Visita de adhesión de la Confederación Nacional de Excombatientes al Príncipe de España  :   
 "No regatearé sacrificios para cumplir la misión que me ha correspondido", dijo Don Juan Carlos en respuesta al ex ministro señor Girón. 
 ABC.    28/11/1974.  Página: 37. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

VISITA DE ADHESIÓN DE LA CONFEDERACIÓN NACIONAL DE EXCOMBATIENTES AL PRINCIPE DE ESPAÑA

«No regatearé sacrificios para cumplir la misión que me ha correspondido», dijo Don Juan Carlos en respuesta al ex ministro señor Girón

Su Alteza Real el Príncipe de España, Don Juan Carlos de Borbón, ha recibido en el Palacio de la Zarzuela a la Junta directiva de la Confederación Nacional de ExCombatientes, recientemente constituida, encabezada por su presidente, el ex ministro don José Antonio Girón. En la audiencia, el señor Girón pronunció las siguientes palabras:

«Alteza: Ha quedado constituida la Confederación Nacional de Excombatientes, y era justo que los miembros de su Junta Nacional acudiéramos a esta casa, donde se perfila, con pulso firme, la continuidad histórica del 18 de Julio de 1936.

El 18 de Julio de 1936 no abre un paréntesis ni establece un interregno; por el contrario, es el instante de partida para un tiempo ilusionado y esplendoroso. Los hombres que aceptamos aquella trágica coyuntura hacíamos una guerra para lograr un largo e interminable período de paz para la Patria. Pero sabíamos que esa paz sólo era posible mediante la fulminación de la injusticia, de los abusos de poder, de las hondas y antiguas divisiones que separaban a los españoles. Y por eso, nos propusimos realizar para nuestro, pueblo, con el mensaje augural de los fundadores y bajo la capitanía de Francisco Franco una profunda revolución, eminentemente social y eminentemente española.

La experiencia nos dice que si esas razones, vigentes y perentorias en algunos casos, no se satisfacen, no habrá paz en nuestro pueblo. Vuestra Alteza deberá coger un día la antorcha de ese tiempo nuevo, de esa esperanza colectiva. Hemos venido a decirle que siendo fieles a ese empeño, seremos leales a Vuestra Alteza porque en una y otra exigencia encontraremos el mejor camino para servir a España.

Por el bien de España. Por el bien de nuestro pueblo, por las legítimas razones que explican y justifican el régimen político que ha hecho posible la instauración de nuestra Monarquía, hacemos votos porque Dios otorgue larga vida a Vuestra Alteza y le dé fe y templanza para llevar a buen fin la empresa que le aguarda.

¡Viva España. Viva Franco. Arriba España. Viva el Príncipe de España!»

RESPUESTA DEL PRINCIPE

El Príncipe Don Juan Carlos, por su parte, respondió así:

«Sólo unas palabras para contestar a vuestro presidente y saludar a la Junta directiva de la Confederación de Excombatientes, que ha querido que uno de sus primeros actos corporativos sea venir a expresarme su adhesión.

Los méritos personales de todos y cada uno de los que forman en sus filas y el recuerdo permanente y agradecido de los que todo lo dieron por España os hacen merecedores del reconocimiento y respeto de aquellos que sentimos por vocación y deber la llamada de la Patria.

Vuestra actitud decidida y sincera de seguir colaborando para lograr una España mejor hablan bien claro de vuestros nobles sentimientos. Esa paz que tan fervientemente deseamos tiene que ser vivida y estar basada en la justicia, buscando que todos los españoles puedan realizarse plenamente para aportar sus esfuerzos en la tarea común que los tiempos nos exigen.

Hoy tenemos una base firme, pero falta mucho camino por recorrer. Juntos hemos de marchar si queremos alcanzar las metas a las que aspiramos.

El espíritu abierto de las nuevas generaciones, que quieren recoger, la antorcha de los que tanto han dado a la Patria, es promesa, de fecundidad y garantía de que vuestro esfuerzo no ha de resultar baldío.

Una vez más, quiero repetiros que no regatearé esfuerzos ni sacrificios para cumplir la misión que me ha correspondido y que un día acepté porque creía que así servía al pueblo español, al que todos nos debemos.»

 

< Volver