Agricultura. 
 Mombiedro de la Torre: Las cámaras agrarias no tendrán función sindical sino de servicio al agricultor     
 
 Arriba.    21/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

AGRICULTURA

MOMBIEDRO DE LA TORRE:

LAS CÁMARAS AGRARIAS NO TENDRÁN FUNCIÓN SINDICAL

(sino de servicio al agricultor)

MADRID. (Resumen de Europa Press.)—El presidente de la Hermandad Nacional de Labradores y

Ganaderos, don Luis Mombiedro de la Torre, ha hecho unas declaraciones a Europa Press sobre el futuro

de las Cámaras Oficiales Sindicales Agrarias.

—El futuro de las Cámaras Sindicales Agrarias españolas —ha declarado— está en la línea de las

Cámaras francesas y alemanas. Se separará la línea sindical, para que esta faceta la ejerza el sindicalismo

libre, y dejar los servicios directos al agricultor en las Cámaras. De tal manera que las Hermandades

locales dejarán de tener la función sindical, para tener solamente la función de servicios de asistencia al

agricultor, y se les deja en libertad para que, si las Hermandades locales lo quieren, se transformen en

Cámaras locales o Cámaras comarcales.

—¿Cuál es el futuro de la Hermandad Nacional de Labradores y Ganaderos?, ¿convertirse en una gran

patronal agraria?

—La Hermandad no será una gran patronal agraria. Lo que ocurre es que desaparece la paridad que había

de empresarios y trabajadores, y quedarán en sus justos términos, de acuerdo con la idea que antes ha

expuesto. Su patrimonio, naturalmente, queda en manos de cada uno de los pueblos o comarcas donde

esté ubicada, y lo mismo a nivel provincial y nacional. Las Hermandades no pueden pasar al Estado,

porque proceden de cuotas propias del agricultor. En cuanto a los funcionarios de las Hermandades, la

solución de Futuro se la ha dado el decreto-ley que creó la Administración Institucional de Servicios

Socio-Profesionales (AISS), y pasarán destinados en comisión de servicio o en fórmula parecida a esta a

ser funcionarios de una corporación de derecho público.

—¿No cabe la posibilidad de que las Cámaras Agrarias pudieran acogerse a la reciente ley de Asociación

Sindical, a punto de ser desarrollada?

—No. Esto no prejuzga para nada el futuro de las uniones de empresarios y trabajadora, que son cosa

aparte. Lo que ocurrirá, sencillamente, es que las Cámaras serán puras Cámaras, como he dicho, y las

representaciones de empresarios, que serán mayoritarias en las Cámaras, no vienen en función de uniones,

sino en función de censos de empresarios, arrendatarios y cooperativas.

—Entonces, ¿qué contesta a la Insinuación de que usted, como presidente de la Hermandad, esté

intentando organizar una gran patronal agraria nacional a base de los cimientos del sindicalismo agrario

oficial?

—Lo niego. Eso no tiene nada que ver conmigo. No estoy tratando de hacer ninguna patronal, sino de

organizar las Cámaras Agrarias en la función que tienen a nivel europeo, como órganos de defensa de

conjunto del sector agropecuario, no de defensa del patrón o del obrero.

Las Cámaras futuras prestarán información y los servicios necesarios al agricultor, que sólo eso es un

mundo tan tremendo que justificará su existencia. Los intereses patronales tendrán que ir por la vía de los

sindicatos libres. Habrá, por un lado, las uniones actuales, y, por otro, los sindicatos que han aparecido y

los que aparezcan. —Finalmente, ¿para cuándo se espera que salga el decreto que dé nuevo contenido y

forma jurídica a las Cámaras Agrarias? —Yo espero que salga antes de diez días, aunque quisiera que

saliera mañana mismo. Estamos en contacto permanente con, el Ministerio de Agricultura y con

Relaciones Sindicales, que son los Ministerios implicados en la reforma. La forma de la nueva norma será

un decreto-ley de la Presidencia del Gobierno, cuyo borrador y líneas generales conocemos.

 

< Volver