Algunos retoques al proyecto de asociaciones políticas     
 
 Informaciones.    14/12/1974.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

ALGUNOS RETOQUES AL PROYECTO DE ASOCIACIONES POLÍTICAS

REDUCCIÓN DEL PORCENTAJE DE ASOCIADOS POR PROVINCIAS

PROBABLE: LOS SEÑORES SILVA Y MONREAL SE APOYARAN EN LAS HERMANDADES

DEL TRABAJO

La ponencia del anteproyecto de Estatuto de asociaciones políticas ha hecho algunos retoques en el

mismo a la vista de las «sugerencias» de los consejeros nacionales. Se sabe que se reduce el porcentaje

mínimo de miembros por provincia, de acuerdo con el número de habitantes, aunque se mantiene la cifra

de veinticinco mil miembros para poder constituir una asociación. También se ha admitido, al parecer, la

«sugerencia de fondo» del señor Herrero Tejedor, fiscal del Supremo, quien ha pedido que no figure en la

cabeza del Estatuto la alusión al Fuero de los Españoles, que establece, como se sabe, que todos los

españoles tienen derecho a asociarse para fines lícitos. De cualquier manera, no ha habido cambios más

sustanciales en el anteproyecto, que será debatido pasado mañana en el Consejo Nacional en sesiones de

mañana y tarde. Se prevén intervenciones de buen número de consejeros.

Entretanto, los diversos centros neurálgicos de la política del país, con conocidas figuras al frente, van

tomando posiciones. Así, los ex ministros señores Silva Muñoz y Monreal Luque están decididos a

formar su propia asociación política, según informa Pyresa, con las Hermandades del Trabajo como base,

y con una dimensión «democrática y laboralista». El señor Cantarero ha indicado en Cataluña que está

dispuesto a bajar a la arena asociativa si no se recorta aún más el Estatuto. Ayer, en un hotel de Madrid,

hubo una «reunión de 19», todos ellos hombres que no hicieron la guerra, partidarios de la democracia y

de la evolución, que expresaron, a título individual, su desencanto por el anteproyecto de Estatuto. En

Barcelona, don Joaquín Ruiz-Giménez, ex ministro, presidente de Justicia y Paz y fundador de

«Cuadernos para el Diálogo», explicaba ante un masivo público las razones por las que no entraba en el

juego de estas asociaciones previstas, aunque subrayó que de hecho las asociaciones políticas, con

nombres y apellidos, están ahí, funcionando como tales.

 

< Volver