Concluyó la Asamblea Episcopal. 
 Los obispos españoles están por el centro-izquierda     
 
 Informaciones.    01/03/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

CONCLUYO LA ASAMBLEA EPISCOPAL

Los obispos españoles están por el centro-izquierda

MADRID, 1.

(INFORMACIONES.)

Los obispos españoles también están por el «centro". Dentro de la toponimia,

política, por el centro-izquierda. Esta es la conclusión que se saca de la

última, asamblea prenaría del Episcopado, clausurada el sábado, a primera hora

da la tarde, en Pinar de Chamartín, en Madrid.

Los obispos marcaron, aunque todavía con cierta timidez, quizá por falta de

tiempo O por esperar a que se clarifique el ambiente, una tendencia o una

«estrategia» de la Iglesia hacia el socialismo democrático.

Tras otear y escudriñar desde la altura el panorama político español, el

Episcopado, y sobre todo la Iglesia-base en España, no está por el Iranovilismo

ni por el socialismo marxiste. La Izquierda demócrata-cristiana y, sobre todo,

la socialdemocracia, a la europea, parece que se llevaría, en estos momentos, la

complacencia de la Iglesia española.

Los obispos han respondido en este punto a un cuestionario enviado previamente

en torno al tema general «La Iglesia en el momento actual de España». El tema

era: «Capitalismo y socialismo.» Al cuestionario respondieron veintiséis

prelados. No se trata de una toma de postura oficial, sino de una pista de

orientación.

En general, no rechazan de plano la concepción capitalista, aunque si se oponen

rotundamente a la filosofía materialista que subyace en el capitalismo. Al mismo

tiempo, asumen la tesis de la socialización:

constante atención a la distribución de los bienes, participación social, etc.

Su reacción ante el socialismo marxista es contundente. Tras indicar que el

comunismo está organizado y funcionando en todas las diócesis a nivel de

minorías muy activas, creen que su influjo está rodeado de un cierto aire de

mito, y afirman sin ninguna concesión que la respuesta marxista no será nunca

admisible para un cristiano.

Opinan los señores obispos que este socialismo marxista está degradando los

criterios espirituales de muchos católicos que colaboran con los comunistas en

acciones reivindicativas. Tampoco deja campo abierto al movimiento de cristianos

para el socialismo. El Episcopado español no concibe que un cristiano pueda ser

marxista.

Acusan a estos «progresistas» de parcialidad en la concepción cristiana:

mutilación del Evangelio, silencios u oposición a una parte de la doctrina de la

Iglesia, desprecio de la disciplina, que consideran «alienante», una tecnología

y una moral reduccionistas y una concepción popular de la Iglesia en oposición a

la Iglesia institucional.

• Queda el socialismo no marxista. Los obispos explican su dificultad a la hora

de dar un juicio definitivo sobre este sector por la diversidad de formas que

presenta: pero piensan que el cristianismo debe apreciar el sentido de la

justicia social que impregna a estos.socialismos y sus deseos de Igualdad y

humanismo. El Episcopado pone como condición para colaborar con este socialismo

no marxista la aceptación: por éste de los valores trascendentes de la persona

libertad responsabilidad apertura a lo espiritual y superación de todo

dogmatismo De todas formas, los obispos constatan la existencia de una tendencia

generalizada hacia el socialismo no marxista en España.

En el aspecto de las relaciones Iglesia-Estado: la asamblea episcopal abunda en

su tesis ya sabida de Independencia y colaboración, aunque haciendo especie

hincapié en la independencia.

En lo que respecta a los colegios de la Iglesia, verdadera preocupación de la

Jerarquía eclesiástica en estos momentos, la tesis central de los obispos es:

"No es posible la supervivencia de centros no estatales abiertos a todos, y la

libertad de los padres en este campo resulta no real, sino meramente formal, si

un servicio tan costoso no es financiado por el Estado, a través de los cauces y

modalidades que sean considerados técnicamente más idóneos.» Para estos centros

de la Iglesia los obispos piden justicia, corresponsabilidad e identidad con los

estatales. También subrayan la necesidad de Impartir formación religiosa en los

centros docentes del Estado.

Por lo demás, la asamblea episcopal hizo pública una nota en la que expresa su

viva preocupación ante la invasión erotizante y pornográfica

 

< Volver