En la línea de partida     
 
 Diario 16.    05/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Diario 16

En la línea de partida

Sí todo marcha conforme al programa previsto, estos días de vacaciones para la clase política y para los

ciudadanos de este sufrido país, van a ser los únicos que puedan dedicarse antes de las elecciones a una

meditación serena y ausente de noticias y mítines diarios sobre nuestro futuro político.

V*J

,•De aquí a sesenta días es muy difícil que el panorama electoral se aclare lo suficiente como para que

cada español mayor de vcintiún años, tenga la mente lúcida y el conocimiento exacto de los programas y

mucho menos de las personas en las que va a depositar su confianza para los próximos meses

Es mucha la confusión reinante, a la que se sigue contribu vendo cada día desde la derecha, izquierda y

centro. El actual conductor "* de la reforma o de la transición tampoco hace mucho por despejar ; las

muchas incógnitas que hay por delante. Para muchos eiudada^: ? nos, acostumbrados a mirarse en un

solo poder personal durante cuarenta años, la figura del actual jefe de Gobierno tiene más responsabilidad

que cualquier otro político o aspirante en estos comicios.

En una sociedad en donde son prácticamente inexistentes e inexactos los canales de comunicación entre

las fuerzas de poder y el pueblo llano, pensar en un desarrollo electoral normal sería pecar de un exceso

de optimismo. Algún sociólogo español, residente en el extranjero, ha dicho que el triunfo de las

próximas elecciones será para aqnel que mejor sepa utilizar esa comunicación con el electorado, de forma

más clara y directa, con esa mezcla de ideología y ayuda Uc la técnica que llega a los grupos de

ciudadanos todavía poco hechos en estas lides democráticas.

Por otro lado, la formación política adquirida a través de la enseñanza por el setenta por ciento de los

votantes es prácticamente nula o deformante. La prensa escrita, que hace sus pinitos de libertad, aún bajo

control, podrá ayudar a informar cu las grandes ciudades y poco más. No se olvide que un cincuenta por

ciento de españoles no lee un solo periódico o revista a la semana.

La televisión sí tiene una mayor audiencia, pero de su imparcialidad y limpieza de manipulación poco hay

que esperar en los próximos dos meses. Por cierto, y sirva como ejemplo, en el pasado fin de semana,

Alianza Popular, en la persona de su secretario general, Manuel Fraga Iribarne, han tenido una hora de

publicidad gratuita ("Informe especial", el sábado, y "¿Quién es...?", el lunes). Conviene recordar que hay

en este momento 126 partidos o asociaciones políticas legalizados

Para movUizar una campaña de conocimiento de programas y candidatos que llegue efectivamente a

todos los rincones de la geografía nacional haría falta más tiempo y mucho dinero. El tiempo en este caso

es igual para todos los partidos, pero el dinero y los medios, no.

La Iglesia española ha prometido "neutralidad", y aunque luego desde el pulpito esto va a resultar difícil

para algunos de sus miembros, hemos de confiar a príori que por el bien de la institución se cumpla esa

promesa.

Por todas estas razones, quizá sean estas tas primeras vacaciones para la mayoría de los españoles que van

a votar en junio, en las qu$ la meditación políticaa sea un ejercido Importante, porque a pesar de que

pueda parecerlo a estas alturas, nada hay atado y mucho menos decidido por ellos de antemano.

 

< Volver