España primera página     
 
 Arriba.    13/02/1977.  Páginas: 4. Párrafos: 43. 

ESPAÑA PRIMERA PÁGINA

YA podemos presumir los españoles de algo más que de futbolistas y toreros famosos. Ahora resulta que

nuestros hombres -y mujeres, pero menos- políticos también salen en los periódicos extranjeros y

hasta en primera página. Ahora resulta que nuestro proceso político, nuestros secuestros, los avances y la

marcha atrás -que desean algunos- del famoso cambio español interesan a bastante gente por ahí

afuera. Por lo menos eso dicen los corresponsales extranjeros que trabajan en nuestro país: “ España es el

país que más veces ha salido en lugar preferente en nuestros periódicos desde hace ya varios meses.” El

aislamiento y la envidia han quedado atrás. Ahora las periodistas europeos y americanos, después de tanto

silencio informativo, quieren saber todo, desde el teléfono particular de doña Carmen Díez de Rivera,

hasta el numero de pie de don Santiago Carrillo. Y la verdad, y según ellos, no encuentran ninguna

dificultad, por parte de las fuentes oficiales, para llegar a la noticia.

Todos consideran que esta es una situación gratificante -la del momento español- para cualquier

profesional de la información, y ninguno quiere abandonar su puesto a pesar de que hay muchos

compatriotas que quieren sustituirles. Ellos están contentos y nosotros también porque por fin la opinión

pública mundial, y más concretamente la europea, puede llegar a sensibilizarse con nuestros problemas y

conocer a nuestros políticos -Areilza abrió mucho camino-, a pesar de no estar todavía

democráticamente elegidos, pero que no tienen nada que envidiar a los Giscards, Titos, Moros y Brandts.

Para conocer directamente como ha subido el interés por nuestro país, hemos hablado con varios

corresponsales de medios informativos europeos y americanos. Francois Pelou, de «France Press»; Harry

Debelius, de «The Times»; Walter Haubrich, de «Frantfurter Allgemelne»; Armando Puente, de

«Panorama», de Buenos Aires, y «Le Point», y Paolo Bugialll, de «Il Corriere della Sera», opinan así.

HAUBRICH:

EN LA PRIMERA PAGINA

-Puedo decir que cuando llegué, hace siete años, había pocos corresponsales de mi país aquí. Yo fui el

primer corresponsal exclusivo de un periódico alemán. Había colegas que escribían para varios

periódicos. Ahora hay unos veinte corresponsales alemanes, dos cadenas de televisión con varias

personas, otra cadena que va a montar en España otro equipo, radios, más periódicos. Esto demuestra el

gran interés que despierta en estos momentos España en mi país. Yo me acuerdo que al principio, en los

años 69 y 70, las noticias no abundaban, no hacía falta enviar una crónica diaria, pero poco tiempo

después, sí. Su país estaba al nivel informativo de Italia, aunque no llegaba al de Francia. Ahora le

puedo decir que España es el país de Europa Occidental que más veces ha aparecí do en lo primera página

de mi periódico, en los últimos quince meses. Esto se debe, en primer lugar, a la situación política, que

despierta mucho interés. Y los detalles que más atraen a la opinión pública alemana son el paso de la

dictadura a la democracia y las noticias sobre los partidos políticos. En muy poco tiempo han pasado aquí

tantos acontecimientos como en otros países. España también interesa desde el punto de vista económico,

ya que se espera su entrada en la Comunidad Económica Europea y, de rebote, ese interés político lleva

consigo un mayor interés por temas culturales, artísticos que, claro, evidentemente, también hubieran

interesado sin este proceso político, pero que indudablemente se ha visto acelerada por él.

-Hace siete años, ¿les interesaba a usted y a los alemanes, España?

