Antecedentes y desenlace de unas falsas imputaciones a la Policía Española  :   
 La Audiencia de Barcelona sobresee el sumario incoado por supuestos malos tratos a detenidos por desorden público. Un mensaje interceptado en la cárcel descubre la trama de la nueva propaganda calumniosa. 
 ABC.    19/02/1961.  Página: 89-90. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

ANTECEDENTES Y DESENLACE DE UNAS FALSAS IMPUTACIONES A LA POLICÍA

ESPAÑOLA

La Audiencia de Barcelona sobresee el sumarlo incoado por supuestos malos tratos a detenidos por desorden público

UN MENSAJE INTERCEPTADO EN LA CÁRCEL DESCUBRE LA TRAMA DE LA NUEVA PROPAGANDA CALUMNIOSA

La Audiencia de Barcelona ha dictado auto de sobreseimiento libre en la causa número 290 de 1960, instruida por el Juzgado 14 de la citada Ciudad Condal a virtud de denuncia presentada en 25 de mayo en el Juzgado de guardia contra. determinados funcionarios del Cuerpo General de Policía, a quienes se acusaba de haber inferido ma , los tratos y lesiones a varios detenidos por actos atentatorios al orden público yv otros de propaganda clandestina. La resolución judicial que declara la inexistencia de indicios racionales de responsabilidad criminal concluye así un proceso sustanciado según las normas y con todas las garantías procesales,y,contenidas en la ley de Enjuiciamento criminal, por la vía de la jurisdicción ordinaria y en una tramitación en la que los abogados acusadores han agotado prácticamente todos los recursos legales para aquilatar la justicia de las resoluciones dictadas por el juez instructor.

Se dice así del único modo plenamente solvente en un Estado de Derecho la palabra final sobre unos hechos supuestos que han constituido el tema dental de la última campaña orquestada a escala mundial por la propaganda comunista contra el régimen español. Las reveladoras coincidencias de fechas, la evidente relación en el contenido y el estilo de las falsas imputaciones acogidas por la clave comunista de escandaloso montaje, resultan singularmente curiosos y reveladores conociendo los antecedentes y las fases que ha tenido la campaña.

"BASES" DE HECHO DE LA DE NUNCIA

A fines de mayo de 1960 la Policía de Barcelona detuvo a un grupo de personas que promovió escándalo y ,se manifestó con carácter subversivo durante un festival celebrado en el Palacio de la Música. Un abogado de la capital catalana denunció primero y suscribió querella formal después por supuestas torturas causadas a un detenido en el curso del interrogatorio por los policías que practicaban el atestado.

La Audiencia de Barcelona estimó que tales acusaciones debían aclararse en un proceso criminal de tipo común con todas las garantías de la ley, por lo que el Juzgado de instrucción número 14 prosiguió la instrucción del sumario, en el que se admitió a las partes personadas todas las posibilidades serias de probariza. Ulteriormente el fiscal envió al mismo juez instructor para su incorporación a la causa escrito del Colegio de Abogados de Barcelona en el que se recogían denuncias del mismo tipo formuladas con motivo de aquellos desórdenes ocurridos en el Palacio de la Música. Esas declaraciones habían sido recogidas notarialmente, y a tales "documentos" se habrían de referir luego insidiosamente los colaboradores de la camparía calumniosa. Lo. que no pudieron aportar al sumario fueron pruebas serias y convincentes certificados de reconocimiento médico de los supuestamente torturados. Reconocidos por el médico forense, y, lo que es siempre preceptivo, por el médico titular de la prisión, los que en ella ingresaron desde la Comisaria, en ninguno te observó

lesión o señal de malos tratos. No hubo, en fin, en el voluminoso proceso contra los funcionarios -de la Policía barcelonesa ni un solo indicio probatorio de aquellas imputaciones, urdidas con el manifiesto deseo de atacar el prestigio de las autoridades y funcionarios encargados de mantener el orden y velar por el cumplimiento de la ley.

La campaña antiespañola,^ muy verosímilmente montada y desarrollada con vistas a la entonces próxima elección del presidente de los Estados Unidos, dio comienzo en octubre de 1960. Tomando como eje el decreto de 21 de septiembre pasado, en el que el Gobierno español refundía disposiciones

vigentes sobre jurisdicción en materia de hechos contra la Seguridad del Estado y actos de terrorismo, el partido comunista español, publicó una declaración convocando a "todos los grupos y partidos antifranquistas" para luchar contra el régimen, invocando esos supuestos agravios a la legalidad refundida contra el fuero de la persona. Era clara la maniobra: buscar un tema capa? de movilizar en masa las conciencias democráticas, escandalizar a las géstales de los derechos humanos y provocar una enérgica condenación del régimen español dentro del marco profesional de los juristas.

