y por grupos que exceden el ámbito de la

Iglesia». «Puedo asegurarle —subraya más adelante el presidente de la

Conferencia Episcopal— que la selección de las palabras en el comunicado final

de la Asamblea Plenaria y de la Comisión Permanente no obedece a compromiso

alguno ni a actitudes cobardes en el ejercicio de nuestro ministerio, que es

exclusivamente pastoral. Nuestro comunicado alcanza —dice más adelante— a la

figura misma de algunos delitos que, dentro de la prudencia de un gobernante,

podrían revisarse.» «El gesto de clemencia —concluye el cardenal— no sólo es

cristiano, sino yo diría que tradicional de todos los Años Santos. Es más. yo

creo que es también una manifestación de fortaleza del Estado y de la sociedad.

Por otra parte, pedir que se revisen y actualicen las leyes según el grado de

madurez democrática de la sociedad y que incluso desaparezcan ciertas figuras

de delito responde fielmente a la doctrina tantas veces formulada por la Iglesia

respecto de los derechos humanos, sobre los cuales existe hoy una sensibilidad

especial en nuestro país de la que no son una excepción grandes sectores de los

responsables de la sociedad civil.»

MAS DE 250 SACERDOTES Y RELIGIOSAS PIDEN AMNISTÍA

Por otra parte, 171 sacerdotes y religiosos de Madrid y 78 religiosas de unas

veinte congregaciones se han adherido, tras una asamblea, a las peticiones de

amnistía. La asamblea habla sido convocada por cerca de Ochenta comunidades de

base y otros movimientos apostólicos. En el documento final piden la concesión

de amnistía general para cuantos han sido condenados por delitos de reunión,

asociación, huelga o expresión. Piden también que estos derechos sean plenamente

reconocidos y que en este Año Santo lo sean igualmente los protocolos referidos

a la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la O. N. U.

 

< Volver