Normas para dar un trato de igualdad a la venta de productos nacionales y extranjeros  :   
 Serán aplicables por el Servicio de Inspección de la Disciplina del Mercado. 
 ABC.    03/05/1964.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

NORMAS PARA DAR UN TRATO DE IGUALDAD A LA VENTA DE PRODUCTOS NACIONALES Y

EXTRANJEROS.

Serán aplicadas por el Servicio de Inspección de la Disciplina del Mercado.

Con motivo de una campaña de la Cámara Oficial de la Industria de Barcelona en

defensa de la producción española, se puso de manifiesto una actitud antisocial

del público que, sin atenerse a criterios de objetividad, propende a adquirir

artículos extranjeros, incluso cuando son más convenientes los de origen

nacional. Algunos comerciantes amparan esta propensión o se sirven de ella,

siendo así que es función propia del comercio orientar racionalmente a los

compradores. No se trata, por supuesto, de estimular artificialmente la

adquisición de productos nacionales o de darles, en cualquier sentido, trato

preferente respecto a los extranjeros y legalmente nacionalizados. Lo que se

desea, precisamente, es un trato de igualdad para unos y para otros, sin

discriminación.

El Servicio de Inspección de la Disciplina del Mercado puede contribuir a dicha

finalidad mediante la aplicación de las siguientes normas de actuación:

Primera. Se verificará si los artículos que se venden como extranjeros son,

efectivamente, de dicho origen, y en este caso, si han sido legalmente

importados. Sí se vendieren artículos atribuyéndoles un origen que no sea el

verdadero, procederá a practicar las diligencias oportunas por si existiera

fraude.

Segunda. Se inspeccionará, con entrega de cédulas de requerimiento, a las

empresas que hacen publicidad o propaganda en cualquier forma que, directa o

indirectamente, sugiera una idea denigratoria, peyorativa o desvalorizadora de

la producción nacional, y en su caso, se dará traslado de las actuaciones a la

jurisdicción competente, sin perjuicio de la reserva de acciones´ a los

fabricantes o marcas que, implícita o explícitamente, se consideren afectados

por aquel proceder.

Tercera. Igualmente se entregarán cédulas de requerimiento a los que, valiéndose

de cualquier medio, estimulen los prejuicios antisociales del público, con

ocasión del tráfico comercial.

Cuarta. Se obtendrán muestras de los productos, sean nacionales o extranjeros,

al objeto de comprobar si la composición o la calidad se corresponden con las

especificaciones que consten, explícitas (por ejemplo, en los envases) o

entendidas (según nombre del producto, calcad o tipo conocidos), y, en su caso,

se procederá con rigor a sancionar el fraude.

 

< Volver