Autor: Massip Izábal, José María. 
   Castiella informa en Nueva York sobre la coyuntura económica española  :   
 "Las nuevas tarifas arancelarias permitirán la incorporación de España a la G. A. T. T.". 
 ABC.    26/03/1960.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

CASTIELLA INFORMA EN NUEVA YORK SOBRE LA COYUNTURA ECONÓMICA ESPAÑOLA

«LAS NUEVAS TARIFAS ARANCELARIAS PERMITIRÁN LA INCOR0M0N DE ESPAÑA A LA G. A. T. T.»

"Espero que en este ano nuestras exportaciones a Estados Unidos alcancen los cíen millones de dólares"

Anunció el]´ministro la próxima llegada a Madrid de una comisión de expertos del Banco Mundial

DILLON, EN NOMBRE DE HERTER, ´DESPIDIÓ A LOS SEÑORES DE CASTIELLA A SU.SALIDA DE WASHINGTON

Nuevo e importante crédito efe/ Exporí ímport Bantc a España

Washington 25. Durante I» brillante recepción que él presidente del Export ímport Bank, Mr. Waugh, ofreció, en honor del ministro español de Asuntos Exteriores en el aristocrático club .«Chevy Chase»,´ aquél anunció al Sr. Castiella que el Export Import Bank ha concedido un nuevo e importante crédito a España, crédito aué se °liará público el próximo lunes.—Efe.

Nueva York 25, (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) "Hoy, ocho meses después del comienzo del pian de estabilización, puede decirse que la estabilidad en los precios, la firmeza del cambio de la peseta´en los mercados internacionales, el equilibrio presupuestario, el continuado superávit en la balanza de pagos, demuestran claramente, entre otros factores, que la • economía española ha entrado en un período de equilibrio", dijo el ministro del Exterior, Sr. Castiella, en el discurso pronunciado este mediodía a los postres del banquete-homenaje que le ofrecieron el Instituto Español 7 la Cámara Hispanoamericana de Comercio de esta capital, en el hotel Biltmore, con asistencia del alcalde de Nueva York, Mr. Robert Wagner,´ y presidentes de ambas instituciones, señores Herod y Rodríguez, y centenares de personalidades del mundo de la cultura, de los negocios, la diplomacia y la- sociedad de la -metrópoli atlántica.

Esta mañana, a la salida de Washington de los señores de Castiella, los embajadores españoles y sus acompañantes*, les despidió en el aeropuerto, representando al secretario de Estado, Mr. Herter, el subsecretario, Douglas Dillon,´ y como a su llegada, el martes pasado se les rindieron honores militares. Anoche, en los salones de la Embajada, el ministro-^correspondiendo a la que se celebró en Andérson House la noche de su llegada a la capital de Estados Unidos—ofreció una cena de gala a los señores de Herter, a la que asistieron unos sesenta invitados.

Con su peculiar estilo oratorio y su excelente inglés—que el- "New York Times" califica esta mañana de "directo, simple y sin punta"—, el Sr. Castiella expuso ampliamente en su discurso el presente momento español, del máximo interés en Estados Unidos:

—Estamos empezando—dijo—el segundo período del plan de estabilización, «n el cual tenemos que asegurar un desarrollo económico equilibrado. Nos damos perfecta cuenta de que el momento económico español, que ha sufrido ya el "shock" de la estabilización, es el más crítico, porque si el Gobierno, cediese fácilmente a las demandas de ´los hombres ,de negocios que buscan, por medio de soluciones simples, consistentes en un criterio inflacionista, el desarrollo artificial de la economía, perderiamos en unas pocas semanas los resultados tangibles obtenidos en ocho meses de esfuerzos y austeridad. Por fortuna, el Gobierno español mantiene firmemente sus posiciones, y está.dispuesto a seguir adelante, desarrollando y activando la .economía sobre bases sólidas y estrictas, con objeto de solucionar sus problemas de estructura.

