Clausura del XIII Congreso de la Asociación Fiscal Internacional  :   
 El ministro de Justicia pronunció un importante discurso. Se refuerza la participación española en dicha asociación. 
 ABC.    03/10/1959.  Página: 41. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

CLAUSURA DEL XIII CONGRESO DE LA ASOCIACIÓN FISCAL INTERNACIONAL

El ministro de Justicia pronunció un importante discurso

SE REFUERZA LA PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA EN DICHA ASOCIACIÓN

Bajo la presidencia del Sr. Mitchell B. Carroll, presidente de la I. F. A., y del ministro de Justicie, Sr. Iturmendi, con otras personalidades, se celebró ayer en el salón de actos del Instituto Nacional de Previsión la clausura del XIII Congreso de esta Asociación. E» dicho acto se nombró miembro del Consejo dé Administración de la misma, como representante de España, que ya estaba representada por el Sr. Basanta Silva, al secretario de la Asociación Española de Derecho Financiero, don Narciso Amaros Rica, y miembro del Comité Científico a D. Femando Saiz 4e Bajando. Estos nombramientos ponen de relieve él trato, iffual al de los demás países, que se otorga a España en la Asociación, en cuyo Consejo no puede haber más de dos representantes de cada nación.

CONCLUSIONES DEL CONGRESO

En secretario general del Congreso, señor Amorosos, Jeyo ías conclusiones, que fueron aprobadas por unanimidad. Las´relativas al tea» «enmelo Siel Congreso "Aspectos çjuriflicoi, psicológicos y económicos >íe la ins,PÍCcfón tributaria recomiendan que las mecidai de inspección han de tener un preVto lundamento en la ley, una adecuaciátt con test intereses en fuego, respeto al secreto &fiOtesional, y un clima desconfianza recí^ proca Y colaboración. En cuanto a las medidas aas fiscales destinadas 9. facilitar el movi-rniento internacional de capitales,- el Congreso fÉeoBjfenda

Qae la doble imposición de los capitales y desús rentas «n´el país de la fuente y efl-él país del domicilio sea eliminada mediante convenios que-reconozcan,el derecho a «rajrar el capital-y*los Beneficios de un establecimiento permanente por»ej Estado en qae aparezca situado.

Que ejj el caso de,que al país de la fuente fe convenga mantener su derecho a gravar tes dividendos e intereses, ese derecho quede limitado a un tipo máximo, quizá par-iioularatttite bajo los dividendos -distribuidos por una sociedad filial a una sociedad madre.

jQue las disposiciones de un´convenio de d rlffipojskfóh relativas a la exoneración ífecaaiSé dividendos o de intereses en el Estado de la fuente, o el sometimiento de aqué-lías a un Impuesto más bajo, sean también aplicables si el acreedor mantiene un establecimiento permanente en el Estado de la fuente cuando Jas participaciones sociales á los ¿réditos no forman parte del activo del establecimiento permanente.

Que el Estado del domicilio evite por completo la doble imposición si el -Estado de la fuente conserva un derecho de imposición. ´ Que,,siguiendo las recomendaciones de la O.N.U los Estados que necesiten importar Capitales prevean estímulos fiscales, y los Éstados del domicilio preven en los convenios -fe doble imposición medidas susceptibles de conservar total o parcialmente a sus residentes las ventajas fiscales particulares concedidas por el Estado de la fuente.

Que ,1a imposición de las inversiones de capitales sea regulada de manera uniforme en un, convenio .multilateral dé doble imposición celebrado por el mayor número posible de Estados.

PALABRAS DE LOS SEÑORES BASANTA Y CARROLL

Seguidamente, D. Santiago Basanta l^ro eaasrao «ñas palabras para des tacar la importancia de las conclusiones y el desarrollo de los debates que a ellas habían dado lugar.

A continuación habló el presidente d« la I. F. A. para estudiar someramente los asuntos debatidos en el Congreso.

