Autor: González Muñiz, Antonio José. 
 España desde dentro. 
 El asunto Matesa, clima de benevolencia y credibilidad excesivas a una sola empresa     
 
 Hoja del Lunes.    08/07/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EL ASUNTO MATESA, CLIMA DE BENEVOLENCIA Y CREDIBILIDAD EXCESIVAS A UNA SOLA EMPRESA

Los hechos han sido graves y trascendentes, reconoce el dictamen emitido por las Cortes

"En pocas ocasiones una reforma habrá sido tan reclamada como esta del crédito oficial", dice el informe del Consejo Nacional

El acuerdo preferencial con la Comunidad Económica vincula más España a Europa

Dos importantes proyectos de más apertura democrática: Asociaciones Políticas y ley Sindical

Por A. J. GONZÁLEZ MUÑIZ

UN tema nacional de comentario obligado durante la semana última, y puede que durante semanas más: el asunto Matesa. £1 Pleno de las Cortes Españolas conoció, en sesión secreta, el dictar . men de la Comisión Especial de Estudio, Información y Propuesta, en relación cora los créditos otorgados por organismos oficiales a la Empresa Maquinarla Textil del Norte de España (Matesa). Según la nota oficial del Consejo de ministros celebrado en La Corana el 14 de agosto de 1969, "el saldo actual del total de los créditos concedidos a Matesa, incluidos los de prefinanciación, ascienden a la suma de 9.978.893.924,59 pesetas, cuyos vencimientos se encuentran escalonados a lo largo de los próximos cinco años". La misma nota oficial decía: "El Gobierno encomendó a los ministros de Hacienda y de Comercio que continúen la más amplia, minuciosa y completa investigación para el total esclarecimiento de los hechos y la exigencia de las responsabilidades de todo orden a que hubiera lugar." Comienza, pues, el asunto Matesa.

¿ Qué es, un año después, el asunto Matesa? El resultado de un dima de benevolencia y credibilidad

excesivas extendido entre determinadas autoridades y organismos públicos en favor de esa entidad. A esta deducción se llega de manera clara leyendo las peticiones y propuestas de reformas jurídicas y las conclusiones del dictamen de la Comisión de las Cortes que examinó el problema, conclusiones que fueron hechas públicas al final de la sesión secreta.

Los hechos que dieron lugar al tristemente célebre caso Matesa han sido: concentración excesiva de crédito en una sola empresa, trato discriminatorio en favor de la misma empresa, exceso de riesgos en el seguro, negligente coordinación, ausencia de una adecuada inspección y comprobación de las inversiones, imprudente e imperfecta valoración de los signos de alarma a lo largo del asunto, lenta e inadecuada reacción de los organismos que tuvieron conocimiento de los hechos, evasión ilícita de capitales, inexplicable reiteración de errores.

GRAVES HECHOS. — Los hechos señalados son graves y trascendentes y así lo reconoce el dictamen de las Cortes. Y, ya se sabe, a grandes males, mayores remedios. El dictamen es elevar al Jefe del Estado para su conocimiento y efectos que considero oportunos; se da traslado desde ese mismo dictamen al Tribunal Supremo para su conocimiento en relación con las actuaciones que sigue para el esclarecimiento de responsabilidades penales, y se da igualmente traslado al Gobierno para que, en el orden administrativo, pueda proceder respecto de las autoridades y funcionarios que estime responsables.

Además, las Cortes hacen peticiones y propuestas de reformas jurídicas para que la dotación global del crédito oficial haya de ser fijada en los presupuestos: corresponde al Gobierno fijar las prioridades y las líneas de crédito. Revisión del régimen de concesión de créditos oficiales en la acción concertada; revisión de la, organización superior del crédito oficial y del sistema orgánico financiero; restituir el Banco de España a la función de Banca Central, sin vincular a su gobernador las presidencias de tos Institutos de Crédito; que los órganos colegiados rectores de los Bancos oficiales sean refundidos en un solo Consejo rector; régimen de incompatibilidades.

