Autor: Valiño, Fernando. 
 Elecciones. La campaña, en su recta final. La sorpresa puede estar en los altos porcentajes de indecisos. Castilla y León. 
 Sigue la confusión y la duda entre los electores     
 
 Informaciones.    08/06/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

CASTILLA Y LEÓN

SIGUE LA CONFUSIÓN Y LA DUDA ENTRE LOS ELECTORES

VALLADOLID, 8 (INFORMACIONES, por F. Valiño). A pesar de que la campaña ha entrado en la

recta final, la confusión y la duda entre el electorado en Castilla y León continúa, y quizá, contra lo que

cabía esperar, a´ medida que se han ido sucediendo los mítines de unos y otros, los ciudadanos se han

sumergido en un mayor caos. «Todos dicen lo mismo», es una de las frases más repetidas por los que

durante estos cuarenta años han militado en las filas de la denominada «mayoría silenciosa».

Es cierto que todos, mas o menos, dicen lo mismo, y que todos, también más o menos, prometen «el oro y

el moro» a cambio del voto, aun a riesgo de comprometer peligrosamente su imagen («Socialismo es

libertad», «Votar comunista es votar democracia», «Si quieres acabar con el desorden, vota A.P.», etc.).

Sin embargo, hay dos partidos - coaliciones —P.S.O.E. y U.C.D.— que se perfilan como los más serios

rivales. A modo de ejemplo, citemos el hecho ocurrido en Salamanca, donde el Partido Socialista Obrero

Español hizo públicos los resultados de una encuesta en la que, según los sondeos, iba por delante de

la Unión de Centro Democrático. Días más tarde, los «centristas» difundieron otros resultados, también

realizados por «una empresa de máxima credibilidad», según los cuales. su ventaja respecto a los

socialistas era brutal. ¿En qué quedamos?

Aparte de los partidos ya citados, se encuentran el P.C.E. y la F.D.C. Los primeros, aunque en aumento

en estos momentos, tienen sus problemas cara a las urnas, pues muchos de los que asisten a sus mítines, el

día 15 votarán al P.S.O.E., y los segundos, salvo en Salamanca, donde cuenten con Gil-Ro-bles, poco

tienen que hacer a la hora del recuento final, al igual que el P.S.P. A la izquierda de éstos, sólo el Frente

Democrático de Izquierdas parece optar a sacar algún diputado, al menos si nos atenemos a la audiencia

que están teniendo sus actos en "Burgos, Salamanca, Palencia, León y Va-lladolid. Como mal menor para

esta coalición, los votos que obtengan no serán ridículos, como los del resto de las opciones que se pre-

sentan como de «los trabajadores». Y de la extrema derecha, nada.

 

< Volver