Autor: Sierra, Ramón. 
   El ministro de Información y Turismo, en Lisboa  :   
 "Los intereses turísticos de España y Portugal son coincidentes", dijo a su llegada el señor Fraga Iribarne. Ayer visitó al presidente Thomas, con quien mantuvo una cordialísima entrevista. 
 ABC.    03/03/1964.  Página: 41. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL MINISTRO DE INFORMACIÓN Y TURISMO, EN LISBOA

"Los intereses turísticos de España y Portugal son coincidentes´´, dijo a su llegada el señor Fraga Iribarne

AYER VISITO AL PRESIDENTE THOMAS, CON QUIEN MANTUVO UNA CORDIAOSIMA ENTREVISTA

Lisboa 2. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) Todos los formalismos del obligado protocolo fueron superados el domingo por una cordialidad desbordante en el recibimiento tributado a nuestro ministro de Información y Turismo. Llegaba un ministro español joven, operante, con la cartera llena de los más esperanzados deseos de colaboración luso-hispana en los campos de la actividad de su Ministerio, la información y el turismo, y, por añadidura, gallego, es decir, nacido en una tierra tan próxima a Portugal, tan afín, tan preparada para la comprensión de un pueblo, que vive unos momentos de hipersensibilizado patriotismo. Y llegaban también con el señor Fraga Iribarne tres de sus mejores colaboradores, los señores Jiménez Quílez, Aznar e triarte, aue avalaban con su presencia la sinceridad de esos deseos de intercambio de ideas y realizaciones. En el aeropuerto esperaban el doctor Paulo Rodrigues, subsecretario de Estado de la Presidencia, rector, por tanto, de los organismos oficiales de Información y Turismo de Portugal, con todo su brillante equipo de colaboradores, y nuestro embajador, don José Ibáñez Martin, rodeado de la • plana mayor de nuestra Embajada. También estaban presentes otras muchas personalidades portuguesas. El señor Fraga Iribarne se dirigió a los micrófonos de la sala de recepciones del aeropuerto, pronunció unas breves y efusivas palabras de saludo y agradecimiento, y añadió que iba a tener el honor de ser recibido por el presidente de la República y el del Consejo de Ministros, y que el principal objeto de su viaje era la reanudación de las conversaciones sobre información y turismo, que tradicionalmente se celebran entre los Gobiernos de Portugal y España.

En la misma noche del domingo, el señor Fraga Iribarne fue invitado a una cena por el doctor Paulo Rodrigues, a la que concurrieron las mismas personalidades que habían recibido a nuestro ministro en el aeropuerto, acompañados de sus esposas. También fueron invitados especialmente los corresponsales de los periódicos portugueses aue estuvieron en nuestra guerra. No se pudo levantar mejor pórtico para entrar en el sagrado de los atractivos folklóricos de este pueblo. Si las conversaciones de hoy y de mañana van a ser, en cierto modo, una meditación sobre puntos turísticos, el yantar ^del domingo tuvo mucho de exacta composición de lugar. El refectorio era moderno, pero de estilo típicamente portugués. Los platos cantaban las mejores notas del repertorio gastronómico luso: sopa, bacalao y pollo, y entre los exquisitos vinos que -fueron servidos había un tinto de reserva que puede justificar por si solo muchas visitas a Lisboa de ´los "gourmets" europeos. Entre plato y plato, a la luz deslumbrante de las candilejas o en la romántica penumbra que exigen los fados, actuaron los mejores exponentes de las canciones y bailes de Portugal. Canciones y bailes auténticos, puros, sin pastiches, que el mundo desconoce.

Esta especie de panorámica de las posibilidades turísticas de Portugal ha sido ampliada esta tarde en el magnífico hotel de Seteais, instalado en un histórico castillo en la fabulosa Cintra, réplica portuguesa de las pequeñas villas de la Alta Baviera, y esta noche, en el banquete de gala que ofrece al ministro en el palacio de Foz, joya dieciochesca, el subsecretario de Estado de la Presidencia. El almuerzo en Seteais ha sido mucho más íntimo, con asistencia´ de un grupo" de ilustres personalidades, entre, las que figuraban los ministros de Obras Públicas y Comunicaciones y el rector de la Universidad de Lisboa. En el banquete de gala y recepción de esta noche estarán presentes también- varios ministros, otras altas jerarquías portuguesas y una brillante representación de la alta sociedad portuguesa y española de Lisboa.

El conde de Marín y el alto personal de nuestra Embajada han acompañado al señor Fraga Iribarne en todos los actos de la jornada de hoy.

Por la mañana y por la tarde se han celebrado las primeras conversaciones luso-hispanas, de las que esperamos dar referencia concreta mañana, pero el acto más importante de hoy ha sido la visita que ha hecho el señor Fraga Iribarne al presidente de la República, almirante Américo Thomas. Estuvieron presentes el doctor Paulo Rodrigues y nuestro embajador, el conde de Marín. El señor Fraga Iribarne quedó impresionado por las palabras nobilísimas que para manifestar sus sentimientos de amistad hacia España y su Caudillo pronunció el almirante Américo Thomas. Nuestro ministro correspondió i ellas en términos no menos sinceros y expresivos. El diálogo del presidente y del ministro tendrá un eco de largo alcance en ese otro diálogo de los técnicos que esta mañana iniciaron sus conversaciones en el palacio de San Bento, decididos a plasmar en segundos acuerdos en el ámbito de sus competencias el espíritu y la letra del Pacto Ibérico. Ramón SIERRA,

 

< Volver