Autor: Sinova, Justino. 
 El Príncipe se reúne en Helsinki con diplomáticos del Este. 
 Los Príncipes, recibidos en Finlandia con honores de Jefes de Estado     
 
 Informaciones.    04/06/1975.  Página: 1,5. Páginas: 2. Párrafos: 22. 

LOS PRINCIPES, RECIBIDOS EN FINLANDIA CON HONORES DE JEFES DE ESTADO

Por Justino SINOVA (Enviado especial de INFORMACIONES.)

HELSINKI, 4. ESTA visita es muy significativa para las relaciones entre nuestros países. En las personas de Sus Altezas saludamos a los futuros Monarcas de España. Estas palabras pertenecen al discurso que el Presidente de Finlandia, Urho Kekkonen, pronunció anoche durante la cena que ofreció en el palacio presidencial a los Príncipes de España, sus huéspedes de honor durante cuatro días.

URHO KEKKONEN: «En las personas de Sus Altezas saludamos a los futuros Reyes de España»

DON JUAN CARLOS DE BORBON: «Compartimos vuestro sistema realista y vuestros ideales de paz y de cooperación en Europa dentro del mutuo respeto a la soberanía y sistema de Gobierno de cada nación»

«Es para mi un gran placer poder dar a Sus Altezas la más cordial bienvenida a Finlandia -ha dicho el Jefe del Estado finlandés—. Esta visita constituye para nosotros un reflejo de las ya tradicionales buenas relaciones existentes entre nuestros países y sus pueblos, relaciones que ya quedaron patentes en los momentos inmediatos a la independencia de Finlandia.. En aquel transcendental momento histórico, en 1917, España fue de los primeros países en reconocer nuestra independencia, siendo Madrid una de las siete primeras representaciones que Finlandia estableció en el transcurso del año 1918.»

MAS ESTRECHAS RELACIONES

El Presidente de la República de Finlandia ha deseado que la estancia de los Príncipes «sirva para crear nuevos estímulos y abrir nuevas perspectivas al desarrollo de las relaciones entre España y Finlandia». Luego ha recordado que el intercambio económico entre ambos países se ha casi triplicado en tos últimos cinco años y ha mostrado su confianza en que «aumentando más que antes los conocimientos de cada nación se puede influir decisivamente en el crecimiento y diversificación del intercambio comercial y cultural».

Urho Kekkonen ha subrayado también durante su intervención el tradicional neutralismo de la República de Finlandia. «Mi país —ha dicho— ha aspirado a alcanzar la seguridad observando una política exterior cuyo objetivo es mantener al país al margen de las luchas y de los grandes conflictos internacionales. En esto también hemos tenido éxito. La seguridad finlandesa no se basa en uniones militares ni en la protección de un grupo de poder contra otro, sino en una neutralidad pacífica y activa, lo mismo que en las buenas y amistosas relaciones que hemos logrado crear con nuestros países vecinos.»

«UN EJEMPLO PARA EUROPA»

Después de que el Presidente finlandés agradeciera la actitud de España hacia la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa, que Finlandia propuso en 1969, y tras el brindis por la buena amistad entre los pueblos, el Príncipe de España subrayó: «Finlandia es un ejemplo para Europa por su política de paz y de mantenimiento de buena vecindad guardando la independencia, la libertad y la dignidad nacional— con todos sus vecinos, a través de la realización de una política exterior que combina un agudo sentido realista con ideales de la más pura tradición pacifista.»

«Compartimos —añadió don Juan Carlos de Borbón— vuestro sentido realista y vuestros ideales de paz y de cooperación en Europa, dentro del mutuo respeto a la soberanía del sistema de gobierno de cada nación. Era este sentido, la diplomacia española ha realizado importantes esfuerzos para que la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación Europea, que deseamos se concluya felizmente en fecha próxima en vuestra capital, alcance resultados fecundos, positivos y permanentes.» El Príncipe también destacó que las relaciones entre los dos países «se desarrollan satisfactoriamente en los distintos terrenos, comercial, cultural...».

HONORES DE JEFES DE ESTADO

Los Príncipes de España fueron recibidos ayer en Finlandia con los honores correspondientes a Jefes de Estado. El avión «Boeing 727» de Iberia que les trajo hasta aquí en vuelo especial tomó tierra en el aeropuerto de Helsinki a mediodía. Urho Kekkonen, que les invito a realizar esta visita ya el pasado año, les esperaba en compañía de miembros del Gobierno primeras autoridades finlandesas y la representación diplomática española, con nuestro embajador, don Guillermo Cebrián.

En el aeropuerto fueron interpretados los himnos finlandés y español, y el Príncipe y el Presidente de la Republica revistaron una compañía de honor. Don Juan Carlos y doña Sofía, así como el ministro de Asuntos Exteriores, don Pedro Cortina, que les acompaña en este segundo viaje oficial que realizan en lo que va de año, quedaron alojados en el palacio presidencial.

