"Affaire" Matesa; 575 Empresas y 7000 trabajadores afectados. 
 Los acreedores consideran del mayor interés asegurar la continuidad de la Empresa     
 
   05/09/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 22. 

"AFFAIRE" MATESA

575 Empresos y 7.000 trabajadores afectados los acreedores consideran del mayor interés asegurar la continuidad de la Empresa

SAN SEBASTIAN.—Ayer tarde, en la Cámara Oficial de Industria de Guipúzcoa, bajo la presidencia de don Ignacio Otoño, se reunió la Comisión de acreedores privados de Matesa, formada por doce representantes de éstos y uno del Banco de Crédito Industrial. Al término de la reunión, que duró tres horas y media, se facilitó la siguiente nota: "Se ha analizado la situación de las Empresas que fabrican mecanismos y piezas para Matesa, a las que la interrupción de las fabricaciones y la interrupción de pagos por parte de Matesa pone en una posición de extrema crisis económica y de empleo.

Esta situación afecta a unas 575 Empresas. A 75 de estas Empresas se les adeuda, a cada una, un promedio de diez millones de pesetas, con un total de 750 millones. A otras 500 Empresas se les adeuda, a cada una, menos de un millón de pesetas, con un total de 250 miIlones. Por tanto, el importe total que se adeuda se estima en unos mil millones de pesetas.

La interrupción de suministros y pagos de las mercancías fabricadas para Matesa está poniendo en una situación muy grave a todas las Empresas proveedoras. Por una parte, la situación económica puede poner a las Empresas en situación de. interrupción de pagos, que repercutirían en cadena, y por otra parte, la falta de trabajo puede obligar a reducciones drásticas de las plantillas del personal. Deberían arbitrarse medios para evitar ambas situaciones.

CONTINUIDAD DE MATESA

Los obreros y empleados de estas industrias, que suministran piezas, grupos y equipos diversos a Matesa, son unos cuatro o cinco mil, especialmente vinculados a las industrias mecánicas, con un alto nivel de formación y capacidad. La plantilla de personal obrero y empleados de Matesa es de otras dos mil personas, lo cuál representa, .aproximadamente, unas siete mil personas, cuya situación de empleo está pasando por unos momentos difíciles.

Se han estudiado las posibles soluciones a proponer al Gobierno y a los diversos órganos de la Administración, y se considera que mediante la reestructuración adecuada de la Empresa, Matesa puede tener continuidad y vida propia.

Existen numerosas y variadas aplicaciones textiles para las cuales el telar Iwer tiene características y ventajas indiscutibles.

Se estima preciso crear e] clima necesario de serenidad y objetividad para analizar las posibilidades que tiene el telar, la Empresa y los mercados naturales indiscutibles que tiene. Un desenfoque del sistema no nos permitiría recuperar el mal clima que se ha creado en todos los mercados internacionales para cualquier productor español.

Por todo ello se considera de extraordinario interés para la economía de ta nación asegurar la continuidad de Matesa en la forma más sólida posible. Independientemente de las responsabilidades en que hubiesen podido incurrir los antiguos administradores de la Empresa, los acreedores privados consideran que es tarea inmediata e ineludible dinamizar la Empresa al máximo, ya que de lo contrario se crearían, tal como se ha indicado, gravísimos problemas de honda repercusión económica y laboral."

RECUPERAR LOS CRÉDITOS

Según los datos provisionales conocidos, las obligaciones que constituyen el pasivo exigible de Matesa son las siguientes: a Organismos oficiales, sobre diez mil millones de pesetas; a acreedores privados, sobre mil millones de pesetas.

A tenor de las apreciaciones más ponderadas, en el caso de liquidación de Matesa, las cantidades que podrían recuperarse oscilarían entre los mil y mil quinientos millones de pesetas, en el mejor de los casos.

Por tanto, la desaparición de Matesa supondría una pérdida material comprendida entre los nueve a nueve mil quinientos millones de pesetas, siendo afectados directamente bien el Banco de Crédito Industrial y la Compañía de Seguros de Crédito y Caución, así como los acreedores privados. En el caso de arbitrarse a tiempo las adecuadas medidas para solucionar el problema de Matesa, sería factible, en un plazo más o menos largo, recuperar prácticamente la totalidad de los créditos en litigio, tanto los de los Organismos oficiales como los de las Empresas privadas, según Informes que obran en poder de la Comisión de acreedores privados de Matesa.

MEDIDAS URGENTES

Conviene, por tanto, a la vista de estas cifras y de estas posibilidades, tomar medidas urgentes con vistas a la continuidad de Matesa.

De acuerdo con los informes técnicos más ponderados, las máquinas fabricadas por Matesa tienen una buena aplicación en determinados sectores de la producción textil.

En estos tipos de fabricados textiles, los telares Iwer tienen un mercado con grandes posibilidades de expansión.

Estudios comerciales y finan, cleros relacionados en dicho asunto dan a entender que la Empresa Matesa puede ser razonablemente rentable ade. cuando su dimensión a la capacidad teal que ofrece el mercado de sus maquinas.

Sería interesante estudiar y establecer una reestructuración de Matesa en sus campos Industrial y comercial, ajustando sus aplicaciones a la capacidad real de sus ventas, máxime cuando las posibilidades de continuación de la misma no sólo van a resolver su propio problema, sino el de varios miles de trabajadores y les de buen número de Empresas auxiliares.

La ruina de Matesa y su desaparición del mercado, aparte del gravísimo quebranto económico que supondría, localizado entre nueve mil y nueve mil quinientos millones de pesetas, representaría, sin duda alguna, un serio descrédito comercial de España a niveles Internacionales, lo cual, lógicamente, habría de pesar en el futuro de las exportaciones industriales españolas, por el clima de desconfianza que se plantearla para las mismas. Cifra.

Matesa en las Cortes

En fuentes allegadas a la Secretaría áe las Cortes se cree saber que el presidente del citado Organismo convocará a la Comisión Permanente para examinar los escritos enviados por varios procuradores en relación con el caso Matesa. El señor Puig Maestro-Amado ha manifestado al señor Iturmendí su disconformidad con el procedimiento seguido en el nombramiento áe la Comisión Investigadora designada por los ministros de Hacienda y Comercio, por entender que no es a los miembros del Gobierno a quienes compete dichos nombramientos, sino a las propias Cortes. Como se sabe, el vigente Reglamento de las Cortes dispone que la adscripción de los procuradores a las Comisiones corresponde al presidente de la Cámara de acuerdo con el Gobierno. Y es también el presidente, de acuerdo con el Gobierno, quien fija el orden del día tanto del Pleno como Ae las Comisiones.

Por su parte, el procurador en Cortes de representación familiar por Teruel, don Manuel Pizarro, ha pedido la constitución de una Ponencia especial integrada por procuradores ajenos a cualquier departamento ministerial, por cortesía precisamente hacia éstos, para que puedan Investigar con toda minuciosidad el caso Matesa y los que pudieran existir. La dificultad de esta petición Ha sido subrayada hace unos días por el procurador don Eduardo Tarragona, dado el escaso número de procuradores sin cargo en los ministerios.

 

< Volver