Tribunales. T.O.P.. 
 Sentencia en el juicio que motivó el procesamiento de un abogado     
 
 Informaciones.    18/02/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Sentencia en el juicio que motivó el procesamiento de un abogado

MADRID, 18, (INFORMACIONES.)

El Tribunal de Orden Público ha dictado sentencia en el juicio seguido a don Santiago Carballo Qui-roga

y don Antonio Pérez Al-dehuela, que fueron acusados por el fiscal de asociación ilí-cita v propaganda

ilegal.

Se declara probado qwe el procesado, señor Carballo, es miembro del partido comunista de España, y

desarrollaba su actividad orgánica preferentemente en el ámbito universitario, pues cursaba estudios en la

Facultad de Ciencias Políticas de Madrid.

Funciona r i o s del Cuerpo General de Policía fueron advertidos por un bedel de que el procesado habla

presidido una asamblea no autorizada en e] aula 10 de dicho centro. E intentaron detenerle.

El señor Carbello se dio a la fuga y pretendió ocultarse en los pinares existentes en la parte posterior de la

Facultad de Filosofía y Letras. Una vez detenido, facilitó como domicilio en Madrid, el de Joaquín costa,

71, comprobándose que se había ausentado de allí hacía varios meses. Dos días después dio su verdadero

domicilio, calle de Sánchez Barcaiztegui, número 7, donde convivía con el otro procesado, señor Pérez

Aldehuela, también miembro del partido comunista.

Se presentaron enesta dirección funcionarios de Policía para efectuar un registro. Retrasó e¡ señor Pérez

Aldehuela la entrada de los agentes y lanzó por la ventana, hacia la calle, ejemplares del «Mundo Obrero»

y «Hora de Madrid», periódicos clandestinos del partido.

El fiscal pidió en el juicio dos años para cada uno de los procesados, por el delito de asociación ilícita, y

otroa dos años y multa de 10.000 pesetas, para el señor Pérez Aldehuela, por propaganda ilegal. Estes

mismas penas son las que impone el Tribunal en su sentencia.

Defendió al señor Carbaíío el abogado don Carlos García Valdés, que en el interrogatorio realizó más de

veinte preguntas sobre supuestos malos tratos, que fueron declaradas impertinentes por el Tribunal. En el

momento del informe, el señor García Valdés pronunció varias frases que motivaron que el presidente del

Tribunal le retirara la palabra, y que dedujera testimonio de las mismas, por si pudieran constituir delito.

El abogado señor García Valdés se encuentra actualmente procesado por el Juzgado de Orden Público, a

causa de las frases pronunciadas. El letrado señor García Valdés piensa recurrir esta sentencia ante el

Tribunal Supremo.

 

< Volver