INFORMES DE UNA FALSA COMISIÓN DE JURISTAS

El comienzo de esta fase no se hizo esperar.

En los primeros días de noviembre, transcurrida una decena escasa de la declaración comunista, se presentaron en Madrid y en el Ministerio de Justicia un grupo ,de abogados extranjeros. Recibidos por- un letrado del Cuerpo Técnico de dicho Ministerio dijeron no constituir Comisión, sino grupo ^de profesionales del Derecho que coincidiendo en Madrid deseaban conocer ciertos aspectos legislativos españoles- Se les atendió y facilitó la documentación que solicitaron. Pasados unos días después de esta visita empezaron a llegar los periódicos extranjeros. Desde el día 12 áf noviembre el New York Times, el Observer, el Scotsmann, d Daily Telegraph, etc., y las emisoras de radio todos los dias daban noticias sobre la sedicente "Comisión de Juristas" —entonces ya sí era Comisión—, en la que .actuaba como divo el bien conocido doctor Turner, encargada de investigar en España las "torturas", las violaciones de los derechos humanos consumadas por el: régimen de Franco contra ía "oposición democrática". En tales noticias se decía insistentemente que dichos abogados habían recogido ´´documentación" auténtica: las fotocopias y testimonios notariales—con todas las garantías del papel sellado—de aquellas declaraciones protocolizadas notarialmente, "documentos" y declaraciones al alcance de cualquiera-y sin valor probatorio alguno; pero, eso sí, muy aptos para impresionar a los incautos. ´

MENSAJE INTERCEPTADO

Asi las cosas, en aquellos mismos días ea que se desplegaba a. tambor batiente la campaña, el 17 de noviembre, en ia prisión de Barcelona se descubrió casualmente un documento sensacional. En un grupo de diecinueve presos a punto de asistir a la vista por actos contra la seguridad del Estado -como miembros activos del Partido Socialista Unificado de Cataluña, de significación y obediencia comunistas, figuraba un jefe de grupo formado en Rusia, a, la que marchó al terminar la guerra de Liberación, y de la que regresó en 1959 con el fin de reactivar el partido comunista catalán. Destinado a dicho penado se examinó, como es norma reglamentaria, un cesto de comida entregado a los oficiales de la prisión por la que se titulaba esposa del recluso. Y al partir un trozo de sobrasada encontraron una funda de plástico que contenía unas hojas escritas en papel biblia, una larga car-ta-consigna dirigida al "querido camarada Carlos", con firma ilegible de un jefe de unidad superior del mismo partido comunista catalán. Pieza curiosa por las prolijas y severas advertencias que contiene sobre el sistema de "autocrítica" de la actuación de militantes y dirigentes del partido. Lo PjKveladpr como clave de la campaña ´Sidra queda desbaratada son los siguientes párrafos:

"Por si no se ha celebrado aún (la vista de la causa), aprobamos que tú designes d abogado que indicas y que tratéis de complicar en vuestra defensa el mayor número posible de abogados buenos; es decir, que estén dispuestos a hacer una defensa política."

"Consideramos que aunque haya pasado tanto tiempo desde vuestra detención tendría gran importancia que las familias de aquellos detenidos hicieran, con el apoyo de los abogados, denuncias legales contra, la Policía, tal y como hicieron los católicos detenidos por los incidentes del Palau de la Música. Esta denuncia ha tenido tin eco inmenso tanto en España como en el extranjero. Los nombres de los denunciantes objeto de tortura están en decenas de miles de hojas clandestinas y en las páginas de la Prensa mundial. Esta denuncia ha iniciado una forma de lucha contra la represión que es hoy una, manifestación principalísima del movimiento de masas. Incorporar a esa lista de denunciantes obreros comunistas tendría ahora una importancia política excepcional y atraería hacia vosotros el gran movimiento de simpatías que dicha denuncia ha despertado por P, y hasta por otros que sólo estuvieron unas horas en Jefatura.. Sabemos ~qwe hay varios capitalistas que están dispuestos a financiar los gastos que acarree toda- denuncia de casos de tortura. Los abogados también lo saben, asi que pueden asuwír esa tarea sin reclamar Por eüo un céntimo a las familias."

En resumen: si no bastara la resolución firme ríe una magistratura como la española, a la que nadie ha cesado de acusar de falta ríe independencia en todas sus decisiones, el tercio de ese documento de acción comunista restaura definitivamente la verdad.

La campaña se urdió con minucioso´ calcula de cada una de sus fases- Eligió los argumentos más propicias para impresionar U buena fe y el humanitarismo de ía opinión mundial. Arbitró sus capitalistas.

Movilizó a sus abogados. Circuló bien las claves precisas. Y todo está ya a la luz del día para quien quiera ver y comprender.

 

< Volver