Policia muerto en Madrid durante una manifestación  :   
 Y otros dos, heridos graves. 
 Informaciones.    02/05/1973.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 24. 

POLICÍA MUERTO EN MADRID DURANTE UNA MANIFESTACIÓN

MADRID, 2. (INFORMACIONES y resumen de agencias.. El subinspector del Cuerpo General de Policía

don Juan Antonio Fernández Gutiérrez, de veintiún años de edad, resultó muerto anoche en Madrid,

apuñalado por un grupo de manifestantes que portaban banderas rojas con la hoy y el martillo y proferían

gritos subversivos. El hecho, en el que también otros dos policías fueron heridos por arma blanca, ocurrió

en la calle del doctor Mata, semiesquina a a calle de Santa Isabel, en las proximidades de Atocha, alrededor

de las ocho de la noche.

OTROS DOS, HERIDOS GRAVES

El policía muerto, que junto con sus compañeros estaba en acto de servicio, fue derribado al suelo y

apuñalado con saña. Recibió varias cuchilladas, alguna de ellas mortal de aecesidad. Trasladado con ur-

gencia, junto con los otros heridos, al Servicio de Cirugía de la Ciudad Sanitaria Francisco Franco, y a

pesar del masaje cardíaco y la traqueoto-mia a que fue sometido inmediatamente, falleció pocos minutos

después. Tenia una herida en el hemitórax izquierdo, a la altura del corazón, con grandes desgarros muscu-

lares y rotura de vasos sanguíneos, que era mortal. E) señor Fernandez Gutiérrez de veintiún años como

decimos, llevaba año y medio en el Cuerpo de Policía; era natural de* León, hijo de minero y cursaba

también segundo curso en la Facultad de Farmacia de Madrid.

También ingresó herido en el mismo centro médico don Bienvenido López García, inspector de tercera, que

fue sometido en el quirófano a tres intervenciones quirúrgicas; había sido herido con arma blanca en la

espalda, en el bajo vientre y en el brazo izquierdo, y don Faustino Pe-nabad Castro, policía armado y

conductor, quien, cuando se encontraba en el interior del coche, fue apuñalado por la espalda.

LOS HECHOS

Poco antes de las ocho de la noche aparecieron en la vía publica de la capital diversos grupos de

manifestantes que portaban armas de hierro, palos y armas blancas, principalmente por las calles de Santa

Isabel, Lope de Vega, Drumen y glorieta de Embajadores. Los servicios encargados del orden público

intervinieron ante los manifestantes, y se registraron agresiones y gran número de detenidos.

Referente al incidente de la calle de Santa Isabel (en zona de Atocha), un grupo de estos manifestantes

atacó a funcionarios del cuerpo General de Policía, causando lesiones graves, de las que falleció poste-

riormente, el subinspector don Juan Antonio Fernandez Gutiérrez.

La manifestación, en la que no participaron, al parecer, mas de un centenar de personas, habla sido

convocada previamente por organizaciones clandestinas, y tenía como centro de cita Antón Martin. La

mayor parte de los manifestantes eran jóvenes.

«ME ESTOT AHOGANDO»

Hacia la una de la madrugada se personaron en la ciudad sanitaria Francisco Franco el Juca de guardia y el

médico forense, quienes iniciaron los trámites del sumario. Antes lo habían hecho el ministro de la

Gobernación y el director general de Seguridad. E3 relato de los hechos fue efectuado ante el juez por los

compañeros del policía asesinado, quienes le brindaron, por otra parte, los primeros auxilios. Don Juan An-

tonio Fernandez recibió una puñalada en el costado; la herida era de unos quince centímetros de largo y de

gran profundidad. El infortunado inspector tomó asiento en el umbral de un portal inmediato y comunicó a

un compañero que acudió en su ayuda: «Me han dado. Me estoy ahogando.»

Inmedíatamente fue introducido en un vehículo para su traslado al centro sanitario. Al parecer, al ingresar

en la ciudad sanitaria Francisco Franco su corazón latía aún débilmente.

Los numerosos funcionarios del Cuerpo General de Policía que continúan afluyendo a] centro sanitario

manifestaron una gran indignación y consideran que el atentado fue preparado y se perpetró con

ensañamiento y crueldad. El ataque fue tan rápido y salvaje que no les dio tiempo a responder.

EL PRESUNTO AUTOR, DETENIDO

Según se asegura, uno de los detenidos por la Policía ha confesado ser el autor de la muerte de] policía.

Finalizadas las primeras declaraciones para la instrucción del sumario, el médico forense, en presencia del

Juez de guardia, procedió a practicar la autopsia al cadáver.

