Tenaz labor educadora     
 
 ABC.    18/11/1959.  Página: 69. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

TENAZ LABOR EDUCADORA

El delegado nacional del Frente de Juventudes, D. Jesús López Cando, leyó anoche en él diario hablado de Radio Nacional de Espana el siguiente comentario sobre "Veinte años de paz en el Movimiento Nacional bajo el mando de Franco"

"Desde la atalaya de esta Delegación Nacional de Juventudes, el panorama de los últimos veinte años de vida española ofrece como nota dominante la sanidad de su ambiente público En él nacieron y se elevaron moralmente los jóvenes qué hoy preparan su ingreso en las filas del Ejército; los misinos a quienes nosotros despedimos ante su inmediata mayoría de édad.

Conservamos este ambiente y esta paz gracias a una fuerte tensión nacional. Primero, la tensión dolorida por las vivencias de nuestra guerra; después, la tensión de voluntad, la pasión creadora que nos concitó a todos en una empresa de común salvación. Pero, sobre todo, vivimos la paz porque en cada momento sabíamos que podíamos perderla, porque teníamos conciencia de que era el fruto ce una permanente política de unidad.

Ojalá , qué al término de esta larga etapa de veinte años ni la frivolidad ni 3a inexperiencia puedan inducir, a la creencia de que la unidad y la paz son una simple consecuencia natural de la bondad del hombre.

Por no haber sido Franco servidor de facciones, sino sencillamente el hombre fuerte que empuñó el Poder en el momento preciso, en que nadie lo ejercía legítimamente, fue inspirador de una polítíca de vuelo nacional, con profundidad histórica, anchura social y ambición de futuro. Mas al servicio de este empeño no bastaba el arte del buen gobierno, sino que fue necesario plantearse toda una intensa y tenaz labor educadora. Justamente a este propósito se orden» la fundación y fines del Frente de Juventudes, que ha rendido a nuestra Patria servicies cuya magnitud y sustancia espiritual no es posible reducir a simples datos estadísticos.

Aparte el cuidado de las enseñanzas que le han sido encomendadas por el Estado, la atención el Frente de Juventudes se ha orientado primordialmente hacia el fomento de aquellas actividades, que, siendo sugestivas para chicos y jóvenes de hoy, puedan entrañar, en mayor o menor gradó, valores formativos, asimilables precisamente en las horas de ocio o temporadas "de vacación. Desea ofrecer, en el futuro como hasta´"ahora, el máximo de posibilidades para que el mayor número de españoles menores de edad se organice satisfactoriamente su tiempo libre.

Así surgieron nuestros campamentos de verano, bajo cuyos mástiles se fraguó, más que en parte alguna, la unidad de nuestra Patria, y por los que, sólo esta año, han pasado alrededor de sesenta mil muchachos, que no llegaron a ellos identificados por la raiz y el recuerdo, pero que se sintieron hermanos y camaradas en los mismos afanes, propósitos y esperanzas.

Y así funcionan los casi dos mil quinientos Hogares Juveniles, en los que se canaliza la rebeldía y la impaciencia de nuestros afiliados, no para sumirla en un conformismo inoperante, sino para proyectarlas en amor apasionado hacia-, el logro de una España mejor que la que nosotros les legamos."

Y esta misma finalidad perseguimos con nuestros programas deportivos, en cuyas competiciones han participado este año más de trescientos mil jóvenes. Junto a una mayor salud física para nuestro pueblo y una base amplía de selección para- los dirigentes del deporte nacional, aspiramos a inculcar nuevos modos, y hábitos de convivencia, de los que tan necesitado está .nuestro temperamento. Por esta razón también hemos incorporado al campo profesional el clima y espíritu deportivo, organizando concursos nacionales e internacionales para los mejores aprendices (treinta mil han respondido este año a nuestra llamada), que coadyuvan a la valoración social del trabajo y, del trabajador y constituyen, un estimulo para la solidaridad interna" de las empresas y de las escuelas de formación.

Y ahora roto el aislamiento a que estaba sometida España, se, abre la posibilidad de celebrar encuentros e intercambios juveniles con otros países. Desde hace dos años se incrementan con ritmo y éxito insospechados y de" ellos se obtienen frutos positivos, tanto para afirmar o depurar, según los casos, el patriotismo de nuestros jóvenes como para mostrar a los demás el verdadero modo de ser y el espíritu del pueblo español.

Poco tiempo son tres minutos para resumir la actividad de veinte, años, pero he de sujetarme a esta prudente medida radiofónica, por lo que termino, no sin antes rogaros disculpa por si he puesto algún énfasis vanidoso en mis palabras. Nada más lejos de mi intención, ya que rio soy hombre satisfecho; antes al contrario; mi ánimo siente la pesadumbre de una responsabilidad que, aunque compartida con muchos padres educadores, empresarios, políticos, réligiosos, dirigentes sociales, en fin, no por eso deja de llenarme de serias preocupaciones.

Se dice con frecuencia que el futuro pertenece a los jóvenes, que ellos son el mañana de la Patria. Y se dice sin toda la verdad, porque ese futuro; ése mañana, lo estamos condicionando nosotros hoy, ahora y aquí, con nuestra acción y, también, ¡cómo no!, con nuestras omisiones.

Quiera Dios que esta mirada retrospectiva, que hoy lanzamos sobre la vida española, nos sirva para obtener impulso y gravedad; para planteamos sin contemplaciones y de inmediato una nueva etapa que implique que su poder sugestivo a las nuevas generaciones en un quehacer nacional."

 

< Volver