Cerradas las puertas de la catedral de Madrid     
 
   19/01/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CERRADAS LAS PUERTAS DE LA CATEDRAL DE MADRID

MADRID, 19.

(CIFRA.)

«El cardenal-arzobispo de Madrid no ha ordenado esta tarde el cierre de la

catedral de San Isidro; es más, monseñor Tarancón se enteró del cierre después

de producirse», según informó a Cifra la misma noche del sábado un portavoz del

Arzobispado.

El portavoz mantuvo a las 23,30 horas un contacto telefónico con un redactor de

Cifra, al que formuló determinadas puntualizaciones a una noticia, facilitada

por la propia agencia dos horas antes, y en la que se informaba del cierre del

citado templo por las autoridades eclesiásticas, así como de dos cartas que

miembros de unas presuntas comunidades cristianas de Madrid y Moratalaz le

habían dirigido al cardenal Tarancón, convocándole por la tarde en la catedral

de San Isidro para dar explicaciones en torno a las reuniones de trabajadores en

los templos.

Manifestó el portavoz que las referidas cartas no eran tales, sino un anónimo

que no estaba firmado por nadie. A este respecto, dijo que «el cardenal está

acostumbrado a recibir cartas firmadas con nombres y apellidos», y que las

citadas comisiones eran desconocidas, «aunque suponemos de qué grupos se trata,

por supuesto, de inspiración marxista», según dijo textualmente.

En segundo lugar, respecto al contenido del anónimo, el portavoz del cardenal

agregó que «lo que se pide en él es un chantaje para que el cardenal ponga los

templos oficialmente a disposición de los obreros para que celebren sus

asambleas sindicales, aparte de criticarle el hecho de no haberse enfrentado con

la fuerza publica en los días pasados con motivo de determinados encierros. «Un

superior —dijo el portavoz— no tiene por qué escuchar las órdenes que le den sus

inferiores, aparte de que dichos miembros de unas llamadas comunidades

cristianas no son representativos en manera alguna, y menos en la forma en que

se dirigieron al cardenal.»

En cuanto a la cita en la catedral de San Isidro, el portavoz manifestó que no

era el lugar apropiado para dirimir determinados extremos y que, en todo caso,

el cardenal hubiera recibido en su casa a dichos miembros de comunidades

cristianas.

Finalmente, el portavoz del Arzobispado adelantó a Cifra que seguramente en la

presente semana el cardenal dará «más o menos públicamente —dijo— una respuesta,

quizá en forma de carta, a la problemática actúal de los encierros en los

templos».

 

< Volver