Apertura de los tribunales en el Palacio de Justicia  :   
 El señor Castán Tobeñas, que presidió el acto, dijo que el Derecho debe salvar la crisis de la sociedad. 
 ABC.    16/09/1960.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

18 BE SEPTIEMBRE

DE . EDICIÓN DE

APERTURA DE LOS TRIBUNALES EN EL PMAQ9 H JUSTO

El señor Costón Tobeñas, que presidié el acta, dijo que el Derecho debe salvar la crisis de b sociedad

El, presidente deí Tribunal Supremo^, don José Castán Tobeñas, presidió´ ayer por la mañana la solemneapertura de los Tribunales en el Palacio de Justicia.

Previamente, en la sala de Pasos Perdidos» se celebró ana misa de Espíritu Santo, oficiada por !>. Eloy Montero,

Asistieron, a, la ceremonia los´ presidentes de las distintas salas del Alto Tribunal: don Manuel de te Plaza, I>. Saturnino López Peces, 1^. José María Castellón, D. Alejandro Gallo, D. Manrique Mariscal de Gante, Di Francisco Ruíz Jarabe y el fiscal don Ildefonso Alamino.

Entre los concurrentes figuraban el director general de Justicia, D. Vicente González; presidente de la

Audiencia Territorial, Sr. Samantego;´ decaí» del Colegio de Abogados, I>. Fausto Vicente Gella; presidente de la Junta Nacional de Colegios y decano del Notarial de Madrid, Sr. López Palop; los miembros de la Junta de Gobierno de estas Corporaciones y representantes .de los. Colegios de secretarios judiciales, magistrados, jueces y profesionales del Derecha

Terminada la misa, todas/las personalidades se trasladaron ,a, la sala de Gobierno y se inició el acó»´ de apertura con un discurso; del Sr. ´Gastan Tobeñas sobre "Crisis mundial y crisis del Derecho".

Dijo que quienes se consagran a la realización de la justicia lo hacen con todo entusiasmo y aporte» todos sus esfuerzos. Sin embargo, la. magistratura, siempre vinculada a fes ideales, permanentes del Derecho, no- puede despreocuparse- de lo que constituye una obsesión en la conciencia juridica del momento actual que/como presagio de catástrofe y aniquilamiento del patrimonio moral y jurídico que nos ha legado la civilización cristiana, está en trance difícil.

El Sr. Gastan hizo un examen minucioso del tema que empezó por la filosofía del Derecho y puso; de manifiesto la existencia de una crisis general contemporánea. Analizó a continuación e\ aspecto social de la misma y Jos orígenes a que puede atribuirse esta situación, para terminar coa la conclusión de que no es que el Derecho esté en crisis. Es la sociedad la que lo está, y es precisamente el Derecho, y en nombre suyo; los juristas, quienes más pueden hacer por salvarla. Debemos estar en guardia contra los elementos.antisocrales y antijurídicos y prestes a lachar por el Derecho. No debemos regatear esfuerzos para superar esta crisis. La legalidad es poca cosa si se la separa de sus raíces éticas. La ley positiva y la ley natural han de coexistir inseparablemente unidas.

"En definitiva—añadió-^-, la crisis- jurídica exige para su debida solución^ que el Derecho^ se haga más justo, se objetive y sea reconocido como´ algo distinte de la ley positiva, acomodándose a los ideales espirituales y permanentes y liamartizándose,´ permitiendo al individua desenvolver y cumplir sus, fines y ai jaez decidir en: términos de justicia y equidad los conflictos de la vida de relación.,"

 

< Volver