-A mí me interesaba mucho y, a pesar del silencio informativo, yo sabía que algo pasaba aquí; la

evolución política no estaba en la superficie pero existía y eso es muy importante para un periodista. Mi

trabajo entonces era mucho más difícil debido a ase silencio, claro. El mayor interés de los lectores se

demuestra en que recibo muchas más cartas, más llamadas telefónicas -positivas y negativas-, algunos

anónimos que me insultan, aunque ésos también los recibirán ustedes. Pero ahora hay una mayor

preparación en el lector alemán en cuanto al tema español. Antes, para un profesional, para mí, lo difícil

era explicar España porque su estructura política no se parecía a ninguna de las de Europa Occidental y

los lectores medios entonces tenían esas ideas políticas que predominaban en Europa, aunque en mi país

todavía había muchas personas que se acordaban de lo que era una dictadura. Por eso antes de escribir

sobre España había primero que explicarlo. Esto ahora es más fácil.

-¿Cuáles son los temas españoles más atractivos, informativamente hablando?

-Ahora se informa bastante más sobre grupos políticos de izquierdas y centro que de derechas. Estos

existían antes y estaban tolerados. Los otros sectores son muy nuevos. En Alemania interesan

preferentemente los que siguen una línea paralelo con los partidos potentes alemanes, como el PSOE. Los

demócrata-cristianos también han despertado mucho interés en mi país. Otro partido político español que

interesa a los alemanes es el comunista, ya que aunque allí dicho partido no esto representado, se sigue

muy de cerca el tema del eurocomunismo, y siendo el Partido Comunista España uno de los que

proclaman más esta tendencia, casi todos sus declaraciones ideológicas interesan, igual que las del

Partido Comunista italiano. Los medios informativos también tocan preferentemente la vida de las

personas que en la época anterior tenían puestos importantes.

-En estos momentos, y profesionalmente. ¿le sigue interesando España?

- Yo quiero vivir aquí este proceso político y no me gustaría nada cambiar de país. Hay otros compañeros

míos en el periódico que también quisieran estar en mi lugar. A pesar de los últimos sucesos, yo soy

optimista en cuanto o la conclusión feliz del proceso democrático español.

* "Fui el primer corresponsal exclusivo de un periódico alemán. Después de siete años hay unos veinte

corresponsales alemanes, dos cadenas de TV, radios..."

* Según los corresponsales, el nuestro es el país que más veces ha salido en los diarios extranjeros en

lugar preferente, desde hace ya varios meses

* Madrid es una de las plazas mas solicitadas por los profesionales

* Los corresponsales coinciden en señalar que ahora las facilidades informativas son mayores

WALTER HAUBRICH («Frantfurter Allgemeine)

* "Los detalles que mas atraen a la opinión publico alemana son el paso a la democracia y las noticias

sobre partidos políticos"

HARRY DEBELIUS («Frankfurter Allgemeine» )

DEBELIUS:

«ESPAÑA, LA "VEDETTE"»

-Desde la muerte de Franco Inglaterra ha mirado muy detenidamente a España y como allí, igual que

aquí, existe una tendencia a pensar con mentalidad de los años treinta, muchos esperaban grandes

acontecimientos bélicos. Ahora se ha visto que ese no va a ser el camino de España y entonces la opinión

público inglesa, los medios de comunicación, sienten mucho más interés por este cambio, casi único, que

pretende seguir España bajo el Rey, un cambio que constituye una evolución completa, no una

revolución. En estos momentos los periódicos ingleses dedican más atención a España que a cualquier

otro país. Es la «vedette» de los temas informativos.

-¿Cómo ha evolucionado ese interés por los temas españoles?

-Evidentemente ha cambiado muchísimo, porque en el 69 y antes, cuando yo era corresponsal de UPI y

de la ABC, todavía estábamos en una época de restricciones informativas, la prensa extranjera no ha

sufrido tanto como lo española, pero de cuando en cuando se echaba a un corresponsal, así que debíamos

tener cuidado en decir la verdad y que no nos pusieran en la frontera. Ahora, en cambio, podemos

informar más y mejor; nuestras fuentes de información están más abiertas, aunque desearíamos una

mayor franqueza, por ejemplo, que el Ejército tenga un portavoz en vez de oblirganos a escribir cartas a

la hora de pedir cualquier información. Y para un profesional como yo es muy satisfactorio tener noticias

todos los días. Los temas políticos, en base al momento que vive España, ocupan toda mi información,

ya que no tengo tiempo de tocar otras cuestiones.

-¿Cuántos corresponsales ingleses trabajan en España?

