Fracaso de la anunciada manifestación en la capital. 
 la Policia dispersó a grupos de jóvenes congregados en las glorietaas de Atocha, Cuatro Caminos y Quevedo     
 
 ABC.    04/11/1970.  Página: 59. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. MIÉRCOLES 4 DE NOVIEMBRE DE 1970. EDICIÓN DE I.A MAÑANA. PAG. 59.

FRACASO LA ANUNCIADA MANIFESTACIÓN EN LA CAPITAL

La Policía dispersó a grupos de jóvenes congregados en las gloríelas de Atocha, Cuatro Caminos y

Quevedo.

Madrid. (De nuestra Redacción). En el transcurso de las ultimas semanas, una gran profusión de

propaganda, firmada en su mayoría por las llamadas "Comisiones obreras" y, en ocasiones, por el "partido

comunista internacional de España", venía convocando a íos obreros y estudiantes madrileños a una

manifestación.

Ante la intensidad de la progamta citada, las fuerzas de orden público adoptaron, desde las primeras horas

de la tarde de ayer y, especialmente a partir de las dieciocho horas, medidas para evitar cualquier conato

de alteración. La presencia de la Policía fue nutrida en la glorieta de Atocha y calles adyacentes.

A las ocho y diez de la noche—la supuesta manifestación había sido convocada para las ocho—fue

cortada y desviada la circulación por las calles confluyentes en la glorieta. En todas ellas grupos de

Policía Armada y gubernativa mantuvieron el orden hasta ]a disolución total de los grupos de jóvenes

congregados en las inmediaciones.

En el paseo de las Delicias, en la calle de Atocha y, más tarde, en Antón Martín, al-gunos de estos grupos

profirieron gritos y emprendieron carreras. Se practicaron unas cuantas detenciones, hasta la posterior

identificación de los sospechosos. En la glorieta de Atocha, los inspectores de Policía solicitaron la

documentación a varias personiSj sin más consecuencias.

A las nueve y media de la noche, la normalidad era absoluta en todo el sector, done´?, no obstante, la

Policía mantuvo su vigilancia hasta cerca de medianoche.

En Canillejas, en la Cruz de los Caídos y sus alrededores, la presencia de la fuerza pública impidió

cualquier incidente y el público circuló normalmente. También en Cuatro Caminos y la glorieta de

Quevedo y en las zonas inmediatas se habían adoptado medidas preventivas.

A mediodía, en la Ciudad Universitaria, pequeños grupos de estudiantes abandonaron las clases e

intentaron iniciar una manifestados]. Al llegar a la calle de la Princesa intervinieron las fuerzas de Policía

Armada y los estudiantes se dispersaron, no sin arrojar antes algunas piedras_. Por la tarde la calma se

había restablecido en el "campus" universitario y las clases transcurrieron con normalidad.

Sobre la.s siete de la tarde, un grupo de jóvenes apedrearon uno de los vehículos de la Policía Armada

estacionados en la glorieta de Quevedo, sin consecuencias. Poco más tarde, otro grupo intentó cortar el

tránsito rodado en las proximidades de la Moncloa. Su intento se vio frustrado por la Policia Armada.

 

< Volver