Autor: Sinova, Justino. 
 En Helsinki. 
 Contactos del Príncipe de España con representantes socialistas  :   
 Don Juan Carlos dialogó con embajadores de la URSS y de Hungría. El futuro Rey de España dijo a los universitarios finlandeses: "La Universidad no es torre de marfil, sino foro para todas las ideas". 
 Informaciones.    05/06/1975.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

CONTACTOS DEL PRINCIPE DE ESPAÑA CON REPRESENTANTES SOCIALISTAS

DON JUAN CARLOS DIALOGO CON LOS EMBAJADORES DE LA U.R.S.S. Y DE HUNGRÍA

EL FUTURO REY DE ESPAÑA DIJO A LOS UNIVERSITARIOS FINLANDESES: «LA UNIVERSIDAD NO ES TORRE DE MARFIL, SINO FORO PARA TODAS LAS IDEAS»

Por Justino SINOVA (Enviado especial de INFORMACIONES.)

BOVANIEMI (Finlandia), 5. DOS dimensiones políticas adquiere el viaje oficial que los Principes de España están realizando en Finlandia. De un lado, las conversaciones que don Juan Carlos ha celebrado con los embajadores de países socialistas presentes en Helsinki. De otro, los contactos que el ministro de Asuntos Exteriores, señor Cortina, ha mantenido con su colega finés, señor Karjalainen.

En la delegación española que acompaña a los Príncipes se respira un ambiente de complacencia por el desarrollo de la visita y de los contactos. El Príncipe de España ha conversado largamente, y ya en varias ocasiones, a nivel de Jefe de Estado, con el Presidente de Finlandia, Urho Kekkonen. Es lógico pensar que el dialogo, en estos casos, haya abarcado temas generales y amplios. Pero es que además el Principe ha tenido la ocasión, que ha aprovechado, de contactar con el embajador de la Unión Soviética.

Dentro de la discreción diplomática, en los círculos españoles se ha prestado atención a esta conversación y a las que ha mantenido también el Príncipe con el embajador de Hungría, el de Perú y con los de los países nórdicos, vecinos de Finlandia. También en estos casos las conversaciones habrán tocado temas amplios y de carácter general, pero ello no impide considerar como muy relevantes los contactos del Príncipe durante su estancia en Helsinki. Y hay que señalar que algunos miembros de la delegación española han entablado conversaciones también con el embajador soviético.

ARIAS NAVARRO A HELSINKI

La actividad diplomática del ministro señor Cortina se ha desarrollado lógicamente en otra dimensión.

Pero en su caso, con formas más concretas y hay que suponer que con temas más específicos. Los dos ministros de Asuntos Exteriores se sentaron ayer a trabajar.

La conversación duró hora y media. Y estudiaron temas relativos a la Conferencia Europea de Seguridad y Cooperación, que podría celebrarse a fines de junio, a niveles de Jefes de Estado y de Gobierno, con la presencia en Helsinki —según confirmación procedente de la delegación española— del presidente Arias Navarro (ver INFORMACIONES de ayer).

Ambos ministros analizaron las relaciones entre los dos países, que no están condicionadas, según las mismas fuentes, por problemas políticos concretos, con la intención de cooperar a un mejor entendimiento de todos los paises europeos. Estas conversaciones tendrán su continuación en Madrid, pues el ministro finlandés de Asuntos Exteriores ha aceptado la invitación para visitar nuestro país que le ha hecho el señor Cortina.

