Nobleza obliga     
 
 ABC.    23/10/1963.  Página: 47. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL PROYECTO DE LEY DE INDUSTRIAS PREFERENTES PRETENDE APROVECHAR AL MÁXIMO LA

INICIATIVA PRIVADA NO CORRIGE DEFICIENCIAS DE LA LEGISLACIÓN ANTERIOR, SINO QUE

LA AJUSTA A LAS NECESIDADES DEL PRESENTE

DECLARACIONES DEL MINISTRO DE INDUSTRIA EN BARCELONA.

Barcelona 22, El diario "La, Vanguardia" publica hoy unas declaraciones del

ministro de Industria, don Gregorio: López Bravo, sobre el proyecto de ley para

fomentar el desarrollo industrial de España.

Señala" el ministro que en el proyecto realmente no se trata de corregir

defectos o ineficacias de la anterior legislación. Esta, generalmente

representada por las leyes de 24 de octubre y 24 de noviembre de 1939, vino a

cumplir una misión concreta en orden a la superación económica de unas

determinadas circunstancias imperantes en aquellos momentos.

En la actualidad aquellas circunstancias han cambiado notablemente. Ante el

cambio de integración y desarrollo económico se imponía la instauración de un

marco legal más adecuado, de una legislación mas acorde con la situación

vigente. Por esta razón no debe hablarse- de defectos o ineficacias de la

legislación, sino más bien de reestructuración legal o adaptación de la ley a

las nuevas condiciones imperantes.

La pregunta sobre si está la nueva ley orientada para aprovechar al máxima las

iniciativas en el sector privado, fue contestada por el ministro:

—Por supuesto que sí. La nueva ley, al igual que la ordenación anterior,

fundamentalmente presentada por el decreto de medidas preliminares al Plan de

Desarrollo y de libertad , dé instalación industrial, no pretende sino

establecer las condiciones precisas de un medio competitivo. Así la equiparación

de trato entre empresas e industriales privados y las empresas nacionales, el

plan de igualdad previsto para las empresas de un mismo sector industrial y los

beneficios que la ley "concede son estimulo o condición necesaria para que la

iniciativa privada, base a, mi juicio de! desarrollo económico español, pueda

jugar el papel de promotor que le corresponde en una economía de libre mercado

sin cortapisa alguna.

—¿Se han tenido en cuenta al redactar el nueva proyecto de ley las necesidades

de desarrollo industrial que lleva aparejado el Plan de Desarrollo Económico? —

Desde luego, por su misma naturaleza, el Plan de Desarrollo Económico aspira a

conseguir una visión conjunta y coordinada de Tas vías de expansión" de la

economía. Por ello no puede elaborarse ninguna- medida de política económica,

sea industrial o de cualquier otra rama, sin "tener en cuenta sus efectos dentro

del cuadro de previsiones del Plan de Desarrollo. En consecuencia, el proyecto

de ley, después de -redamar ja intervención de los Departamentos ministeriales

competentes, señala en su artículo segundo que el informe de la Comisaría del

Plan de Desarrollo será preceptivo "en todo caso para otorgar la clasificación

de "interés preferente".

—¿ Tiene prevista la nueva ley la transferencia, en su día, a la actividad

privada de algunas de las industrias creadas por la iniciativa del sector

público?

--No se contiene nada al respecto en el proyecto de ley. Pero si se tiene en

cuenta que desde un principio la propia ley fundamental del Instituto Nacional

de Industria, de 25 de "septiembre de 1941, admitió el principio de la

subsidiariedad, posteriormente reiterado en el decreto de medidas "preliminares

al Plan de Desarrollo, creo que puede afirmarse que siempre y cuando el interés

o el bienestar de la comunidad aconséjan semejante traspaso de responsabilidades

y de titularidad, las dificultades no han de ser invencibles y ni siquiera

importantes respecto a las posibilidades de nuestra economía:

Continuó diciendo el señor López Bravo: "Creo que en esta materia son

testimonios exentos de cualquier suspicacia los dé los observadores extranjeros

que han estudiado con imparcialidad las posibilidades de nuestra economía. En el

informe del Banco Mundial, cuya versión española constituye, como es sabido, el

"best seller" de 1962, se reconocían las inmensas posibilidades deexpansión que

encierra nuestra economía industrial. En el mismo sentido se ha expresado hace

muy pocas semanas el estudio de la O. C. D. E. sobre "España 1963". Se reconoce

que contamos con una base industrial considerable y diversificada, con

empresarios capaces y, sobre todo, por encima de cualquier otro, factor, con una

maño de obra laboriosa, fácilmente adiestrada y, en suma, de primer orden. Bajo

tales auspicios cabe afirmar que nuestro futuro está en nuestras manos y que el

desarrollo industrial de España será el que queramos los españoles. Por mi

parte, diría que nuestras: ambiciones» en orden a la expansión de la industria y

a la afirmación de nuestros productos no tienen límite y. estamos, seguros de

que ésa será también la opinión de nuestros conciudadanos que ven en el

desarrolló industrial el principal elemento para conseguir el mayor bienestar

social por el que todos laboramos.— Cifra.

 

< Volver