-A excepción de algunos enviados especiales y colaboradores, seremos aproximadamente unas quince

personas los trabajadores ingleses de Prensa, Radio y Televisión.

* "En Inglaterra muchos esperaban grandes acontecimientos bélicos. Ahora se ha visto que éste no va a

ser el camino de España y se siente mucho más interés por este cambio, casi único"

PELOU:

«UNO DE LOS PERIODOS MAS EXCITANTES*

-Yo llegué aquí cuando asesinaron a Carrero Blanco, momento al que sucedió un periodo calmo, poco

activo, un periodo típico en e1 que no había noticias, sólo las referidas a los círculos oficiales. Con la

primera enfermedad de Franco empezó el trabajo y con la apertura del 12 de febrero de Arias Navarro la»

cotas comenzaron a cambiar.

Lo enfermedad de Franco fue el acontecimiento mundial de máxima importancia; no tuvimos vacaciones.

Ahora, con los acontecimientos de la última semana de enero, estamos en un período similar o la

ofensiva del «Tet» en Vietnam, no es que existan los mismos peligros, pero la intensidad informativo es

la misma. El mundo entero está interesado por lo que pasa en España, y Europa más. La opinión pública

mundial -recibimos unas cinco llamadas diarias a la agencia, de diferentes países, pidiendo noticias de

España- después de sospechar que nada iba a cambiar, admite ahora el hecho democrático en España y

admite también la «Inteligencia política» del Rey y de Suárez. La muerte de los abogados y los policías

preocupó a todo el mundo; la actividad informativa en la France Press fue enorme, ante lo que se

consideraba una provocación al proceso democrático.

-¿Qué evolución ha sufrido en el mundo el interés por los temas españoles?

-En la época franquista en España no había noticias. España estaba aislada. Los corresponsales

extranjeros encontraron dificultades y críticas. Ahora no hay una sola persona del mundo oficial que en

los unimos meses nos haya dicho algo. Cooperan con nosotros, aunque desearíamos más facilidades. A

partir de lo muerte de Franco, el interés informativo por España va aumentando. Yo pedí más ayuda a la

agencia y me enviaron dos corresponsales franceses y cuatro españoles. España ha sido tema de

primera página en los medios de información extranjeros desde entonces. El papel de España dentro

de Europa es primordial y espero que sea mayor a partir de su ingreso en el Mercado Común.

-¿Y se siente atraído profesionalmente por nuestro proceso político?

-Sí, me interesa seguir aquí porque considero que este es uno de los períodos más excitantes de la

historia de España y tengo la certeza de que acabará bien. Yo no sabía cómo iba a terminar el drama

vietnamita, pero en el caso de su país no tengo ninguna duda.

* "Estamos en un período similar a la ofensiva del Tet en Vietnam; no es que existan los mismos

peligros, es que la intensidad informativa es la misma"

PUENTE:

«ESPAÑA HA SIDO DIFERENTE*

Desde 1936, es decir, desde hace más de cuarenta años, España ha sido diferente. Ha provocada violentas

pasiones, ha dividido la opinión mundial. A la muerte de Franco, los lectores de todo el mundo, que

conservaban esclerotizado los esquemas de la guerra civil, se preguntaron, ¿y ahora qué va a pasar en

España?, creyendo que se había cerrado un paréntesis y la historia se reanudaba donde había concluido

para ellos De ahí el interés despertado por el proceso español y también las tesis catastróficas en las que

creyeron casi todos.

Pero durante cuarenta años España no había estado inmóvil, porque el inmovilismo no existe en la

historia. La URSS no era la misma en 1824, a la muerte le Lenin, que en 1953, a la muerte de Stalin;

había cambiado por obra del pueblo soviético y de Jose Stalin. La España de 1977 no es la misma que la

de 1939: ha cambiado por obra del pueblo español y de Franco.

Claro que decir esto así es ir contra corriente. A los lectores les gustan las ideas simples, las películas del

Oeste, con sus cowboys buenos y sus indios malos. He aquí el problema para el corresponsal, que debe

contar lo que ocurre y no lo que los lectores desean que esté ocurriendo. Porque lo que está sucediendo en

España es algo más complicado que una película con malos (los del bunker) y buenos (los demócratas) Y

si no mirad: por los consejos de administración los conoceréis.