PRIMERA JORNADA

Los Principes comenzaron su primera jornada en Finlandia acudiendo a la tumba de los caídos, en el cementerio de Hietaniemi, donde don Juan Carlos depositó una corona de flores. En las inmediaciones del cementerio, los Principes, al margen del protocolo, correspondieron a los saludos de numerosas personas que se acercaron hasta ellos. Lo mismo- hicieron en su recorrido turístico por Helsinki, donde en varios puntos han sido instaladas banderas españolas y finlandesas, y en su primera salida de la ciudad, en Tapiola, un excelente centro urbanístico, paraíso de los jardines, a algunos kilómetros de la capital.

En distintos momentos de los recorridos, los Príncipes, que se mostraron con sencillez y con detalles de naturalidad, fueron aclamados por los finlandeses, los cuales han recibido una amplia información de su llegada. La radio y la televisión finlandesas han emitido durante el primer día del viaje varios comunicados, y los periódicos de la tarde aparecen con la noticia de la visita oficial de los futuros Monarcas de España. El diario independiente «Ilta-Sano-mat» ofrece la noticia en su primera página y dedica una página interior a la semblanza biográfica y humana de los Príncipes, que aparecen junto con sus hijos en una amplia fotografía.

Cuando transmito, don Juan Carlos y doña Sofía han iniciado la segunda jornada de su viaje (que incluye por la tarde una salida en avión hacia el norte de Finlandia, para llegar el jueves al Círculo Polar Ártico), que tiene un evidente interés político. Los Principes se encuentra en un país neutral que tiene lazos muy fuertes con la Unión Soviética y que se halla enclavado, en una zona de Europa donde las amistades declaradas a España no abundan, a pesar de que Finlandia se sienta atraída por la permanencia de relaciones con nuestro país, tradicional amigo del bloque político opuesto al que esta nación se encuentra unida.

Transcurridas casi veinticuatro horas desde su llegada, los Príncipes han tenido numerosas ocasiones de sentirse en un país amigo y acogedor. Finlandia es una República independiente desde 1917, en la que se aprecia el peso (con más del 25 por 100 de los votos) del partido socialdemócrata. Su situación geográfica la inclina a estar económicamente unida a los países nórdicos y también a los países socialistas. Su amistad con la Unión Soviética es una de las líneas más reales de su política exterior, a pesar de que la Historia podría haber jugado en contra de estas relaciones de buena vecindad: consiguió su independencia separándose de la Unión Soviética. Uno de los responsables de la buena amistad entre Finlandia y la Unión Soviética es el actual Presidente, Urho Kekkonen, el que ofreció su hospitalidad a los Principes de España.

ENTREVISTAS DEL SEÑOR CORTINA

Una de las claves del interes político de este viaje puede consistir —al margen de las conversaciones que el Principe pueda tener no sólo con el Jefe de Estado finlandés, sino con los representantes de los demás países, incluidos los socialistas— en los contactos que mantenga el ministro de Asuntos Exteriores, don Pedro Cortina, con su colega finlandés. A las pocas horas de la llegada y cuando quedan casi tres jornadas por cubrir, no se descarta el interés que puedan revestir las actividades del ministro español en un país que ha recibido con patentes muestras de amistad a sus huéspedes.

El Príncipe se reúne en Helsinki con diplomáticos del Este

EL Príncipe de España ha mantenido los primeros contactos oficiales con representantes socialistas. En Helsinki ha dialogado con los embajadores de la Unión Soviética y de Hungría. A nadie se le oculta la trascendencia de estos encuentros del futuro Rey de España con diplomáticos del Este.

Su Alteza ha dialogado también largamente con el Presidente Urho Kekkonen, estadista de considerable prestigio. El jefe de la diplomacia española, señor Cortina, también ha celebrado, entre otros contactos, una larga conversación con su colega finlandés, en la que han abordado, además de cuestiones de interés bilateral, las perspectivas de la Conferencia Europea de Cooperación y Seguridad, a cuya «cumbre» en Helsinki asistiria —según confirman desde allí— el presidente Arias.

El Príncipe de España quiso también mantener un encuentro informal con los universitarios finlandeses, sin ningún tipo de cautelas. Don Juan Carlos dijo, entre otras cosas, en la Universidad de Helsinki:

«La Universidad no es la torre de marfil que han soñado los espíritus cómodos, sino taller crítico, donde con estuerzo se elabora el saber, agora donde concurren todos los pareceres y foro para todas las ideas. La

Universidad se pone así al servicio de la sociedad en que está inmersa.»

Los Principes de España han viajado a Rovaniemi, «capital» de Laponia, en el círculo polar ártico, donde luce el sol de medianoche.

(Crónica de nuestro enviado especial, JUSTINO SNOVA, en página 5.)

 

< Volver