Los padres del Infortunado funcionarlo fuerón inmediatamente avisados de la trágica muerte de su hijo y

han llegado esta mañana a Madrid en un vehículo puesto a su servicio por la Dirección General de

Seguridad.

El subinspector fallecido residía en una pensión de la capital de España.

OTRAS MANIFESTACIONES

Cerca de medio millar de personas se manifestaron por la mañana en la calle de López de Hoyos esquina a

la de Cartagena, gritando frases de matiz subversivo. Intervino la fuerza pública, que practicó mas de una

docena de detenciones.

Los manifestantes portaban diversas pancartas y arrojaron varias botellas de líquido inflamable que

provocaron pequeños incendios en la vía pública, que se extinguieron rápidamente. Por otro lado, una

bandera roja fue colocada en un paso elevado de peatones existente en la carretera de Andalucía.

Sobre las ocho de la tarde, varios centenares de personas se manifestaron en la calle de San Diego, en

Vallecas. Los manifestantes portaban pancartas con textos subversivos y varias banderas rojas. Fueron

lanzadas numerosas octavillas, disolviéndose la manifestación rápidamente. Momentos después hicieron

aparición las fuerzas de orden público.

En el cursó de los Incidentes del día en la capital de España se llevó a cabo un total de 145 detenciones.

La convocatoria pa-A ra los actos subversivos que tuvieron lu- gar en los alrededores ^^^ de la plaza

de Antón Martín había sido realizada con abundante lanzamiento de propaganda, panfletos y

pintadas por parte de la organización ilegal F R. A. P. desde hace varias semanas. El F. R. A. P. (Frente

Revolucionario Antifascista y Patriota) constituye una agrupación de organizaciones ilegales de carater

marxista-leninista, tales como la O. S. O ( Oposición sindical Obrera!, la FUDE (Federación Universitaria

Democrática Española), el partido comunista marxista-leninista, la U. P A. (Unión Popular de Artistas), la U.

P. C. (Unión Popular Campesina), etc.

EN CATALUÑA

Hacia el mediodía de ayer, en Hospitalet de Llobregat se registró una manifestación en la que participaron

varios cientos de personas, que se dirigieron desde el barrio de la Florida al de Pubilla Casas, donde fueron

dispersados por la Policía Municipal, momento en el que los manifestantes lanzaron algunas botellas de

líquido inflamable.

En San Cugat de Valles, por la mañana, también se registró otro intento de manifestación entre un nutrido

grupo de personas, las cuales fueron dispersadas por la Guardia Civil. Previamente los manifestantes se

habían reunido en la Facultad de Teología de los Padres Jesuítas, Se leyó la pastoral de los obispos de la

provincia tarraconense, respecto al 1 de mayo, y al mismo tiempo se informó de la situación laboral de ¡a

empresa Seat de Barcelona.

En Barcelona, hacia las ocho y media de la noche, un grupo formado por tres jóvenes y una mujer lanzaron

un artefacto ante las oficinas de la compañía británica de aviación BEA. situada en el paseo -de Gracia.

Poco después, cuando en la plaza de San Jaime sonaba la última sardana de la tarde, comenzó a oírse

desde lo alto de un edificio de la calle Llibre-tería una cinta magnetofónica con un discurso de carácter

subversivo, que, con un potente altavoz, había sido colocado allí por unos desconocidos. Tras el discurso

pudo oírse la música del himno catalanista «Els segador». Finalmente, al aparato fue retirado por dos

«mozos de escuadra» de la Diputación.

EN VALLADOLID

Varios centenares de jóvenes, encabezados por unos cincuenta obreros, se manifestaron a primera hora de

la tar-de de ayer en la calle de la Esperanza de Valladolid a unos dos ^Kilómetros de! centro de la ciudad.

Según testigos presenciales, los manifestantes permanecieron agrupados durante unos diez minutos

Llevaban banderas rojas, pancarta? y retratos. Después de repartir octavillas, los manifestantes se

dispersaron en varios grupos, antes de que llegara la Policía.

EN VALENCIA

A primeras horas de la noche de ayer se registraron algunos incidentes en esta ciudad En la avenida del

Barón de Cárcer. y en el edificio de la oficina principal del Banco de Santander, un comando arrojó botellas

de liquido inflamable, producien-do daños en el edificio.

Al mismo tiempo, otro grupo e« la estación de ferrocarril de vía estrecha Valencia-Liria también arroló

botellas de liquido inflamable y colocó algunas banderas rolas que fueron retirad a s posteriormente.

Asimismo en la calle de Ramiro de Maeztu fueron arrojadas botellas de liquido inflamable y octavillas.

 

< Volver