Autor: I. C.. 
   Profundas transformación de las Hermandades de Labradores y Ganadores  :   
 No desaparecerán, aunque perderán su carácter sindical. Constarán de tres cámaras independientes, dice don Luis Mombiedro de la Torre. 
 Ya.    21/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

21-IV-77

Profunda transformación de las Hermandades de labradores y Ganaderos

«No desaparecerán, aunque perderán su carácter sindical»

• «Constarán de tres Cámaras independientes», dice don Luis Mombiedro de la Torre

"La Hermandades de Labradores y Ganaderos se transformarán, aunque no desaparecerán. Perderán su

carácter sindical para tener solamente la función de servicios de asistencia al agricultor. Su nuevo nombre

será el de Cámaras Locales y Comarcales Agrarias y estarán en la línea del modelo francés, alemán y

austríaco", nos dice don Luis Mombiedro de la Torre, presidente de la Hermandad de Labradores y

Ganaderos.

—¿Qué se pretende con este cambio?

—Tratamos de que ante la ley de libertad sindical, llevemos la parte reivindicativa y tomemos posiciones

en los organismos del Gobierno, según la fuerza de las cámaras. Intentamos facilitar el libre juego, pero

no dar un salto en el vacío.

—¿Cómo estarán organizadas?

—Habrá tres cámaras independientes: una, que funcionará como un servicio dado; otra, como

organización libre, y, por último, la organización cooperativa. Ha sido un acuerdo adaptado con los

resultados de una encuesta que se hizo entre los agricultores de toda España.

—¿Cuándo se pondrá en práctica la transformación y que sucederá con el patrimonio de la Hermandad ?

—Hemos tenido varias reuniones con el Gobierno, y me gustaría que fuera cuanto antes. Espero que así

se solucionen algunos de nuestros problemas, ya que antes, cuando no se fallaba el cumplir los servicios,

fallaban las reivindicaciones o viceversa. Ahora, con cada cosa en su sitio, todos saldremos beneficiados.

No quisiera que ocurra como en Portugal, donde, los antiguos gremios fueron tomados violentamente, y

ahora, para organizarse, han pasado un calvario angustioso. En España, en el referéndum se ha votado la

reforma, pero no la ruptura. El patrimonio es de los agricultores del pueblo donde estén ubicadas las

cámaras. Pertenecen a ellos, pues son los que las pagan. Nos diferenciamos del resto del sindicalismo en

que hasta el setenta hemos contribuido con cuotas voluntarias, y sólo a partir de esa fecha las cuotas

fueron obligatorias.

I. C.

 

< Volver