LA TAREA QUE REALIZARON LAS CORTES.—-Las Cortea Españolas, en su intervención en el caso Matesa, han cumplido una alta misión, como es la de enjuiciar, desde el punto de vista político, actos y conductas; formar una relación de hechos probados y hacer propuestas y conclusiones, todo ello con una alta responsabilidad. Las Cortes no podían condenar, y no condenaron; expusieron analíticamente unos hechos con la mayor objetividad posible, todo ello en el aspecto político. Han esclarecido esos hechos y conductas y loa han enjuiciado con serenidad, sin detenerse, como decía «l procurador don Salvador Serrats, en prejuicios ni supuestos respetos, y han elaborado un dictamen de Inestimable valor para cuantos hayan de adoptar resoluciones derivadas del desgraciado asunto. Las resoluciones que adoptar no la corresponden a las Cortes.

LA TAREA DEL CONSEJO NACIONAL.—No concluye con las Cortes el asunto Matesa en los aspectos políticos: falta por hacer público el informe que sobre el crédito oficial ha de emitir, y esperemos que en un pleno de este mismo mes, el Consejo Nacional del Movimiento. Esta Cámara, tomando como base el asunto Matesa, ha hecho una labor más amplia, como es el estudio y análisis del crédito oficial.

Hay, en el informe de la ponencia especial nombrada al efecto, dos conclusiones meridianas sobre ei asunto: "Una recta función del Banco de España, entendido como banco emisor, debería desligar la concentración de poder financiero que se crea con la figura del gobernador del Banco, el cual preside además don Institutos de Crédito a Medio y Largo Plazo y de las cajas de ahorro." (Coincide en esto con el dictamen de las Cortes.) La segunda conclusión: "En pocas ocasiones una reforma habrá sido tan reclamada por el pueblo español como esta del crédito oficial."

A la vista de estos resultados, son de esperar algunos acontecimientos jurídico-financieros para evitar la repetición del caso Matesa. Algunos esperan también otra clase de acontecimientos.

EL ACUERDO CON LA COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA.—Otro hecho político y económico de la semana pasada ha sido la firma del acuerdo preferencial con la Comunidad Económica Europea. La supresión progresiva de los obstáculos con respecto a lo esencial de los intercambios entre España y la Comunidad Económica Europea se efectuará en dos etapas: la primera durará, al menos, seis años; el paso de la primera o la segunda se efectuará, por común acuerdo de las partes, en la medida en que se reúnan las condiciones. Mas no sólo obliga este contacto europeo a una reestructuración económica,´sino también invita a una evolución política, acelerando las directrices que en este aspecto contiene la Ley Orgánica del Estado.

El contacto con la Comunidad Económica Europea coincide con dos importantes proyectos de más apertura democrática, dentro de nuestra estructura de democracia orgánica. Uno de esos proyectos es el de Asociaciones Políticas, que será discutido en el otoño; el otro es la nueva Ley Sindical, que será examinada a continuación del anterior. No hay acción económica que no vaya encadenada a una acción política. La apertura europeista en materia económica debe llevar consigo una evolución política más amplia en el aspecto interior. Los dos proyectos que antes apuntábamos señalan ese camino. Una y otros señalan este último semestre del año como muy importante.

ANCLARSE MAS A EUROPA.— La primera, etapa de muestro contacto con la Comunidad Económica Europea tiene una duración de seis años. En ese mismo plazo debe ir incluido ed funcionamiento normal y abierto de la. nueva etapa política que deben abrir las asociaciones y la ley Sindical. Porque uno de los mayores obstáculos que encontraron en el Mercado Común nuestros negociadores fueron las tópicas leyendas sobre nuestro sistema político. La evolución continua del régimen en estos últimos años fue aclarando el ambiente, nuestra proyección hacia el futuro político fue contestando a las leyendas.

Hay ahora en examen Inmediato dos nuevos mecanismos políticos nacionales en los que se han puesto muchas esperanzas. Los exigen nuestra convivencia, la seguridad en la continuidad del régimen, la adaptación de España a las corrientes políticas y económicas europeas, en las que ya tenemos un puesto.

Nos ha costado trabajo llegar a ese acuerdo con el Mercado Común, que beneficiará en el 95 por 100 nuestros productos industriales y en el 62 por 100 nuestras producciones agrarias. Con el acuerdo, dijo el ministro, señor López Bravo, "España ha decidido anclarse más firmemente en Europa", y así es. En este anclarse a las corrientes europeas queremos ver también el aspecto polítco, para el que también desde hace tiempo nos venimos preparando y que, ahora hay que acelerar. Repetimos: hay para estudio dos importantes proyectos políticos que han de ser, a nuestro entender, como rúbrica a ese acuerdo preferencial que, también en frase del ministro, señor López Bravo, "salumados con alborozo".

 

< Volver