El Sr. Castiella examinó a continuación los resultados de los tres, primeros meses de 1960 en su proyección sobre las relaciones económicas hispanoamericanas:

—El comercio exterior español-^dijo—na aumentado considerablemente. Mientras

que hace sólo dos meses, todas nuestras importaciones se realizaban por acuerdos .Comerciales bilaterales, con restricción de cuotas y de países de origen, el 50 por 100 de nufestro comercio se encuentra hoy liberalizado. Ello significa cjue los productos liberalizados pueden importarse libremente desde cualquier país de Europa occidental y desde las áreas de la libra esterlina y el dólar. Otro 25 por, 100 se considera "globalízado", esto es; un determinado volumen de mercancías en esta categoría, hasta el límite de su respectiva cuota general, puede ser libremente importado desde Jos mismos países. En otras palabras, linas trejs cuartas partes de las importaciones previstas para España en 1960—de un valor aproximado de 1.000 millones de dólares—entrarán libremente y sin discriminación, procedentes de la,O. E. C. E. y de.las áreas de la esterlina y el dólar, incluyendo, naturalmente, Estados Unidos.

Después de anunciar QUC, tic acuerdo con las ´recomendaciones de la O. E. C. E., el Gobierno presentará en breve a dicha Orgánización una nueva lista que aumentará en un 10 por 100 adicional las importaciones ya liberalizadas y de subrayar la importancia económica de una política tan radical en el comercio exterior, el señor Castiella se refirió a la balanza de pagos: —Me complace informar a ustedes—dijo--que como resultado de nuestros esfuerzos, la balan/a de pagos española se ha mantenido en superávit durante los últimos siete meses. A fin áe febrero, el superávit de conjunto ascendía a 172 millones de dólares; espero que en el mes corriente, el total habrá pasado de los 200 millones.

"Otro aspecto interesante en los planes de mi Gobierno—declaró el orador—es el de nuevas tarifas arancelarias que sustituyan a las anticuas, algunas de las cuales fueron formuladas en 1922. las nuevas tarifas.´quc entrarán en vigor en Jos próximos meses, se establecerán sobre principiws modernos, basados en la nomenclatura (Je Bruselas y en un sistema "ad-valorem". Dichas tarifas darán a los productores españoles, así como a los inversores extranjeros, una idea exacta fiel grado de proteccionismo de la economía española, y facilitarán, por tanto, los cálculos con respecto a los mercados interno y exterior.

Además, las nuevas tarifas permitirán que España se incorpore .a la G. A. T. T., y que´ iniciemos al mismo tiempo negociaciones arancelarias con Estados Unidos, que ha indicado-ya, en principio, su disposición a negociar la revisión de tarifas sobre los principales productos españoles de exportación. Espero que dentro de poco nuestras nuevas tarifas y nuestra incorporación a la G. A; T. T.. nos permitirán negociar con Estados Unidos y obtener tarifas mar bajas para nuestros productos. A este-respecto puedo añadir que nuestra nuevo tipo de cambio y disposiciones complementarias han dado ya un fuerte impulso a nuestras exportaciones ´a Estados Unidos. En 1959, el total alcanzó 79 millones de dólares. Espero que en el presente año llegaremos a los 100 millones.

Después de detallar con toda amplitud las nuevas orientaciones del Gobierno con respecto a las .inversiones de capital extranjero—sabráyan-Io especialmente la exploración petrolífera, parte de la cual se realizará por empresas norteamericanas, hecho que el Sr. Castiella considera ,uno de los más fructíferos campos de la cooperación - hispano - norteamericana—, / el ministro anunció la próxima e inminente visita a España de una Misión técnica del Banco Mundial, y terminó diciendo:

—Por lo que hace al cuadro general de las relaciones económicas españolas con las naciones occidentales, quisiera subrayar la satisfacción de mj Gobierno ante la posibilidad de-que Estados Unidos y Canadá participen plenamente en la nueva organización planeada en la reunión de´ enero de la O. E. C. E., de París, a la cual asistí junto con mi ¡colega el ministro de Comercio. En razón de ios muchos vínculos que nos unen con la gran nación norteamericana, la perspectiva de que Estados Unidos .participe plenamente, con todos sus recursos y poder, en el grupo que formamos veinte naciones europeas, es para nosotros un motivo de eran satisfacción.— José. María MASSIP,

 

< Volver