Conferencia Iberoamericana de Ministros de Agricultura. 
 El Príncipe de España inauguró la C.I.M.A.  :   
 "Es necesario que la sociedad devuelva al sector agrícola la consideración que merece" (Allende). 
 ABC.    27/05/1975.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

CONFERENCIA IBEROAMERICANA DE MINISTROS DE AGRICULTURA EL PRINCIPE DE ESPAÑA INAUGURO LA C. I. M. A.

"Es necesario que la sociedad devuelva al sector agrícola la consideración que merece" (Allende)

Su Alteza Real el Principe de España, Don Juan Carlos de Borbón, inauguró ayer, en el Palacio de Congresos y Exposiciones, los trabajos de la I Conferencia Iberoamericana de Ministros de Agricultura.

Según informa Cifra, asistieron al acto los ministros de Agricultura, de Comercio y de Planificación del Desarrollo, don Tomás de Allende y García Baxter, don José Luís Cerón Ayuso y don Joaquín Gutiérrez Cano, respectivamente; el presidente del Instituto de Cultura Hispánica, Su Alteza Real don Alfonso de Borbón, duque de Cádiz; representantes diplomáticos de los países hispanoamericanos en Madrid, y otras autoridades.

El Principe de España, que llego al palacio minutos antes de las diez y media, fue recibido por el director general del Forppa y coordinador general de la Conferencia, señor García de Oteyza.

SALUTACIÓN—-Intervino en primer lugar e1 director general de Asuntos de Iberoamérica, don Enrique Pérez Hernández, quien, en nombre del titular de Asuntos Exteriores, tras unas palabras de salutación y bienvenida, señaló la importancia de la agricultura en relación con el desarrollo económico de los distintos países, haciendo hincapié en tres aspectos que influyen directamente en la actualidad: escasez de materias primas, explosión demográfica y hambre.

ANTECEDENTES.—Habló a continuación el titular español de Agricultura, señor Allende y García-Báxter, quien, tras referirse a los antecedentes que justifican la celebración de esta Conferencia, subrayó la necesidad de una continuidad en el diálogo iberoamericano y enumeró los distintos aspectos de la reciente evolución de la agricultura, precisando la rápida disminución en las reservas mundiales Que provoca un alza de precios y una situación compleja en los mercados, factores a los que se une el problema alimentario mundial.

Más adelante se refirió a 1a necesidad de un planteamiento global en torno al principal factor de la producción, que es el hombre. Y en este sentido —continuó el señor Allende— es necesario que la sociedad devuelva al sector agrícola la consideración social y económica que merece como profesión que contribuye a resolver problemas de primera magnitud.

OBJETIVOS.—Entre otros objetivos perseguidos por esta Conferencia, el ministro indicó como finalidad el de encontrar algunas fórmulas originales y viables de cooperación técnica en determinadas esferas de interés agrario, que permitan acelerar nuestro proceso de desarrollo económico y social.

Por último, el ministro de Agricultura agradeció la presencia del Príncipe y demás personalidades, e hizo votos por los mayores éxitos de esta I Conferencia Iberoamericana, de Ministros de Agricultura.

Concluido el acto inaugural, Su Alteza Real el Príncipe de España conversó con los jefes de las Delegaciones de los diecisiete países iberoamericanos, nueve de los cuales son ministros de Agricultura, así como representaciones de organismos internacionales entre los que figura la F. A. O., la O. E. A., el B. I. D. y el C.E.P.A.L.

COMIENZAN LAS SESIONES

Poco antes de las doce del mediodía dieron comienzo los trabajos de la Conferencia. En primer lugar se designó al presidente y vicepresidentes, cargos que fueron encomendados, por unanimidad al titular español de Agricultura, don Tomás de Allende y García-Báxter, y los nueve ministros de Agricultura que, al frente de las Delegaciones de sus respectivos países, asisten a la Conferencia, respectivamente.

DOCUMENTO.—Constituido también el Comité de Redacción, el coordinador general de la C.I.M.A. y director general del Forppa, señor García de Oteyza, pronunció unas palabras de presentación del documento de trabajo ofrecido a los conferenciantes, sobre «la necesidad y posibilidades de cooperación agraria en el área iberoamericana».

El documento centra el intercambio de experiencias y la elaboración de programas de cooperación técnica o económica en los siguientes aspectos: reforma y desarrollo agrarios; ordenación y restauración de la Naturaleza y sus recursos; investigación y extensión agraria, y comercialización, ordenación y suministro de productos básicos agrarios.

REFORMA.—En el primero de los aspectos, el de la reforma agraria, el señor García de Oteyza señaló la posible cooperación sobre la. base de acciones concretas, tanto en lo que se refiere a la actividad como al territorio sobre el que debe aplicarse tal cooperación.

COOPERACIÓN.—Asimismo, la cooperación debería referirse a la participación directa de grupos de técnicos y de agricultores de los distintos países y no limitarla a un número reducido de personas más o menos aisladas.

ORDENACIÓN.—En relación con la ordenación y restauración de la Naturaleza y de sus recursos, el señor García de Oteyza señaló la conveniencia de que, dada la importancia del consumo actual de pasta celulósica y las futuras previsiones de demanda en un número importante de países de Iberoamérica, se llevara a cabo un estudio completo sobre pastas celulósicas que incluya demanda actual y futura, los recursos y materias primas disponibles, la posibilidad de .creación de nuevos bosques y la necesaria industrialización.

INVESTIGACIÓN.—En el campo de la investigación y extensión, agrarias, la cooperación apuntada por el señor García Oteyza incluye el reconocimiento continuo dé los resultados experimentales e hipótesis de trabajo ensayadas que se deduzcan de los distintos programas nacionales en curso.

COMERCIALIZACIÓN.—El último de los presupuestos considerados en el documento de trabajo, relativo a la comercialización, ordenación y suministro de productos básicos agrarios, supone la participación directa de los agricultores en la comercialización de sus propios productos: la creación dé una estructura de la contratación en origen de productos agrarios y el acopio, manipulación e industrialización de los productos agrarios y el nivel de transformación alcanzado en los distintos países, tipos de instalaciones disponibles y relación entre manipulación y normalización de los productos.

 

< Volver