Ahora, por ejemplo, se habla del peligro de «argentinización» del proceso político español. Otro tópico.

Sin embargo, la España de hoy con una clase media creada en esos largos y duros cuarenta años, con una

clase obrera que es europea, que tiene mentalidad europea y hábitos de consumo europeos, no es ni se

parece a la República Argentina. Mejor habría que hablar de «italianización». Los secuestros y asesinatos

de las últimas semanas no pueden compararse a los siete mil muertos y los centeneares de secuestros de la

guerra de guerrillas argentina. Sí, en cambio, a los registrados en Milán, en Roma o en Sicilia, con sus

falsas «pistas rojas» que son, finalmente, obra de «tramas negras», y de ocultas ramificaciones en los

«servicios». Argentina no tiene un problema regional, pero Italia, como España, sí; Italia, como España,

tienen sus casos Loockhed. España e Italia están en el Mediterráneo y en el Occidente de Europa y

Argentina está en el continente americano, el que desde el reparto de Yalta pertenece hegemónicamente a

un imperio. Aquel que tiene su frontera con el otro en Berlín, con el otro y sus zonas de litigio, una de

ellas en el Mediterráneo.

* "La España de 1977 no es la misma que la de 1939; ha cambiado por obra del pueblo español y de

Franco"

*"Mas que de argentinización, el proceso político español es de italianización”

* "La opinión pública mundial resalta ahora la inteligencia política del Rey y de Suárez" ARMANDO

PUENTE («Panorama» y «Le Point»)

* "España es en Inglaterra la vedette de los temas informativos"

FRANÇOIS PELOU («France Press»)

BUGIALLI:

«UNA CAJA DE RESONANCIAS»

-En los casi cuatro años que llevo en España han cambiado mucho las cosas, yo diría que en sólo un

año se han producido variantes importantes en cuanto a la información se refiere. Todavía con Arias

existía cierto desconcierto, pero desde que llegó Suárez nuestro trabajo es distinto. Antes, ni nosotros ni,

por consiguiente, los lectores de nuestro país pudimos conocer a ningún Ministro español, casi ni nos

podíamos mover a nivel de subsecretario. También en nuestro trabajo teníamos muchas dificultades,

las críticas que hacíamos al país se consideraban siempre malévolas y se producía el secuestro. Ahora

hablamos con todos, nos escuchan, nos informan y las críticas se consideran constructivas. Antes, España

estaba cerrada para todo, pero en los últimos seis meses han aparecido en periódicos europeos más

políticos españoles que en toda la larga etapa anterior. La máxima gloría de España en el exterior fue el

Real Madrid. Los europeos sólo conocían esa embalada deportiva, a la que desvinculaban por completo

de todo poder político; en cambio, ahora recibo montones da cartas de lectores italianos que expresan su

esperanza en la democracia española, aunque no quieren que llegue a los excesos de Italia. La verdad es

que Europa nunca ha rechazado a España; Europa sólo tenía algo contra el Régimen, no contra el pueblo

español, y en estos momentos, a la vista de su proceso político, España es la caja de resonancias mayor de

Europa.

A los lectores italianos les interesa ahora cualquier noticia procedente de España, fundamentalmente las

políticas y económicas; además, a los profesionales no nos da tiempo a Informar de otra cosa. España e

Italia tienen una historia paralela; a nosotros, los primeros pasos españoles hacia la democracia nos hacen

retroceder en nuestra propia historia, por eso quizá estemos más capacitados para comprender los

problemas españoles. A mí, personalmente, me fascina vivir este momento político, y es lo que

esperaba desde mi llegada como corresponsal. Junto a mí, permanecen en España dos periodistas italianos

más de la agencia Ansa y un equipo de la RAI, pero hasta hace menos de una semana había aquí hasta

dieciocho periodistas italianos

* "En los últimos seis meses han aparecido en periódicos europeos más políticos españoles que en toda

la larga etapa anterior"

* " A los lectores italianos les interesa ahora cualquier noticia procedente de España"

 

< Volver