Autor: Freijanes, Víctor F.. 
 Religión. 
 Crece la polémica en torno a la pastoral de Monseñor Araújo  :   
 Numerosas voces contra las acusaciones de los alféreces provisionales de Lugo. 
 Informaciones.    04/06/1975.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CRECE LA POLÉMICA EN TORNO A LA PASTORAL DE MONSEJOR ARAUJO

NUMEROSAS VOCES CONTRA LAS ACUSACIONES DE LOS ALFÉRECES PROVISIONALES DE LUGO

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4. (INFORMACIONES, por Víctor F. Freijanes.)

CONTINUA la polémica pública —que se puede seguir a través de las páginas de los diarios gallegos— en torno a la carta pastoral de monseñor Araújo Iglesias, obispo de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, que por primera vez en la historia de Galicia aborda el tema de la lengua vernácula como un compromiso con la realidad del pueblo que la Iglesia debe tener constantemente presente. La linea general de la pastoral, redactada íntegramente en idioma gallego, ya la conocen los lectores de INFORMACIONES. A los pocos días, la Hermandad de Alféreces Provisionales de Lugo calificaba la pastoral del obispo gallego de inexacta y tendenciosa, y rogaba a la autoridad eclesiástica que continuase dirigiéndose a los fieles en castellano, como hasta ahora, y que si quería hacerlo en gallego facilitase, al menos, una traducción.

Inmediatamente han surgido nuevas voces. Los ánimos, en este sentido, están muy sensibilizados.

Ochenta cristianos de la diócesis de la que es obispo monseñor Araújo, analizan la carta de los alféreces provisionales en gallego y por extenso. «Cuando los alféreces provisionales —dicen los firmantes—acusan a monseñor Araujo de meterse en política, están pensando en las denuncias que hizo de fenómenos como la sangría de la emigración, e1 subdesarrollo de los campesinos, la desproporción de los ingresos económicos, la fuga del ahorro gallego, la situación social de la lengua, etc. A esto llaman los alféreces provisionales de Lugo "meterse en política"; nosotros le llamamos "predicar el Evangelio". Y a la actitud que opta por callar ante estos hechos, la denominamos "complicidad con la injusticia"

La carta se solidariza absolutamente con los planteamientos del obispo de Mondoñedo al igual que lo hacen varios articulistas, que animan a monseñor Araujo a continuar una línea pastoral vinculada a la problemática concreta del País Gallego. Respecto a las acusaciones de «separatista» que formularon también los alféreces provisionales, la carta de los ochenta firmantes alega que «cuando las regiones cultural-mente marginadas pretenden defender sus peculiaridades culturales en seguida se alza contra ellas el fantasma del separatismo». Desde otro punto de vista (el científico), se expresan un centenar de universitarios de Geografía e Historia respondiendo a la acusación de los alféreces de Lugo de que monseñor Araujo manipulaba la Historia de España a su antojo para justificar reivindicaciones galleguistas.

LA OFRENDA DEL REINO DE GALICIA AL SANTÍSIMO

Por otra parte, significativamente, monseñor Araujo terminó en gallego su respuesta a las siete capitales del antiguo Reino de Galicia, que, como todos los años, acudieron a la catedral de Lugo el pasado domingo a hacer su ofrenda simbólica a Jesús Sacramentado, según una antigua tradición. Las capitales del antiguo Reino son: La Corana, Betanzos, Santiago de Compostela, Orense, Tuy, Lugo y Mondoñedo.

Al terminar la ofrenda del representante regio —el alcalde de Mondoñedo—, monseñor Araujo inició su respuesta en castellano para concluir, sin embargo, en gallego, no sin antes agradecer públicamente «a nuestro Gobierno el decreto por el que se otorga la enseñanza del gallego en las escuelas de Galicia». En el agradecimiento hace alusión especial a1 ministro de Educación y Ciencia, y añade: «Nada más conforme a la justicia que la acción llevada a cabo por los poderes públicos para mejorar las condiciones de vida de las minorías étnicas, especialmente en lo que concierne a la lengua, cultos, etc.»

Siempre incidiendo sobre el mismo tema, que ha encendido el entusiasmo y, en algunos sectores, la polémica, hay que señalar que la Asamblea Diocesana Conciliar de Santiago solicité oficialmente que la pastoral de monseñor Araujo sobre la lengua gallega se incluya entre los materiales del Concilio Pastoral de Galicia, al mismo tiempo que se hiere a la línea de acción evangélica del obispo gallego. Otro tanto manifiestan respecto a las asambleas de VaIlecas y Canarias.

 

< Volver