DISCURSO DEL MINISTRO DE JUSTICIA

Finalmente, el ministro de Justicia, señor Iturmendi, clausuró el Congreso en nombre de S.E. el Jefe del Estado, con un discurso del que reproducimos sus párrafos más esenciales:

"Dos circunstancias imprevistas han determinado el que deba intervenir en esta sesión >Je clausura: el alto honor Que Su Excelencia el Jefe del Estado me ha hecho de ostentar su representación en sesión de clausura del XIII Congreso la International Fiscal Association, y la ausencia tía mi compañero de

Gobierno, el ministro de Hacienda, Sr. Navarro Rubio.

He podido apreciar no sólo el interés de los temas elegidos´, sino la altura y, preparación de todos los asistentes al Congreso, y cómo es fundamental este intercambio de opiniones entre hombres de distintos países, pues aunque el acervo de todos ustedes tiene una raíz común, fundada en la cultura occidental europea«.y en unos principios cristianos, los diversos prosternas y las distintas sicologías de cada país aportan a la labor de conjunto en une .forma armónica y concertada, pues las diferencias nacionales no son obstáculo para una comunidad de fines y de preocupaciones. El contacto y la impresión que el contribuyente recibe de 1% Administración fiscal radica, esencialmente, en el juicio que él forme sobre la, inspección tributaria. La corrección y altura de su actuación creará un clima sicológico adecuado, y su preparación e idoneidad profesional cubrirán de garantías Jurídicas y légrales la .actuación de la

Administración, y proporcionará al contribuyente la tranquilidad de que los textos y disposiciones de la Administración no serán interpretados sin fundamento o justificación.

El segunde tema es de una actualidad muy importante en España. Publicada la ley ordenando las inversiones de capital extranjero, aún están pendientes tas cusposiciones reglamentarias que desarrollen esté precepto legal. Por eso, sería, prematura cualquier indicación o sugerencia personal que yo pudiera hacerles, aunque, como es cierto, bien puedo apreciar,-que el problema es tratado por .ustedes exclusivamente desde el aspecto fiscal. Este tiene un evidente interés dentro del conjunto total, pero creo que so alcance í» significado es exclusivamente lograr que el sistema o los problemas tributarios no entorpezcan las disposiciones dictadas al efecto. ´Las preocupaciones de ,1a Adrninistración físcal deben, por tanto, quedar seducidas, en un principio, a dictar -disposiciones que logren mantener la neutrali* dad de este factor respecto & -los otros: Pero parece a primera vista que esta interpretación, no es suficiente, pues si 1£» que se trata es de simular las inversiones dé capitales extranjeros, esta- circunstancia no cumple esta preocupación. Sin ´perjuicio destacar que esto puede ser un» primera etapa, estimo, ´sin embargo, que lo que el Inversor extranjero quiere es una seguridad y una igualdad de trato. El inversor extranjero que tratase de obtener unas ventajas de carácter fiscal, debe ser examinado con ¡mucha atención por parte del Estado, en donde estos capitales se han de invertir. Vamos aquí a hacer ´un negocio mayor que en cualquier otróipaís y. rio tomar como finalidad, si no~ exclusiva, al menos concurrente, la de ayudar al país necesitado de la aportación de capital extranjero. Las medidas fiscales en este aspecto, además de producir esa neutralidad de la- Administración ´fiscal, deben dirigirse a evitar una doble imposición, y como resulta lógico, incluso con., algún pequeño sacrificio para la potestad tributaria- del paite en que el capital, se invierte.´ Pero fuera de aquí - estimo que cualquier oirá, medida pudiera resultar poco aconsejable.

Esto, -en, cierta manera, nos lleva al examen del tercer tema. Tema de estudio en el que, por tanto, no han existido unas conclusiones, pero que, sin embargo;,d&be!¿ tenerse presentes las ponencias formuladas, porque, indudablemente, responden a, una concepción general, y eñ^cierftá forma, son las únicas disposiciones que $e, Administración fiscal de cada país ´puede tomar sin .esperar, la conformidad coincidencia con otro. .Responden, .•exclusivamente, a las preocupaciones de justicia, generalidad e igualdad propias de todos ordenamiento jurídico y de aquí1 que su adopción diga mucho en favor del país que las dicta."

Terminó .el. ministro su augurando a los congresistas toda clase de éxitos en su importante misión.

 

< Volver