Autor: Sentís, Carlos. 
   Castiella a llegado a París pata entrevistarse con De Gaulle  :   
 Mañana celebrará su primera conversación con Couve de Murville. El ministro español le impondrá a Pinay la Gran Cruz de Isabel la Católica. 
 ABC.    04/09/1959.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DEPÓSITO LEGAL - M. 13 – 1958

CASTIELLA HA LLEGADO A PARÍS PARA ENTREVISTARSE CON DE GAULLE

MAÑANA CELEBRARA SU PRIMERA CONVERSACIÓN CON COUVE DE MURVILLE

El ministro español impondrá a Pinay la Gran Cruz de Isabel la Católica

París 3. (De nuestro corresponsal, 3or teléfono.) Esta tarde, conforme estaba anunciado, llegó a bordo de un avión inglés el ministro de Asuntos Exteriores español, D. Fernando María Castiella, al eue acompañan el embajador en Washington, conde de Motrico, y los miembros de su séquito Sedó, Pinlés, Martín Gamero; su secretario, Longoria, y el escritor y periodista Torreblanca. El segundo jefe de Protocolo, M. Negre, del Quai d´Orsay, junto con nuestro embajador, conde de Casa Rojas, le esperaban al pie del avión, adelantándose a los otros miembros de la Embajada y destacadas personalidades ´de la colonia española en París. Animoso e infatigable, Castiella ha recibido, tan pronto ha puesto pie en nuestra Embajada, a los corresponsales españoles y algunos otros extranjeros.

"No para .hacerles declaraciones tras´cendentales o grandilocuentes—nos ha dicho él mismo—, pues, en definitiva, operada nuestra incorporación • a los países de la -dirección occidental, e´s y será relativamente normal este género de entrevistas, aunque no revistan la espectacularidad que las circunstancias han dado a las conversaciones de Londres."

Seguidamente Castiella nos. ha hecho a los asistentes un sencillo relato -de sus encuentros con Eisenhower y Herter, ´cuya parte esencial conocen ya nuestros lectores. Se ha referido después a las otras conversaciones con los ´ingleses, que salieron al paso y que no estaban en absoluto previstas cuándo Castiella salió de Madrid. El viaje de Castiella a Londres estaba previsto para un futuro indeterminado, pero la invitación norteamericana lo precipitó. El diálogo con Selwyn Lloyd, imbuido todavía de la atmósfera española que va. a respirar todos los veranos en la Costa Brava, abrió rápidamente cauce a la cordialidad, y Castiella se sorprendió incluso al oír de boca de Selwyn Lloyd que el "premier", Macmillan, también deseaba verle.

. El éxito del viaje • a Londres´—que algunos periódicos de allí intentaron sabotear, anunciando que España iba a pedir una entrada en el O. T. A. N. que nunca se ha solicitado—se está coronando con la actual visita a París, en.la que Castiella repetirá un programa parecido al ,de Londres. El sábado tendrá con el ministro de Asuntos Exteriores, Couve de Murville, un "almuerzo-conversación" en el Quai d´Orsay, y´el mismo día se entrevistará con el presidente de la República.

Por otra parte, mañana por la tarde impondrá las insignias de la Gran Cruz cíe Isabel la Católica a) gxán amigo de España Antoine Pinay, ministro de Hacienda francés, condecorado hace > algunos meses por ´el /Gobierno. español, que había previsto «me la ceremonia de imposición de las insignias se celebraría en nuestra Embajada y en presencia de nuestro embajador, conde de Casa Rojas.´ El paso por París del ministro Castiella ha originado un cambio en este programa, y va a ser el propio ministro español ´quien mañana por la tarde impondrá a Pinay la condecoración , española.

La´última fase´de nuestra charla con Castiella estuvo dedicada a. examinar algunos ´aspectos del viaje europeo de Eisenhower ,y a comentar las cartas cruzadas entre el. presidente americano y el Generalísimo Franco; hasta el momento lo dos únicos documentos oficiales que ha proporcionado tan importante desplazamiento,—Carlos SENTÍS.

 

< Volver