EL ENTORNO DE LOS CONTACTOS

El entorno de estos contactos políticos puede llamar la atención y me parece que es precisa una referencia a todo ello. Como dejé anotado ayer Finlandia, una nación con vínculos estrechos y fuertes con los países del Este, ha recibido ´con hospitalidad e interés (aunque también con alguna oposición, reflejada ayer en el diario de] Partido Comunista) a los futuros Jefes de Estado de otra nación unida al representante más genuino del bloque opuesto. Pero Finlandia es un país que defiende con celo su independencia política internacional; no se encuentra materialmente vinculado, fuera del área nórdica, a una organización internacional concreta; no pertenece a la O.T.A.N. ni al Mercado Común. Se muestra decidido defensor de una coexistencia duradera y se opone a que una organización supranacional intente monopolizar el concepto político de Europa. Finlandia ha recibido a los Príncipes, y asi lo han resaltado algunos periódicos, como a los futuros Reyes de España. Y algunos signos indican que Finlandia desearía que estas líneas políticas generales fueran subrayadas y mantenidas por otros países, amigos o menos amigos.

No cabe duda de que entre España y Finlandia, con esta presencia de los Príncipes, pueden nacer mayores lazos de amistad.. No se descarta la posibilidad de que el Presidente finlandés sea invitado a visitar nuestra país después de esta visita de los Principes, que, dentro de la tradicional frialdad finesa, han sido recibidos con muestras de simpatía. Ayer, por ejemplo, la Princesa, que había acudido a hacer algunas compras a los almacenes Stockmann, se encontró al salir con unos centenares de personas, entre las que se gritaba «Viva España» y de entre quienes se destacó una mujer, que resultó ser una actriz finlandesa ya mayor, que le entregó un ramo de flores. Don Juan Carlos tambien ha realizado algunas compras personalmente. Ayer entró en un establecimiento dedicado a la venta de objetos marinos.

EN EL CIRCULO POLAR ÁRTICO

Cuando transmito esta crónica, los Principes se encuentran en la línea del circulo polar ártico más allá de la cual se extiende la tercera parte del territorio de Finlandia, donde el sol no se pone durante cincuenta y siete días y donde, en algunos puntos, aunque parezca un contrasentido, nunca desaparece la nieve.

Rovaniemi, donde nos encontramos alojados por veinticuatro horas, es una pequeña ciudad de casi 30.000 habitantes, una de las más septentrionales de1 mundo. Don Juan Carlos y doña Sofía llegaron a esta zona, puerta de los desiertos de Laponia, a las seis de la tarde de ayer, en vuelo especial de la Compañía Aérea Finlandesa, después de mantener en la Universidad de Helsinki en coloquio informal con representantes de los estudiantes finlandeses, a pesar de que algunos habían mostrado su preocupación por las medidas de seguridad.

Allí, respondiendo a las palabras de bienvenida del rector, don Juan Carlos afirmó que "la Universidad no es la torre de marfil que han soñado los espíritus cómodos, sino taller critico, donde con esfuerzo se elabora el saber, agora donde concurren todos los pareceres y foro para todas las ideas. La Universidad se pone asi al servicio de la sociedad en que está inmersa".

Previamente, don Juan Carlos había acudido en Vuosaari a los astilleros de Valmetoy, mientras doña Sofía visitaba la casa y la tumba de Jean Sibelius, en Tuusula, donde era recibida por la señora de Ilves, hija del maestro (Sibelius, falleció en 1957, es el más universal compositor finlandés, una de cuyas piezas mas populares se llama precisamente «Finlandia).

GRAN CRUZ DE LA ROSA BLANCA

Momentos después, la ciudad de Helsinki ofreció a los Príncipes un almuerzo. Allí don Juan Carlos tuvo una nueva oportunidad de mostrar su satisfacción por la visita oficial que realiza a Finlandia y levantó su copa «por la simpática población de esta capital, cuya acogida tanto nos ha emocionado y por la prosperidad de la nación y del pueblo finlandés» En el círculo polar ártico han continuado su programa

de visitas a distintos parajes y a diferentes instalaciones. Cabe destacar, para terminar que el Presidente finlandés ha impuesto a don Juan Carlos y doña Sofía la Gran Cruz de la Rosa Blanca, la más alta distinción de Finlandia. El Príncipe, por su parte, impuso a Kekkonen la Gran Cruz de Isabel la Católica.

5 de junio de 1975

 

< Volver