Autor: Tío, Hipólito. 
   El Ministro de Obras Públicas inaugura el primer congreso de comunidades regantes en España  :   
 Actualmente el número de estas entidades pasa de 2500. 
 ABC.    07/06/1964.  Página: 93. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

A B e, v o MINGO 7 DE JUNIO DE 1964, EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 93.

EL MINISTRO DE OBRAS PUBLICAS INAUGURA EL PRIMER CONGRESO DE COMUNIDADES DE REGANTES DE ESPAÑA

Actualmente el número de estas entidades pasa de dos mu quinientas

Valencia 6. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Con una misa del Espíritu Santo, en ¡a parroquia de San Isidro, que ofició el obispo auxiliar de la diócesis, doctor González Moraleja, en la que pronunció una elocuente plática, comenzaron los actos del I Congreso Nacional de Comunidades de Regantes de España. Terminada la misa, se rezo u» responso por don Manuel Cánovas, Jtennano del ministro de Agricultura, fallecido hoy en nuestra ciudad.

A las once, y por vía aérea, procedente de Madrid, llegó a Valencia el ministro de Obras Publicas, don Jorge Vigón, a quien acompañaban el presidente del Comité Español de Riegos y Drenajes, ex ministro don Alfonso Peña; subdirector general de Obras Hidráulicas, don Rodolfo Ruiz, v el ex director general don Florentino Briones.

En el aeropuerto fueron recibidos por el actual director general de Obras Hidráulicas, don Rafael Couchoud; gobernador civil accidental, representante del alcalde y otras autoridades, así como jerarquías de la Confederación Hidrográfica del fúcar y Acequia Real,, los cuales, con el ministro v sus acompañantes, se dirigieron al teatro Principal, donde se celebró la sesión inaugural del I Congreso Nacional de Comunidades de Regantes de España,. acto que presidió el ministro señor Vigón,- a cuya derecha e izquierda se sentare», además de las bersodiencia Territorial, el ae la Acequia Real del Júcar, teniente alcalde representante del Ayuntamiento de la ciudad, secretario del Congreso, general Abriat, delegado del Gobierno de Za Confederación Hidrográfica del Júcar; vicepresidente de Za Diputación y delegado de Hacienda. Y en lugares destacados del estrado, personalidades y representaciones de las Comunidades de Regantes. El teatro estaba ocupado totalmente por centenares de congresistas negados de todas las provincias españolas.

El acto comensó con la intervención del secretario del Congreso, señor Tasso Izquierdo, que expuso el proceso v organisa-ción del Congreso. Luego, el presidente de la Acequia Real del Júcar, señor Gomes Báldoví, expresó su agradecimiento, y el de la entidad que preside, al ministro de Obras Públicas y demás autoridades por la ayuda prestada a los organizadores.

A continuación, el director general de Obras Hidráulicas, don Rafael Couchoud, dirigió la palabra al Congreso, haciendo un acabado estudio del desenvolvimiento agrícola e industrial de España con arreglo a la política hidráulica del Gobierno, y al hablar concretamente del Congreso de Valencia,, lo cffH-Siderf» de gran interés nacional, ya que lo cre-e un estudio exhaustivo hecho por ka Comunidades españolas. Dijo que en el momento actual el número de éstas se eleva o 2.547, y >P*e fa administración y distribución de sus aguas beneficia, a 1.252 millones de hectáreas, en las que hay cerca de 600.000 propietarios de menos de dos hectáreas y media.

El señor Couchoud termino dolido la bien" venida a los congresistas, y agradeció al ministro de Obras Públicas su presencia e» este acto.

A continuación, el ministro pronunció «n discurso, poniendo de manifiesto, entre otras cosas la satisfacción que sentía al presidir ía inauguración de un Congreso cuya celebración él había dentado desde el primer momento can tanto interés- Se refirió faego a la configuración de las Comunidades, y expresó laadmiraeión y estima que le inspira el trabajo y espíritu de los regantes, asi contó la hondura de sus problemas reflejados en los temas y comunicaciones que- han de estudiar Jas distintas mesas de trabajo, deseándoles a todos el mayor éxito.

Terminado su discurso, declaró inaugurado el Congreso en nombre del Jefe del Estado, cerrándose el acto con prolongados aplausos.

A continuación se giró una detenida visita a la exposición del Congreso, instalada en el claustro del palacio de Capitanía. Después, en la Facultad de Derecho, se descubrió una lápida en memoria del eminente jurisconsulto don Antonio Rodrigues de Cepeda, autor de la vigente ley de aguas.

Cerca de las tres de la tarde regresó en avión a Madrid el ministro de Obras Públicas.—Hipólito TÍO.

 

< Volver