Autor: Ríos, Ricardo. 
 Carta pastoral conjunta. 
 Los obispos andaluces piden reformas socio-económicas radicales  :   
 Denuncian el dramático problema del paro en la religión. 
 Informaciones.    10/05/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

CARTA PASTORAL CONJUNTA

LOS OBISPOS ANDALUCES PIDEN REFORMAS SOCIO-ECONÓMICAS RADICALES DENUNCIAN EL

DRAMATICO PROBLEMA DEL PARO EN LA REGIÓN

SEVILLA, 10

(INFORMACIONES por Ricardo Ríos).

ES necesario reconocer que nuestra sistema fiscal es injusto y debe ser

profundamente modificado para que logre una mas equitativa distribución de la

renta», dice una nota pastoral de los obispos del sur de España en la Que se

analiza el paro obrero en la región.

«Por fidelidad a nuestra misión —exponen los obispos al comienzo de ia pastoral—

hemos de sentir, como Cristo Jesus, las necesidades y las angustias de los

hombres. Entre ellas sobresale por su dramatismo el problema del paro,

permanente y endémico en las diócesis del Sur, Inherente a una secular

estructura de la sociedad, cuya reforma radical se difiere una y otra vez,

problema agravado en los últimos tiempos hasta limites Intolerables. Y añaden

después: «La situación de paro en la región pone al descubierto los defectos de

unas estructuras socioeconómicas que redundan en perjuicio de los más débiles,

asi como también en la desigual participación de las regiones en los, beneficios

del desarrollo.

Contentarse con salir de la crisis sin arbitrar reformas en su rafees

permanentes seria desperdiciar una ocasión para afrontar en profundidad los

problemas de la España del Sur.»

El documento, tras enumerar las tragedias personal, familiar, social y de

carácter espiritual y moral que origina el paro, se refiere a la necesidad de

crear puestos de trabajo, y dice: «La mayor responsabilidad corresponde u

quienes deciden la política económica, tanto en el plano nacional cómo

internacional.

Porque donde la iniciativa privada permanece inactiva o es insuficiente, los

poderes públicos tiene la obligación de procurar, en la medida mayor posible,

puestos de trabajo, emprendiendo obras de utilidad general y facilitar con

consejos y otras ayudas el fomento del trabajo para quienes lo buscan.»

Más adelante la pastoral expone: «El pleno empleo no puede ser considerado como

una mera opción de carácter técnico, sino como una grave y absoluta obligación

de justicia que recae propormionalmente sobre las personas, loa grupos sociales

y las instituciones que puedan facilitar puestos de trabajo.»

PROPUESTAS DE ACCIÓN

Finalmente, se recuerda si documento publicado hace tres años sobre «La

conciencia cristiana ante la emigración», y a título de propuestas de acción,

tras «considerar obligada y urgente la creación de puestos de trabajo en la

España meridional». puntualiza para lograrlo:

1- Ante todo, las inversiones masivas de la Administración Pública, que

transformen efectivamente la infraestructura, económica de la región y la doten

de medios de comunicación, de instituciones educativas y de industrias básicas,

aunque no sean inicialmente rentables, que aseguren el despegue económico y la

transformación de las estructuras de la sociedad.

2- Los recursos de las instituciones bancarias y de ahorro ubicadas en nuestra

reglón, aplicados a la creación de riquezas y de trabajo entre nosotros,

superando los Incentivos de mayor seguridad o rentabilidad que ofrezcan otras

zonas más industrializadas, y por tanto no tan necesitadas. Esta orientación

tendría que ser facilitada y potenciada por el propio Estado.

3- El capital privado de la propia región, para el que constituye un deber

inexcusable de su posición privilegiada poner en plena explotación sus recursos

patrimoniales y financieros con verdadero sentido social en las inversiones.

4- Sobre todo, no puede ni debe faltar una participa clon popular bien

organizada en la que los trabajadores se constituyan en artífices de su propia

promoción."

 

< Volver