Subinspector de policía muerto por un grupo de manifestantes     
 
 Ya.    02/05/1973.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

Un subinspector de Policía, muerto a puñaladas por un grupo de manifestantes

El señor Fernández Gutiérrez, de veintiún años de edad, y otros compañeros suyos fueron brutalmente

atacados en las proximidades de la calle de Atocha • Trasladado urgentemente a la Ciudad Sanitaria

Francisco Franco, falleció a los pocos minutos de su ingreso • Conatos aislados de manifestación en

diversos puntos de Madrid, con lanzamiento de octavillas y "cocteles Molotov" • La Policía ha practicado

más de centenar y medio de detenciones

Don Juan Antonio Fernández Gutiérrez, subinspector de segunda del Cuerpo General de Policía, ha sido

muerto a puñaladas a ultima hora do ayer en la callo del Doctor Mata, aemlesqulna a la de Santa Isabel, en

las proximidades do la calle de Atocha. Cuando, en acto de servicio, acudía con otros compañeros a

desarticular a unos manifestantes que esgrimían banderas rojas, con la hoz y el martillo, el funcionarlo fue

derribado al suelo y apuñalado con saña. Recibió varían cuchilladas, una de ellas mortal por necesidad.

Otros Inspectores sufren heridos de diverso pronóstico.

Los agredidos fueron trasladados con toda urgencia a la Ciudad Sanitaria Provincial Francisco Franco. El

señor Fernández Gutiérrez, de veintiún años de edad y uno y medio en el Cuerpo, natural de León, hijo de

un minero y estudiante de segundo curso de Medicina, fue atendido inmediatamente por el doctor

Framcino, Jefe de guardia del Servicio de Cirugía del mencionado centro hospitalario y por su equipo. Pese

al masaje cardiaco que se hizo sin pérdida de tiempo y a la traqueotomía que se practicó o se inició., don

Juan Antonio Fernández Gutiérrez fallecía a los pocos minutos de su Ingreso. LA cuchillada recibida • en el

hemitórax izquierdo, a la altura del corazón, con grandes desgarros musculares y rotura de vasos

sanguineos, era mortal.

CUATRO HERIDOS

En el mismo centro han ingreso.do don Bienvenido López García, inspector do tercera, que fue objeto en el

quirófano de tres intervenciones, ya que ha sido herido de arma blanca en la espalda, en el bajo vientre y

en el brazo izquierdo, que tiene casi totalmente desgarrado; otros dos Inspectores que sufren lesiones de

rnenor importancia y el conductor, policía armado, don Faustino Penabad Castro, quien, encontrándose en

el interior del coche oficial, fue apuñalado por la espalda. Los Inspectores están adscritos a la Brigada

Regional de Investigación Social de la Jefatura Superior de Policía

de Madrid. Otros funcionarios han sufrido contusiones y magulladuras do pronóstico leve, asi como otras

personas que se encontraban en laa proximidades da los hechos. A raíz del incidente han sido detenidos

unos cien jóvenes, al parecer integrantes de los comandos que pululaban por la zona de Antón Martin con

la consigna de manifestarse. Hemos podido saber que algunos de los mozalbetes implicar dos directamente

en la agresión a loe funcionarios han sido trasladados también a la Dirección General de Seguridad.

El ministro de la Gobernación, don Tomás Garicano Goñi, y el director general de Seguridad, don Eduardo

Blanco Rodríguez, acudieron a la Ciudad Sanitaria Provincial Francisco Franco nada más tener

conocimiento de los hechos para interesarse por el estado de los heridos.

A última hora de la noche se personó en dicho centro sanitario e1 Juez de guardia, titular del Juzgado de

Primera Instancia e Instrucción número 82, quien realizó las diligencias de rigor. Tras la práctica de la

autopsia, es muy probable que el cadaver del infortunado policía sea trasladado a su tierra natal leonesa,

donde recibirá, cristiana sepultura.

COMO SE PRODUJO EL INCIDENTE

Organizaciones izqulerdistas clandestinas habían convocado para ayer tarde, a las ocho, con motivo

del 1 de mayo, a una manifestación que tendría como escenarlo la plaza de Antón Martín y zonas

aledañas. La Policía había montado un dispositivo de Vigilancia y de protección. Minutos antes de la hora

señalada comenzaron a aparecer en diversos puntos de la capital grupos de manifestantes, en especial

por las callea de Santa Isabel. Lope de Vega, Drumen y glorieta de Embajadores, entre otros.

Concre. teniente, en la calle de Santa Isabel en su confluencia con la del Doctor Mata, unos ochenta o

cien manifestantes, que portaban banderas rojas y daban gritos y consignas de corte subversivo,

atrajeron la atención de varios inspectores de Policía, los cuales acudieron con la intención de dispersar-

los los funcionarios cayeron, al parecer, en una emboscada, pues se dio a la fuga el grupo que per-

seguían, apareciendo otro, que los manifestantes suelen denominar "piquete de defensa" y que siempre

va armado. En esta ocasión, esa "piquete de defensa", Integrado por gente muy joven, llevaba barras

de hierro y cuchillos de monte; algunos habian atado, a modo de bayoneta, el cuchillo en una de las

terminales de la barra. Cuando loa policías se encontraban a poca distancia, y sin que en ningún

momento hicieran uso de sus armas, fueron agredidos en la forma y con las fatales consecuencias ya

expuestas.

CONATOS DE MANIFESTACIÓN Y ACTUACIÓN DE COMANDOS

Al mediodía, un grupo numeroso da jóvenes se manifestó en la calle de López de Hoyos, esquina a la de

Cartagena. Fueron arrojados algunos cócteles Molotov contra establecimeinto comerciales y abundante

propaganda. La Policía practicó una docena de detenciones.

Los bomberos tuvieron que acudir a diferentes puntos de la capital para retirar, en total, unas siete u ocho

banderas rojas que habían sido colocadas por manifestantes. Una de las banderas rojas fue colgada en el

paso elevado de peatones existente en la carretera de Andalucía, en las proximidades con el cruce de

Villaverde.

Por la tarde, en la avenida de San Diego se registró otra manifestación, en dirección hacia el Pozo del Tío

Raimundo. Los manifestantes llevaban dos pancartas con textos subversivos. Fueron lanzadas dos

botellas con líquido inflamable y también numerosas octavillas. Antes de retirarse, los grupos cruzaron

varios coches en la calzada. Acudieron fuerzas de la Guardia Civil y de la Policía Armada. También en la

avenida de Palomares y en otros lugares de la capital hicieron acto de presencia grupos de manifestantes.

Anoche, desconocidos rompieron las lunas de algunos bancos y otros establecimientos en la calle de

Hilarión Eslava y en la plaza de San Juan de la Cruz.

Como resumen, podemos decir que. salvo el desgraciado hecho que ha costado la vida a un inspector de

Policía, y que da a la Jornada de ayer un aire trágico, las manifestaciones no han tenido ni la importancia ni

la afluencia de gente que en años pasados. La convocatoria para estos actos subversivos, realizada, con

abundante lanzamiento de propaganda desde hace varias jornadas por el Partido Comunista, las

Comisiones Obreras y el Frente Revolucionarlo Antifascista Patriota (F. R. A. P.), de clara ideología

maoísta y cuyos miembros suelen utilizar navajas o cuchillos y barras de hierro y cadenas, por lo que no se

descarta que los autores de la muerto del inspector de Policía y de las restantes agresiones pertenezcan a

este Frente, como decíamos, la convocatoria apenas ha encontrado audiencia.

El número de detenciones practicadas durante toda la jornada supera el centenar y medio.

 

< Volver